En directo
    El presidente de Siria Bashar Asad

    Eurodiputado español: la solución en Siria exige "hablar con todas las partes"

    © REUTERS / SANA
    Oriente Medio
    URL corto
    0 41

    MADRID (Sputnik) — El eurodiputado de Izquierda Unida y vicepresidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo (AFET), Javier Couso, se reunió este domingo en Damasco con Bashar Asad, "para analizar la situación del conflicto y las vías para avanzar hacia la paz en Siria", aseguró en una entrevista con Sputnik Nóvosti.

    "Hemos quedado satisfechos con este encuentro porque por lo menos se ha abierto el debate: queríamos llamar la atención sobre que, para lograr una paz justa, dentro del derecho internacional y de la soberanía, se tiene que hablar con todas las partes", explicó Couso.

    El eurodiputado señala que querían "abrir esa vía" y querían "escuchar la versión de los hechos" de Asad.

    "Queríamos saber cómo ven ellos que se puede solucionar la guerra, qué propuestas hacen y hemos quedado muy satisfechos porque han respondido a todos los temas", asegura el político español, que añade que ahora harán "una valoración y se la trasladarán a la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y al Parlamento".

    Couso asegura que "no entienden la labor de la Unión Europea y de la Alta Representante, e incluso del Parlamento, de que se nieguen a tener relaciones con su contraparte".

    Bashar Asad, presidente de Siria
    © Sputnik / Press-service of Syrian President Bashar al-Assad
    "Guste o no, el Gobierno sirio sigue teniendo presencia en la ONU y es el Gobierno legítimo de Siria, y además tiene territorio, tiene población y tiene fuerza militar: para acabar con un conflicto tienes que hablar con todas las partes, como ocurrió en Colombia con las FARC", insiste.

    "Siempre pongo el ejemplo de Colombia: si no se habla con las dos partes implicadas no hay paz; todos han cometido delitos, pero la forma de solucionarlo es en una mesa de la verdad e implementando justicia y reconocimiento, así es como se ha hecho en otros lugares y ha funcionado", recuerda el vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

    El eurodiputado considera que por parte de Estados Unidos y la Unión Europea había "muchas líneas rojas para que no estuvieran unos y otros en las negociaciones" pero "la realidad ha tirado este precepto por la borda, e incluso hay determinados líderes que lo están reconociendo", señala.

    Couso viajó a Siria acompañado de las eurodiputadas Tatjana Zdanoka, de Letonia y el grupo europarlamentario Green/EFA, y Yana Toom, de Estonia y del grupo de liberales ALDE.

    "No queremos pasar por encima del rol del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, solo estamos intentando abrir una puerta", apunta el eurodiputado español, que reconoce sentirse "muy satisfecho" y "esperanzado con los resultados".

    "Seguiremos trabajando en estas vías para abrir el diálogo", concluye.

    El político señala que el mandatario sirio "manifestó su voluntad de hablar de todos los temas con Europa y realizar varios cambios".

    En concreto, Couso asegura que Asad apuntó que están dispuestos a "tocar la Constitución, realizar la reconciliación y dar oportunidad política a la oposición no terrorista".

    Entre las cuestiones más destacadas se encuentra también la disposición a realizar "elecciones a todos los niveles, también presidenciales", afirmó Couso.

    "La condición es que el futuro presidente lo elijan los sirios y sirias, no que lo decidan los grandes medios de comunicación o los países extranjeros, como es lógico: ésas son las líneas y deberían ser exploradas", apuntó el eurodiputado.

    En esta vía, el político reconoce que la Unión Europea "puede jugar un buen papel", especialmente hablando con sus socios para evitar que continúe la injerencia.

    "Siria no puede acabar como Irak, en un Estado fallido"

    "Creo que debemos de aprender las lecciones de Irak y Libia para que no pase lo mismo en Siria, que no sea un Estado fallido y evitar que las minorías religiosas sean perseguidas y aplastadas", explica.

    El eurodiputado recuerda que "Siria siempre ha jugado un papel de equilibrio" en esta zona del mundo y que "los antecedentes de Libia e Irak demuestran que la solución nunca puede ser el seguir alimentando a grupos armados, que provocan más destrucción y dolor".

    Cualquier intento de derrocamiento del Gobierno sirio "ya sea por la vía militar o por la vía terrorista", ha añadido, "provocará una situación de violencia sectaria similar a la que se vive en Irak, donde las minorías étnicas y religiosas son perseguidas y aplastadas", insistió.

    Dentro de ese papel de equilibrio, "está el estatus de Siria como Estado secular", por lo que Couso y las otras dos eurodiputadas que también viajaron a Siria se reunieron con varios líderes religiosos, como el patriarca ortodoxo de Siria, Ignacio Aphrem II Karim, con quien trataron la situación de los cristianos coptos.

    "Nos dijo que le gustaría que en Europa no se preocuparan tanto por los cristianos, sino que se preocupen por todos los sirios, porque precisamente el Estado secular sirio ha permitido siempre una convivencia entre los cristianos, los musulmanes y los alauitas".

    Por último, el gran muftí, Ahmad Bader al Din Hassoun, les transmitió la necesidad de que Europa "también recuperara el diálogo religioso con Siria previo incluso al inicio del conflicto".

    Durante su estancia también tuvo la ocasión de entrevistarse en Beirut con representantes de la rama política de Hizbolá y del Partido Comunista de Líbano.

    Todas las reuniones que mantuvo Couso recibieron fuertes críticas.

    "Críticas siempre hay, pero cuando he hablado de otros temas en el Parlamento Europeo he recibido críticas mayores e incluso amenazas de muerte, sabemos que la labor de mediación es siempre difícil y que las personas que intentan dar estos pasos son criticadas: pasó en España en el conflicto vasco con ETA, ha pasado en Colombia y pasó en muchos otros países", aseguró el político que, sin embargo, reconoció que es "una oportunidad para la paz" y la paz "solo se logra hablando entre unos y otros".

    "Con este primer paso estamos consiguiendo abrir el debate y eso es el principio para empezar a poner sobre la mesa esta cuestión", concluye el político.

    "El Gobierno de Siria no está perdiendo la guerra. Al día de hoy, la guerra no la va perdiendo el Gobierno: con la intervención de sus aliados, entre ellos gracias a la aviación rusa, parece que es al contrario, tiene la mayoría del terreno, es un actor fundamental", explica Couso.

    Los eurodiputado se entrevistaron con Asad, "para analizar la situación del conflicto y las vías para avanzar hacia la paz en Siria", declaró.

    Durante la reunión "no se habló específicamente de Rusia", según reconoce Couso, aunque "sí se habló de que ellos tienen derecho a pedir ayuda a sus aliados".

    "En el caso de Rusia fue a petición de un Gobierno y refrendado por un Parlamento, por lo que cumple la legalidad internacional", dice el político.

    No obstante, el eurodiputado señala que el objetivo de su misión "no era fiscalizar", dado que eso será "en el período de negociaciones".

    "A nosotros nos correspondía abrir vías de diálogo, y es lo que seguiremos haciendo", concluyó el responsable de Izquierda Unida.

    Además:

    Eurodiputada: el pueblo sirio no debe sufrir por las sanciones
    Conflicto en Siria: De Mistura solicita consultas en la ONU con participación de Rusia
    Asad se reúne con los eurodiputados
    Etiquetas:
    Gobierno de Siria, IU, Javier Couso, Bashar Asad, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik