En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    4011
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llamó a las autoridades de Irán a dejar de aplicar la pena capital tras la reciente ejecución del periodista iraní Ruhollah Zam.

    "Llamo a las autoridades iraníes a que detengan de inmediato su alarmante y creciente uso de la pena de muerte y los vagos cargos relacionados con la seguridad nacional para reprimir las voces independientes y la disidencia en Irán", dijo Bachelet en un comunicado.

    Agregó que muchos activistas y manifestantes en Irán fueron condenados a largas penas de prisión o condenados a muerte por ejercer sus derechos fundamentales en unos juicios que no cumplieron con las normas internacionales sobre el debido proceso.

    Todo esto "constituye graves violaciones de las obligaciones de Irán en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, incluido el derecho a la libertad de opinión y expresión y el derecho a la vida", añade la nota.

    Subraya que "la violación de las garantías de un juicio justo en los procesos que dan lugar a la imposición de la pena de muerte haría que la sentencia fuera arbitraria".

    "Pido al Gobierno que libere de inmediato a todos los detenidos arbitrariamente por ejercer sus derechos humanos", declaró la alta comisionada de la ONU.

    Según Bachelet, la sentencia de muerte y la ejecución de Ruhollah Zam "son emblemáticos de un patrón de confesiones forzadas obtenidas bajo tortura y transmitidas por los medios estatales que se utilizan como base para condenar a personas".

    Precisó que también existían serias preocupaciones de que la aprehensión de Zam fuera del territorio de Irán podría equivaler a un secuestro y de que su posterior traslado a Irán para ser juzgado pudiera no haber respetado las garantías del debido proceso.

    "Condeno y me opongo al uso de la pena de muerte como una medida política en todas las circunstancias y en todos los casos. Es simplemente irreconciliable con la dignidad humana, con demasiada frecuencia es arbitraria en su aplicación y los errores nunca se pueden corregir", puntualizó.

    Zam, jefe del portal informativo Amad News, fue condenado por "actividades contrarrevolucionarias", la supuesta conexión con los disturbios que habían ocurrido en Irán entre diciembre de 2017 y enero de 2018 y los presuntos contactos con servicios secretos extranjeros.

    Fue detenido en octubre de 2019, aunque hasta el momento se desconoce cómo y dónde exactamente fue aprehendido, pues según algunos medios vivía en exilio en París.

    Etiquetas:
    ejecución, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook