En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1110
    Síguenos en

    TEL AVIV (Sputnik) — Miles de manifestantes protestaron frente a la residencia del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en las intersecciones, puentes y plazas del país, como viene sucediendo desde hace seis meses, y afirmaron que el mandatario pone en riesgo a Israel.

    "Se ha convertido en un peligro para la seguridad de Israel. Aprobar la venta de submarinos avanzados a Egipto mientras el comandante de la Marina, el jefe del Estado Mayor y ministro de Defensa lo ignoraban, constituye un serio golpe a la seguridad del Estado de Israel", dijo en la manifestación de Jerusalén el exdirector del Shin Bet y comandante naval Ami Ayalón, según recogió el diario Haaretz.

    "Está quebrando la sociedad israelí, pero estamos aquí para decirle: "tome el asiento de la acusación y luche para probar su inocencia", agregó Ayalón.

    Este 29 de noviembre varios miles de personas se reunieron frente a la residencia de Netanyahu en Jerusalén, mientras otras protestas tenían lugar en Tel Aviv, Cesárea, Holon, y en ciudades árabes como Taibeh, Umm al Fahm y Kfar Yasif, llamando al primer ministro a dimitir por los casos pendientes de corrupción y falta de transparencia en el gobierno.

    Los grupos Movimiento de las Banderas Negras, Investigación Ahora y el Movimiento por la Calidad del Gobierno pidieron el establecimiento de una comisión de investigación del llamado "asunto de los submarinos", el conocido como Caso 3000 en los tribunales, en el que pende una acusación de corrupción contra varios asociados cercanos del primer ministro por la compra irregular de cinco submarinos alemanes.

    El ministro de Defensa y primer ministro alterno, Benny Gantz, estableció la semana pasada una comisión para llevar a cabo esta investigación, sin embargo, los manifestantes la consideran simbólica.

    Etiquetas:
    Benjamín Netanyahu, submarinos, corrupción, manifestación, protestas, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook