En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    El alto el fuego en Nagorno Karabaj (118)
    0 80
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las fuerzas de mantenimiento de la paz rusas controlan completamente el territorio de Nagorno Karabaj, declaró el ministro de Defensa de Rusia, general de Ejército Serguéi Shoigú.

    "El territorio de Nagorno Karabaj está bajo el control total del contingente de mantenimiento de la paz ruso", igual que el corredor de Lachín, dijo el ministro en una reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin, sobre la situación en la zona de conflicto.

    El titular de Defensa dio por completado el despliegue de las fuerzas de mantenimiento de la paz rusas en la región, e indicó que el personal militar ya comenzó a realizar sus tareas.

    Precisó que en total se realizaron 250 vuelos para transportar a 1.960 militares y 552 medios técnicos a Nagorno Karabaj, donde también se desplegaron 23 puestos de observación.

    Desde el pasado 14 de noviembre, 4.436 refugiados regresaron a Stepanakert, capital de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj —indicó Shoigú— y desde el 17 de noviembre comenzó la circulación segura del transporte civil.

    "El Estado Mayor desarrolló y estableció unos canales de comunicación directos con las autoridades castrenses de Azerbaiyán y Armenia", añadió el ministro.

    También están finalizando las consultas de Rusia y Turquía sobre la ubicación y las tareas del centro conjunto ruso-turco para el control del alto el fuego en Karabaj, puntualizó el general.

    Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, calificó de eficaz el control que ejercen los militares rusos sobre el armisticio en Nagorno Karabaj.

    "Nuestros militares ejercen un control eficaz del cese de las hostilidades, la situación se ha estabilizado", dijo el mandatario en una reunión celebrada este 20 de noviembre y dedicada a la misión de paz rusa en Karabaj.

    Putin relató que los militares rusos acompañan a los refugiados, reparan viviendas y caminos, levantan minas y garantizan la seguridad de los convoyes humanitarios.

    "También quiero elogiar la labor bien coordinada de los pacificadores rusos en Nagorno Karabaj… El desminado que realizaron permitió garantizar una comunicación estable en la región y desplegar las tropas de paz que detuvieron el derramamiento de sangre evitando nuevas víctimas", indicó el presidente.

    Relató que mantiene contacto permanente con los colegas en Armenia y Azerbaiyán.

    "Estoy en contacto permanente con mis colegas en Armenia y Azerbaiyán, y acordamos que próximamente una delegación interdepartamental rusa visitará los dos países", refirió Putin.

    Explicó que la delegación tendrá como objetivo examinar los aspectos más importantes del cumplimiento de la declaración tripartita de los líderes de Rusia, Armenia y Azerbaiyán sobre el cese de las hostilidades.

    "Espero que las consultas sobre Nagorno Karabaj ayuden a avanzar en la solución del conflicto armenio-azerí", dijo el mandatario ruso al explicar que la solución del conflicto importa a Rusia desde el punto de vista de su seguridad nacional.

    "En Rusia viven millones de armenios y azerbaiyanos, nos unen lazos seculares, y la resolución del conflicto es muy importante para Rusia desde el punto de vista político, desde el punto de vista de su seguridad nacional", remarcó el presidente.

    Putin comentó que todos los esfuerzos humanitarios que aplica Rusia deben ser en bien de los pueblos armenio y azerbaiyano.

    "Todos los esfuerzos humanitarios y toda la ayuda que brinda Rusia deben ir en bien de los pueblos de Armenia y Azerbaiyán, y en Rusia compartimos el dolor de los que han sufrido la desgracia de la guerra", dijo el presidente ruso en la reunión dedicada a la misión de paz rusa en Nagorno Karabaj.

    Asimismo, Putin llamó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos internacionales a seguir el ejemplo de trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Nagorno Karabaj.

    Las fuerzas de paz rusas y el CICR promovieron el canje de presos y cuerpos de militares caídos, así como la búsqueda de desaparecidos en Nagorno Karabaj.

    "Considero importante que los representantes de otras organizaciones internacionales, como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, la Organización Mundial de la Salud, el Programa Mundial de Alimentos y el Servicio de la ONU de Actividades Relativas a las Minas, sigan este ejemplo", declaró Putin en una reunión sobre la misión de paz rusa en Nagorno Karabaj.

    Destacó que los soldados de paz rusos ayudaron a crear la base para la movilización de asistencia internacional y unas condiciones seguras para los empleados de organizaciones humanitarias.

    El presidente ruso propuso implicar también a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en la protección de monumentos y santuarios, tanto armenios como azerbaiyanos, así como al Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) para ayudar a los niños y adolescentes afectados por el conflicto en Karabaj.

    Putin señaló que el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, prometió asegurar el libre acceso a los monumentos y santuarios en Nagorno Karabaj tanto para los azerbaiyanos como para los armenios.

    "Todos nuestros esfuerzos humanitarios y la participación activa de las organizaciones internacionales competentes ayudarán a alcanzar una solución política segura y duradera al problema de Nagorno Karabaj", puntualizó.

    Ayuda a los refugiados armenios y azerbaiyanos

    En total 90.000 refugiados armenios de Nagorno Karabaj y otros 45.000 azerbaiyanos necesitan asistencia, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una reunión sobre la misión de paz rusa en esa zona del Cáucaso Sur.

    "Es importante que a nivel del [Alto] Comisionado [de las Naciones Unidas] para los Refugiados se elaboren unas estadísticas creíbles sobre las personas que necesitan ayuda (...) Se trata de unas 90.000 personas que se fueron a Armenia y unos 45.000 azerbaiyanos que abandonaron las áreas limítrofes con Nagorno Karabaj en medio de los combates", indicó Lavrov.

    El jefe de la diplomacia rusa sostuvo que las agencias de la ONU deben ofrecer más ayuda en relación con Nagorno Karabaj.

    "Llamamos a nuestros socios, los copresidentes —Estados Unidos y Francia— y otros miembros del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Seguridad de la ONU a alentar un trabajo activo de las organizaciones internacionales", dijo Lavrov al presidente ruso, Vladímir Putin.

    También aseguró que Moscú mantiene un estrecho contacto con Francia y Estados Unidos, países que junto con Rusia copresiden el Grupo de Minsk de la OSCE.

    "Les proporcionamos toda la información que confirma que los acuerdos del 9 de noviembre están en conformidad con los principios acordados en los últimos años por los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE y que cuentan con un gran apoyo en el mundo", afirmó el jefe de la diplomacia rusa.

    No obstante, lamentó los intentos de "frenar la ejecución de la declaración de los líderes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia del 9 de noviembre e impedir que esta se cumpla plenamente", al tiempo que resaltó que "todos tienen que reconocer que se está implementando con éxito".

    "También se intenta cambiar el carácter de la operación de paz, de forma oculta", apuntó Lavrov.

    Las hostilidades en Nagorno Karabaj, que volvieron a estallar a fines de septiembre pasado y provocaron miles de muertos durante un mes y medio de combates, cesaron el 10 de noviembre gracias a una declaración acordada por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

    Por acuerdo entre las partes, Rusia envió sus fuerzas de paz a la zona del conflicto, para un período de cinco años en principio. El despliegue de este contingente se lleva a cabo paralelamente a la retirada gradual de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer (Kalbajar) y Lachín, ocupados durante la guerra de 1992-1994.

    Los militares rusos ejercerán el control de la línea divisoria entre las fuerzas armenias y azeríes, así como del corredor de Lachín que conecta a Nagorno Karabaj con Armenia. Por su parte, Armenia deberá garantizar el transporte entre la república autónoma de Najicheván, el exclave azerbaiyano que se encuentra entre su territorio, Irán y Turquía, y las zonas del oeste de Azerbaiyán.

    Tema:
    El alto el fuego en Nagorno Karabaj (118)
    Etiquetas:
    Azerbaiyán, Armenia, control, Rusia, Nagorno Karabaj
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook