En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    EREVÁN (Sputnik) — El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, declaró que no planea dimitir, pese a la exigencia de la oposición, ya que su objetivo consiste en garantizar la seguridad del país.

    "Mi agenda incluye solo garantizar la estabilidad y la seguridad de Armenia. No hay otro tema en mi agenda", dijo el jefe del Gobierno armenio.

    Durante la rueda de prensa celebrada en línea, Pashinián advirtió que en varias etapas de las hostilidades recibió propuestas de entregar a Azerbaiyán las áreas alrededor de Nagorno Karabaj.

    "No había documentos. Existía la misma lógica que antes del comienzo de la guerra: la transferencia de ciertos territorios a Azerbaiyán, incluida Shusha", dijo el funcionario, agregando que esas mismas propuestas existieron antes de la escalada.

    Según el jefe del Gabinete, la parte armenia se vio obligada a retrasar la aprobación de esas condiciones, y reconoció que "era posible prevenir la guerra, entregando esas áreas", pero Ereván decidió optar por la variante bélica.

    Al mismo tiempo, el primer ministro aseguró que su país estaba listo para la guerra con Azerbaiyán, y justificó los fracasos con la participación de mercenarios y de Turquía en la contienda.

    "El Gobierno de Armenia debe participar en las negociaciones. Pero ahora se está formando una nueva agenda de negociación", subrayó el jefe del Gobierno.

    Además, Pashinián afirmó que la autoproclamada república de Nagorno Karabaj (RNK) mantendrá su Ejército.

    "El Ejército de Defensa [de la RNK] tendrá el mismo estatus que ahora", aseguró Pashinián durante una rueda de prensa telemática.

    Hace unos días, Pashinián estimó entre 20.000 y 30.000 el número de militares armenios habrían quedado cercados, si las hostilidades en la zona de conflicto hubieran continuado.

    "Buena parte de estos 20.000 o 35.000 efectivos de que hablo, forman parte del Ejército de Defensa, y eso significa que sigue y seguirá existiendo. Debe desarrollarse, fortalecerse y erigirse en garante de la soberanía de Artsaj [nombre armenio de Nagorno Karabaj]", declaró Pashinián este 16 de noviembre.

    Por su parte, el presidente de Armenia, Armén Sarkisián, llamó a sus compatriotas a la contención en medio de las tensiones en el país a causa del conflicto en Nagorno Karabaj.

    "Estos días todos nosotros vivimos una preocupación y el dolor, algunos en voz alta, otros sin decir nada, algunos públicamente, otros dentro de su alma; pero todos nosotros tenemos el mismo dolor: la Patria; llamo a ser prudentes, mantener la contención y cautela; hoy por la tarde haré un discurso", destaca el mensaje de Sarkisián publicado en su web.

    Los últimos días Ereván es escenario de protestas promovidas por la oposición cuyas participantes exigen la destitución del primer ministro, Nikol Pashinián, por la firma del acuerdo sobre el cese del fuego en Nagorno Karabaj.

    El 9 de noviembre el primer ministro de Armenia y los presidentes de Azerbaiyán y Rusia, Ilham Aliyev y Vladímir Putin, emitieron una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj a partir del 10 de noviembre.

    En el marco del acuerdo, Rusia ya procedió al envío de fuerzas de paz —1.960 militares, 90 transportes blindados y 380 medios técnicos— que se desplegarán en la línea de separación entre las partes beligerantes y a lo largo del llamado corredor de Lachín, que conecta Nagorno Karabaj con Armenia.

    Los bandos del conflicto deben permanecer en sus posiciones actuales, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los caídos.

    Según la declaración, las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj se emplazarán por cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes notifique la intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

    Pashinián reconoció que le costó mucho aceptar el nuevo acuerdo del cese del fuego. Aliyev a su vez calificó la firma de este documento como una capitulación de Armenia y dijo que —concluida la etapa militar— se puede empezar a debatir las cuestiones políticas.

    Etiquetas:
    Nagorno Karabaj, protestas, Armenia, Nikol Pashinián
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook