07:49 GMT29 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La comunidad internacional debe ayudar al Líbano a evitar la posible crisis alimentaria que podría comenzar en el país por la explosión que sacudió Beirut el 4 de agosto, declaró Michael Fakhri, relator especial sobre el derecho a la alimentación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos (Acnudh).

    Según el relator, el sistema alimentario libanés siempre ha sido frágil, ya que el 85% de sus alimentos es importado. Señaló que la situación empeoró tras la explosión en el puerto de Beirut, donde se almacenaba alrededor del 70% de las importaciones totales del país.

    "La explosión destruyó la principal fuente de alimentos del país y ha llevado al Líbano al borde de una crisis alimentaria (...) Es urgente que la comunidad internacional dé un paso ahora y utilice las instituciones multilaterales para ayudar a reconstruir los sistemas alimentarios y agrícolas del Líbano", dijo Fakhri, citado por Acnudh en su página web.

    Además pidió al Programa Mundial de Alimentos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola que ayuden a los ciudadanos del Líbano.

    "La solución a largo plazo para el sistema alimentario del Líbano debe basarse en los derechos humanos", indicó.

    Según el relator, se trata del aumento de la producción agrícola nacional de una manera que "mejore los derechos de los campesinos y trabajadores rurales, la conexión de los productores de alimentos locales con los mercados locales y regionales, aumentando la biodiversidad y satisfaciendo las necesidades culturales y nutricionales locales".

    Fakhri instó también al Gobierno del país a "respetar, proteger y cumplir el derecho de las personas a la alimentación".

    "Una crisis alimentaria de este grado siempre es causada por un fracaso político nacional e internacional sistémicos, y este es definitivamente el caso del Líbano", concluyó.

    La desastrosa explosión en el puerto de Beirut sucedida el 4 de agosto costó la vida a más de 170 personas.

    Según las autoridades libanesas, la explosión fue causada por 2.750 toneladas de nitrato de amonio confiscadas por los servicios de aduanas del país en 2014 y almacenadas en el puerto de Beirut.

    Tras la explosión en Beirut estallaron protestas antigubernamentales y como resultado, el Gabinete del primer ministro, Hasán Diab, presentó la dimisión. 

    Etiquetas:
    ONU, Líbano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook