En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 04
    Síguenos en

    ANKARA (Sputnik) — Turquía siguió produciendo componentes para los cazas estadounidenses F-35 después de que Estados Unidos eliminara a Ankara del programa, declaró el ministro de Defensa, Hulusi Akar.

    "Turquía, pese a la pandemia y el hecho de que nuestro país fue excluido injustamente del programa de fabricación del F-35, continuó produciendo componentes críticos para estos aviones. El presidente de EEUU, Donald Trump, aceptó que Turquía es un socio en el programa", dijo Akar.

    Según el ministro, la exclusión de Turquía del programa F-35 "creó riesgos relacionados con la producción de los componentes críticos, el calendario de la producción y su coste".

    "Turquía no solo es un cliente, sino también un socio del programa. La seguridad de la tecnología F-35 es importante tanto para Estados Unidos como para Turquía, por lo que estamos dispuestos a resolver cualquier preocupación de EEUU sobre la compatibilidad técnica entre los S-400 y los F-35", señaló Akar.

    El titular hizo estas declaraciones en una conferencia organizada por la ONG Organización del Patrimonio Turco en Washington y transmitida en la cuenta de Twitter del Ministerio de Defensa turco.

    El Pentágono informó antes que EEUU compraría los cazas F-35 destinados a Turquía después de que el programa de cooperación para la fabricación de los aviones fuera cancelado debido a que Ankara había adquirido los sistemas rusos de defensa aérea S-400.

    EEUU y Turquía, un aliado de la OTAN, han estado en desacuerdo por la compra por parte del Gobierno turco de los S-400.

    Desde 2018, EEUU ha presentado una serie de proyectos de ley diseñados para presionar al Gobierno turco para que cancelara la compra, incluida la eliminación de Turquía de la cadena de suministro de aviones de combate F-35, a pesar de los costos adicionales para el programa y los contribuyentes estadounidenses.

    EEUU propuso comprar los S-400 a Ankara en un intento por romper el punto muerto sobre las armas, que según Washington son incompatibles con los estándares de seguridad de la OTAN y podrían comprometer las operaciones de los nuevos aviones de combate F-35 de quinta generación.

    El mes pasado, Rusia y Turquía acordaron, en principio, el segundo envío de los sistemas S-400, según el jefe de la secretaría de la industria de defensa turca, Ismail Demir. El primer envío se entregó a Turquía en 2019.

    Etiquetas:
    S-400 Triumf, Rusia, F-35, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook