En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1782
    Síguenos en

    China es y seguirá siendo un socio político y económico fiable para los países árabes. El mundo árabe apoya a China en lo que respecta a la pandemia, los uigures en Sinkiang y Hong Kong y no tiene intención de participar en la campaña anti-Pekín de Occidente.

    A esta conclusión llegaron los participantes de la novena reunión ministerial del Foro de Cooperación Chino-Árabe.  

    La asociación estratégica entre China y los países árabes se estableció en 2018, en la reunión ministerial anterior. La edición de este año mostró que, desde entonces, las partes han podido reforzar la coordinación estratégica. 

    Esto también aplica para la actual lucha conjunta contra la pandemia, para la ejecución de grandes proyectos económicos y para el apoyo mutuo en cuestiones políticas, en particular la situación en Oriente Medio. Todo esto, según el Ministro de Relaciones Exteriores de China, ha profundizado la asociación estratégica chino-árabe entre los 21 países miembros de la Liga de Estados Árabes y su secretario general.

    Los acuerdos alcanzados en la reunión abren nuevas oportunidades para el desarrollo de las relaciones chino-árabes en diversas áreas, declaró Zhou Rong, politólogo de la Universidad Popular de China, en una entrevista con Sputnik. 

    Apoyo cultural y geopolítico

    "Esta fue una de las reuniones que enlaza los corazones de los gobiernos, los corazones de los profesionales médicos en China y el mundo árabe. La cooperación entre las partes será aún más beneficiosa para ambas en el futuro, ya que abarcará proyectos conjuntos en diversos ámbitos. Creo que las relaciones políticas entre China y los países árabes mejorarán constantemente y los resultados de la cooperación económica, cultural, científica y tecnológica serán impresionantes", aseguró el experto.

    Aunque los países árabes son actualmente la mayor fuente de importaciones de crudo de China, también existe cooperación entre Pekín y el mundo árabe en materia de energía limpia. Los sueños de exploración espacial en muchos países árabes están apoyados por la tecnología china y la población de los países árabes también está mostrando un gran interés en aprender chino, agregó Zhou. 

    Durante la pandemia, el comercio y la cooperación económica chino-árabe no se ha interrumpido. Recientemente, músicos de China y Egipto dieron un concierto sinfónico conjunto de 5G en vivo que fue una especie de símbolo de acercamiento entre los dos países. En la actualidad, China y el mundo árabe se distinguen no solo por el apoyo político y económico mutuo y la interacción cultural. La pandemia ha mostrado claramente al mundo árabe quién es su más valioso amigo. 

    China, por su parte, también ha encontrado un fuerte apoyo del mundo árabe en cuestiones que afectan a sus intereses fundamentales. Los participantes árabes de la reunión apoyaron a China en la protección de su soberanía e integridad territorial. También apoyaron su posición sobre Hong Kong, Sinkiang y se opusieron a la interferencia de cualquiera en los asuntos internos de China

    Confrontación con Occidente

    El foro se celebró en las condiciones de un duro enfrentamiento entre Occidente y China, mientras que los debates demostraron que los países árabes no se están involucrando en este enfrentamiento. Además, según el politólogo egipcio Muhammed Mazen, experto en relaciones chino-árabes, la cooperación entre las partes solo se está fortaleciendo.

    "Las relaciones chino-árabes están enraizadas en las profundidades de la historia. Siguen evolucionando bajo diferentes condiciones y circunstancias y están demostrando su fuerza hoy en día. Las perspectivas de estas relaciones siguen siendo muy buenas. Incluso durante el desarrollo de la pandemia, los países árabes, a diferencia de, digamos, Occidente, no trataron de culpar a China de todos los problemas. Por el contrario, han ofrecido asistencia y cooperación", destacó Mazen. 

    China hizo lo mismo cuando la propagación del virus en los países árabes alcanzó su punto máximo. Esto dice mucho sobre el apoyo mutuo de las partes, tanto en cuestiones políticas y económicas como las humanitarias. Por lo tanto, incluso en los últimos meses se ha podido ver lo estrechas que han llegado a ser las relaciones de China con los países árabes hasta la fecha, agregó.

    En cuanto al proyecto de la Ruta de la Seda, su ejecución no se ha visto afectada por la propagación de la pandemia y los países árabes, en primer lugar Egipto, siguen participando en ella. También siguen desarrollándose con éxito otros proyectos comerciales de empresas chinas en Egipto.

    A pesar de la creciente confrontación entre China y Occidente, se ha abierto una nueva página en las relaciones chino-árabes; las partes están estableciendo activamente vínculos en esferas tan fundamentalmente nuevas para la cooperación conjunta como la energía, el espacio y las tecnologías innovadoras.

    Un enfoque pragmático

    Los árabes están construyendo de manera pragmática lazos comerciales con China, protegiéndolos de las contradicciones políticas, opinó  María Pajómova, experta del Centro de Estudios Árabes del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias, en entrevista con Sputnik. 

    "El mundo árabe se comporta de forma razonable en los temas de confrontación entre Occidente y China. Los países árabes han elegido una política clara. Reconocen la prioridad absoluta de la seguridad en las relaciones internacionales sobre todas las demás cuestiones. Los países árabes tienen como objetivo la cooperación, a diferencia de Occidente, que tiene una postura destructiva", recalcó Pajómova.  

    Para China lo más importante era obtener el apoyo del mundo árabe para las cuestiones que hoy en día están creando tensión en sus relaciones con Occidente y este apoyo se les concedió, asegura Pajómova. Este fue uno de los principales resultados del foro. 

    "Para los países árabes es importante contar con un mecanismo de cooperación con China, ya que Pekín es un actor principal en Oriente Medio. Es imposible imaginar que los países árabes apliquen políticas regionales y mundiales sin la participación y el apoyo de China", añadió. 

    En general, la cooperación de China con el mundo árabe en la lucha contra la pandemia ha fortalecido la asociación estratégica de las partes, de acuerdo con Zhou Rong.                

    "Durante la pandemia, China y el mundo árabe han compartido el dolor y las dificultades, luchado codo a codo y mostrado modelos de solidaridad y asistencia mutua. Las relaciones entre ambos lados están comenzando a entrar en una era de gran prosperidad.  En particular, en el momento más difícil para China en la lucha contra la epidemia, uno tras otro, los líderes árabes han expresado su más firme apoyo político a China", comentó Zhou. 

    Pekín también ha expresado su apoyo a los países árabes y ha mandado equipos médicos a la región. 

    Asimismo, cabe destacar el apoyo que China le prestó al pueblo palestino para restablecer sus derechos legítimos. Asimismo,  los ayudó con medios sanitarios para luchar contra la pandemia, ha enviado un grupo especial de especialistas médicos a Palestina y ha proporcionado fondos para ayudar a los refugiados palestinos. 

    "Independientemente de los cambios en la situación mundial, China y el mundo árabe siempre han sido y siguen siendo buenos socios. La cooperación en la lucha contra la pandemia ha fortalecido la asociación estratégica entre China y el mundo árabe", concluyó.

    Etiquetas:
    China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook