En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 28
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Hombres armados lanzaron por la mañana del 12 de mayo un ataque contra un hospital del oeste de Kabul, reportó el canal 1TV News citando a uno de los médicos del centro.

    En su cuenta de Twitter, el medio publicó que un atacante suicida se detonó a la entrada del hospital de 100 camas, situado en la zona de Dasht-i Barchi, después de lo cual sus compañeros irrumpieron en el recinto.

    ​Por su parte, el canal Tolo News comunicó que se escucharon al menos dos explosiones en la zona.

    Algunos empleados del hospital lograron escapar después de la primera explosión, otros permanecen en las instalaciones, dijo un médico a 1TV News.

    ​El diputado parlamentario Mahdi Rasekh confirmó a Tolo News que varios médicos están atrapados dentro del hospital.

    Según la información preliminar, en la escena continúa en estos momentos el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los atacantes que tienen, entre otras armas, granadas de mano.

    Fuentes de seguridad citadas por Tolo News dijeron que detrás del hospital se encuentra un hostal entre cuyos residentes hay nacionales extranjeros y que los atacantes están intentando llegar hasta allí a través del centro médico.

    Según algunas fuentes, la instalación alberga también un centro de la ONG Médicos sin Fronteras.

    Más de 80 civiles fueron evacuados del área donde aún continúa el enfrentamiento.

    Según 1TV, que cita al Ministerio del Interior de Afganistán, al menos 13 personas murieron y otras 15 sufrieron heridas.

    Antes se informaba que el ataque provocó al menos cinco muertos y seis heridos.

    Explosión durante el funeral

    Además, este 12 de mayo un terrorista suicida se detonó durante el funeral de un exjefe de Policía en el distrito de Khiwa (Shewa), en la provincia oriental de Nangarhar, dijo a Sputnik un portavoz del gobierno provincial.

    "Al menos 40 personas murieron o fueron heridas, según la información preliminar", añadió.

    Más tarde, el portavoz del gobernador local, Attaullah Khogyani, citado por la agencia TOLO News comunicó que el número de fallecidos subió a 24.

    El portavoz especificó que 68 personas resultaron heridas, sin embargo, el número de muertos puede crecer ya que muchas de las víctimas se encuentran en estado crítico.

    Por su parte, el Ministerio del Interior afgano comunicó que los talibanes abrieron fuego contra civiles en una aldea del distrito de Khat Kot, en la provincia de Paktika (también en el este), matando a tres civiles inocentes, entre ellos un niño, y dejando heridos a otros dos.

    La Oficina del Consejo de Seguridad Nacional condenó en su cuenta de Twitter los ataques terroristas contra civiles en varias provincias de Afganistán.

    "Apuntaron contra un hospital, contra un funeral y contra civiles, incluidas mujeres, niños y hombres. Su brutalidad se opone a todos los principios humanos y religiosos. Como nación, compartimos el luto y el dolor por la pérdida de civiles inocentes en actos de terror atroces y condenamos enérgicamente estos ataques bárbaros", publicó.

    Los talibanes, la principal facción insurgente que lucha con las armas contra el Gobierno, se desmarcaron de los ataques de Kabul y Nangarghar.

    Bombardeo en el norte de Afganistán

    Al menos nueve civiles fallecieron y otros once resultaron heridos como resultado de un bombardeo en la provincia de Balj en el norte de Afganistán, comunicaron a Sputnik los residentes locales.

    Según ellos, el ataque se produjo en la madrugada del 12 de mayo.

    Por su parte, el portavoz del Ejército en el norte de Afganistán, Hanif Rezai, refutó las informaciones sobre muertes entre civiles y solo confirmó dos heridos.

    "La noche pasada el Talibán quiso ocupar la carretera principal y tenderle una emboscada a un convoy de las fuerzas de seguridad, pero las fuerzas afganas lo atacaron", dijo.

    Por su parte, los talibanes declararon que el bombardeo fue efectuado por las fuerzas de la coalición encabezada por EEUU.

    De acuerdo con su comunicado, "los civiles se reunieron (...) cuando los aviones estadounidenses los atacaron, nueve ancianos tribales murieron y siete resultaron heridos".

    Se precisa que los residentes de la provincia salieron a las calles para protestar contra el ataque.

    Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y, desde 2015, el grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países), pese a la fuerte presencia militar de EEUU y sus aliados.

    En los primeros tres meses de este año, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) documentó 1.293 víctimas civiles del conflicto (533 muertos y 760 heridos), que continúa a pesar de la pandemia de COVID-19

    Etiquetas:
    ataque, atentado suicida, Kabul, Afganistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook