En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, el lugar más sagrado para los judíos religiosos, se reabrió el al culto después de un cierre de más de un mes debido a la epidemia de COVID-19.

    Los vigilantes de la explanada donde está el muro occidental del antiguo templo judío examinarán individualmente a los visitantes para comprobar que su temperatura corporal es normal, se registrarán sus nombres y direcciones, y se les pedirá que lleven mascarilla y guarden dos metros de distancia con los demás visitantes.

    Los vigilantes permitirán hasta 300 visitantes al mismo tiempo, que se repartirán por varios complejos de oración siguiendo regulaciones del Ministerio de Sanidad.

    Cuando se alcance el número de 300, los siguientes visitantes tendrán que aguardar afuera a que se desaloje la explanada para poder acceder al muro.

    El rabino del Muro de las Lamentaciones, Shmuel Rabinowitz, recordó a los visitantes que, según la ley judía, quienes no han estado en el recinto durante los pasados 30 días tienen que desgarrarse las vestiduras y decir: "Nuestro Sagrado Templo, nuestro orgullo, donde nuestros padres te alabaron, ha sido consumido por fuego. Todo lo que nos era querido está en ruinas".

    La decisión de las autoridades se enmarca en un plan más amplio destinado a levantar las restricciones que han estado en vigor desde el inicio de la pandemia.

    A diferencia de la apertura del Muro de las Lamentaciones, las autoridades israelíes no han permitido todavía la apertura de la Explanada de las Mezquitas que está inmediatamente detrás del muro debido al coronavirus.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, COVID-19, coronavirus, Israel, Muro de las Lamentaciones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook