09:19 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1210
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — La mayoría de los ciudadanos de Israel quiere la salida del poder de primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, afirmó el líder de la coalición de centro-derecha israelí Azul y Blanco, Benny Gantz.

    "La mayoría (de los israelíes) quiere poner fin al gobierno de Netanyahu", dijo Gantz en una rueda de prensa en la localidad de Kfar Maccabiah, haciendo referencia a los resultados de las elecciones legislativas que se celebraron el lunes 2 en Israel, las terceras en once meses.

    El exjefe del Estado mayor señaló que los partidos que se oponen a Netanyahu suman 62 de los 120 escaños de la Knéset (Parlamento israelí).

    Gantz prometió formar gobierno, a pesar de los desacuerdos existentes entre los posibles socios de la coalición.

    "Haré cualquier cosa que esté en mi poder para evitar unas cuartas elecciones", aseguró.

    La última campaña electoral "aplastó todas las normas que son comunes entre un hombre y su amigo y entre un ciudadano y sus líderes", agregó Gantz.

    El líder de Azul y Blanco acusó a Netanyahu de incitar a la violencia y advirtió que "si no nos despertamos, el próximo asesinato político estará a la vuelta de la esquina", en referencia a un presunto insulto a un activista durante una protesta contra el primer ministro en Jerusalén.

    Gantz pareció hacer referencia también al asesinato del primer ministro Isaac Rabin en 1995, tras una campaña de acoso y derribo contra él por parte de la derecha israelí —entonces liderada por Netanyahu— y la ultraderecha por haber firmado los acuerdos de paz de Oslo con los palestinos.

    Con respecto a la posibilidad de formar gobierno, Gantz declaró que "hay muchas opciones sobre la mesa y todas se escucharán pronto".

    También dijo que el primer ministro ignoró los resultados de las elecciones y que tenía la intención de "actuar para sacar a Israel del barro al que Netanyahu nos arrastró".

    "Esta vez será diferente", aseveró Gantz, que se mostró confiado en que el presidente de Israel, Reuven Rivlin, le encargará formar ejecutivo a él antes que a Netanyahu.

    Gantz explicó que mantiene contactos con diversos partidos.

    Según el Canal 12 de la televisión israelí, los planes de Azul y Blanco son gobernar en minoría con sus 33 escaños y los siete de la alianza de partidos de centro-izquierda Laboristas-Gesher-Meretz, más el apoyo externo de los 15 escaños de la Lista Conjunta —partidos esencialmente árabes— y los siete asientos del ultraderechista laico Israel Nuestro Hogar.

    No obstante, esta opción no parece muy factible, ya que no todos los diputados de la Lista Conjunta están dispuestos a apoyar a Gantz externamente.

    Los 12 que parecen abiertos a hacerlo exigirán cambios radicales de las políticas del Gobierno israelí respecto a los palestinos de Israel y de los territorios ocupados, que no van a cumplirse.

    Azul y Blanco ve complicado también contar con el apoyo de una formación como la Lista Conjunta, que no es sionista.

    No obstante, Gantz hizo un guiño a los árabes en la rueda de prensa.

    "Respetaremos a todos los ciudadanos de Israel, tanto si me han votado como si no. De la misma manera que espero que las naciones del mundo respeten a los ciudadanos judíos de sus tierras, nunca diremos que los votos del 20% de la población de los ciudadanos árabes valen menos", aseguró.

    El partido que encabeza Netanyahu, el Likud, líder de la derecha israelí, cuenta con sus 36 escaños, más el apoyo de otros 22 de las fuerzas religiosas ultraortodoxas, y los nacional-religiosos y ultraderechistas.

    Este respaldo le da un total de 58 escaños, pero necesita 61 para formar gobierno en una Knéset de 120 asientos.

    Etiquetas:
    Israel, Benny Gantz, Benjamín Netanyahu
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook