En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    81335
    Síguenos en

    DOHA (Sputnik) — Representantes de EEUU y el movimiento radical Talibán firmaron en Catar un acuerdo de paz que prevé la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán en un plazo de 14 meses y el inicio del diálogo afgano.

    "Este acuerdo es resultado de muchos esfuerzos y confirmamos que Afganistán nunca será una base para terroristas", dijo el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, interviniendo en la ceremonia de la firma.

    Asimismo, el alto diplomático estadounidense instó a Talibán a "cumplir con sus promesas: cortar los lazos con Al Qaeda, y seguir luchando contra ISIS [organizaciones terroristas proscritas en Rusia y otros países]" así como a dialogar con el Gobierno afgano.

    El documento fue firmado por el enviado de EEUU para Afganistán, Zalmay Khalilzad, y el jefe de la oficina política del movimiento radical, el mulá Abdul Ghani Baradar, en la capital catarí en presencia de representantes de más de 30 países.

    El acuerdo estipula la retirada de las fuerzas de EEUU y la coalición internacional de Afganistán en el transcurso de 14 meses, incluyendo la reducción del contingente de EEUU hasta 8.600 personas en los primeros 135 días, y la retirada del resto de las tropas en los 9,5 meses siguientes siempre y cuando Talibán cumpla con sus compromisos.

    Talibán, a su vez, se compromete a impedir que cualquier actor, incluyendo al grupo terrorista Al Qaeda (proscrito en Rusia), utilice el territorio afgano para amenazar la seguridad de EEUU y sus aliados, y a cortar los lazos con todos los grupos e individuos que amenazan la seguridad de Washington y otros miembros de la coalición.

    El documento prevé también la liberación de prisioneros y la revisión de las sanciones impuestas por EEUU contra los talibanes una vez comience el diálogo interno afgano.

    Washington y sus aliados asimismo se comprometen a no amenazar o usar la fuerza contra la integridad territorial y la independencia política de Afganistán ni intervenir en sus asuntos internos.

    Además, Washington reafirmó en el documento sus compromisos de apoyar a las fuerzas de seguridad de Afganistán y otras instituciones gubernamentales incluido en la lucha contra los grupos terroristas en el territorio afgano, en particular mediante el despliegue de operaciones militares.

    Po su parte, la Unión Europea confía en que el acuerdo impulse las negociaciones de paz dentro de Afganistán, declaró el alto representante de la UE, Josep Borrell, en un comunicado.

    "La Unión Europea considera la firma de hoy de la declaración conjunta para la paz de EEUU y Afganistán y el pacto entre EEUU y Talibán como primeros pasos importantes hacia un proceso de paz abarcador, centrado en las negociaciones intraafganas", declaró Borrell.

    Expresó la esperanza de que esas negociaciones "dirigidas y lideradas por los afganos comiencen sin dilación y de una manera inclusiva con el objetivo de lograr una paz duradera que crea un ambiente de seguridad y estabilidad para todos los afganos".

    El conflicto afgano, enfatizó el alto diplomático, necesita una solución política que respete los derechos humanos, incluyendo los derechos de la mujer, y que se traduzca en un proceso de paz que abarque a todas las facciones políticas y sociales del país asiático. 

    Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y, desde 2015, el grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países), pese a la fuerte presencia militar de EEUU y sus aliados.

    Hasta ahora, los talibanes han condicionado el proceso de paz en Afganistán a la retirada de las tropas extranjeras e insisten en acordar el calendario de su repliegue con EEUU y no con el Gobierno afgano.

    Etiquetas:
    acuerdo de paz, Talibán, EEUU, Afganistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook