En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 141
    Síguenos en

    ANKARA (Sputnik) — El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reconoció que Turquía sufrió las primeras bajas militares en Libia, donde apoya al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), de Fayez Sarraj.

    "Dos militares nuestros han muerto en Libia", admitió Erdogan cuando le preguntaron durante una rueda de prensa por las bajas.

    Erdogan no especificó cuándo ni en qué circunstancias hubo estas bajas.

    El mandatario turco reafirmó que el comandante del Ejército Nacional Libio, Jalifa Haftar, "carece de legitimidad, pero recibe armas y apoyo financiero de otros países".

    También dijo que Ankara mantiene contactos con Moscú en lo que atañe a la situación en Libia.

    El 18 de febrero, las tropas de Haftar afirmaron haber hundido un barco turco con armamento y municiones a bordo en el puerto de Trípoli, pero el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, refutó esta información.

    El 2 de enero pasado el Parlamento turco aprobó una ley que permite enviar fuerzas a Libia.

    Posteriormente, Erdogan confirmó que Turquía procedió al envío de militares en apoyo al Gobierno de Acuerdo Nacional, de Fayez Sarraj, y que mantendrá su presencia en Libia hasta que la situación se estabilice.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivó en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en el país hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del ENL, y el Gobierno de Acuerdo Nacional avalado por la ONU, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    Reunión con Putin

    Además, Erdogan anunció un encuentro con su par ruso, Vladímir Putin, el próximo 5 de marzo para debatir el tema sirio.

    "Hemos acordado una reunión con el presidente Putin el 5 de marzo", dijo Erdogan al comparecer ante la prensa.

    Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía
    © REUTERS / Turkish Presidential Press Office
    El mandatario turco remarcó que los dos países tienen que solucionar cuanto antes el problema de Idlib, la cuarta zona de distensión en Siria en la que aumenta la tensión debido al intercambio de ataques entre los militares sirios y las tropas turcas desplegadas en esa territorio.

    Erdogan comunicó también que una delegación rusa llegará el miércoles a Turquía para continuar las consultas sobre Idlib.

    El líder turco expresó además su preocupación por la operación antiterrorista que el Gobierno sirio lleva a cabo en Idlib, el último bastión del grupo terrorista Hayat Tahrir al Sham (anteriormente conocido como Frente al Nusra, prohibido en Rusia).

    "El presidente sirio Bashar Asad realiza una operación en Idlib ¿Qué haremos si uno, dos o tres millones de refugiados llegan a nuestras fronteras?", subrayó Erdogan.

    El mandatario turco informó asimismo que aún no se ha concretizado la participación de la canciller alemana, Angela Merkel, y el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, en una cumbre a cuatro bandas con el presidente Putin que podría tener lugar el 5 de marzo.

    Antes, Merkel y Macron en una conversación telefónica con Putin anunciaron su disposición de celebrar una cumbre con Erdogan sobre Idlib.

    Por su parte, el Gobierno ruso desestimó por ahora una próxima reunión entre Putin y Erdogan.

    "Actualmente no se está abordando ningún contacto entre Putin y Erdogan, pero sí una posible reunión multilateral", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. 

    El alto funcionario precisó que siguen las consultas para coordinar las fechas de esa cumbre multilateral en la que podría participar Irán.

    Etiquetas:
    militares, Libia, Turquía, Recep Tayyip Erdogan
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook