En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    31425
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Centenares de radicales del Frente al Nusra (proscrito en Rusia), procedentes de Idlib, en Siria, se dirigen a Libia para participar en enfrentamientos en el país africano, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

    Uno de los aspectos relacionados "con riesgos y amenazas procedentes de la zona de distensión de Idlib, en Siria, consiste en que centenares de terroristas incluidos los del Frente Al Nusra* se dirigen de allí a Libia para sumarse a la escalada de enfrentamientos" en el país africano, declaró Lavrov.

    Además, Rusia llama a Turquía a cumplir estrictamente los acuerdos de Sochi sobre Idlib alcanzados en 2018 y 2019, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

    "Llamamos a cumplir a rajatabla los acuerdos de Sochi sobre Idlib alcanzados en 2018 y 2019", subrayó el canciller en una entrevista con el periódico Rossiyskaya Gazeta.

    Asimismo mencionó que Rusia "recibe información sobre el despliegue de las tropas turcas en la zona de Idlib, sobre el inicio de conflictos entre ellas y las unidades del Ejército sirio" y que los militares rusos "vigilan la situación".

    "Según nuestros datos, sobre los cuales ya informó el Estado General, los militares turcos avanzaron hacia varias instalaciones dentro de la zona de distensión de Idlib sin avisar sobre estos movimientos, por eso no pudimos comunicarlo al Ejército sirio", dijo Lavrov.

    "Se realizaron bombardeos y la parte turca amenaza con contramedidas", denunció.

    Rusia, continuó, "no puede resolver el problema a solas, pero puede conseguir un cumplimiento incondicional, escrupuloso de un total de los acuerdos existentes sobre Idlib" y lo discute con Turquía.

    Ankara "en esta etapa no logró cumplir varias obligaciones clave para resolver totalmente el problema de Idlib", declaró el canciller ruso.

    Especificó que "primero, no separó la oposición armada —que coopera con los turcos y está lista para dialogar con el Gobierno en el marco del proceso político— de los terroristas del Frente al Nusra que mimetizó a Hayat Tahrir Al Sham [ambos proscritos en Rusia]".

    Lavrov enfatizó que ambas organizaciones fueron incluidas en las listas terroristas del Consejo de Seguridad de la ONU, por eso no "tienen nada que hacer en Idlib ni los miembros de Al Nusra, ni su nueva encarnación en forma de Hayat Tahrir Al Sham".

    "Lo máximo que acordamos ya en 2019 es el régimen del alto el fuego que debe respetarse, pero incluso tras la tercera recordación a través de la línea de Rusia y Turquía a todos los que se encuentra en la zona de Idlib, los terroristas que ya mencioné no cesaron sus provocaciones", precisó.

    Asimismo recordó que "anteayer tuvo lugar otro intento de atacar con un dron de combate a nuestra base en Hmeymim, lo que fue interrumpido con medios de la defensa antiaérea disponibles en la base".

    Fuera de la zona de Idlib, mencionó Lavrov, "los bombardeos contra las posiciones sirias y objetos civiles se realizan de una manera regular".

    Otra causa de la situación actual, a juicio del canciller, consiste en que "dentro de la zona de Idlib no fue creada una línea desmilitarizada de 10-20 kilómetros".

    "De esto también recordamos a nuestros socios turcos", dijo.

    Asimismo prometió que Rusia seguirá "logrando el cumplimiento de todos los puntos de las decisiones tomadas por los presidentes de Rusia y Turquía".

    A finales de enero, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que Rusia incumple sus obligaciones en virtud de los acuerdos alcanzados en Astaná y Sochi para la normalización en Idlib.

    Idlib forma parte de una de las cuatro zonas de distensión acordadas en mayo de 2017 durante las negociaciones en Astaná, tres de estas zonas pasaron bajo el control de Damasco en 2018. La cuarta, que abarca Idlib y zonas de las gobernaciones vecinas de Latakia, Hama y Alepo, sigue fuera del control del Gobierno sirio, su mayor parte fue ocupada por el Frente al Nusra, organización terrorista proscrita en Rusia.

    Respuesta a las maniobras de la OTAN

    Rusia reaccionará a los ejercicios de la OTAN Defender Europe que deben realizarse este año y prevén el despliegue de tropas estadounidenses en Europa, declaró el canciller ruso.

    "Por supuesto, responderemos, no podemos ignorar estos procesos, que son muy preocupantes, pero reaccionaremos de una manera que no cree riesgos innecesarios", dijo Lavrov.

    Recordó que la OTAN "reclutan" con el pretexto de entrar en la UE a Estados neutrales como Finlandia y Suecia para que participen en las maniobras.

    Según el ministro, los ejercicios Defender que se realizarán entre abril y mayo, prevén trasladar a Europa a más de 30.000 unidades de equipos y más de 20.000 militares estadounidenses, además de los contingentes militares ya desplegados allí.

    "En total más de 40.000 personas participan en estas maniobras", dijo Lavrov.

    Anteriormente, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que los ejercicios Defender Europe 2020 no están dirigidos contra Rusia.

    Los ejercicios Defender Europe 2020 reunirán a 37.000 soldados y oficiales de 19 países de la Alianza Atlántica. Los militares se trasladarán a los territorios de Polonia y países del mar Báltico, y el territorio de Alemania será el centro logístico durante el simulacro, comunicó la revista alemana Der Spiegel citando al Mando Europeo de Estados Unidos (EUCOM).

    Etiquetas:
    Rusia, zona de distensión, zonas de distensión en Siria, enfrentamientos, Libia, Serguéi Lavrov, Idlib
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook