En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    154
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia cumplió los requisitos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas expuestos en la resolución 2397, que requiere repatriar a los nacionales norcoreanos que obtengan ingresos en territorios de los Estados Miembros, declaró Piotr Ilichiov, director del departamento de organizaciones internacionales de la Cancillería rusa.

    Los ciudadanos norcoreanos "ya abandonaron o pronto abandonarán [Rusia], es lógico que no haya vuelos suficientes para repatriarlos a todos; pero ya no reciben ingresos [en el territorio ruso], así que ni Rusia ni ellos  violan la resolución", dijo el diplomático.

    Explicó que los últimos trabajadores norcoreanos que obtenían ingresos en Rusia tenían contratos hasta diciembre de 2019.

    El Consejo de Seguridad adoptó la resolución 2397 el 22 de diciembre de 2017 en respuesta al lanzamiento de un misil balístico intercontinental por la República Popular Democrática de Corea (RPDC) el 28 de noviembre del mismo año.

    Según el documento, los Estados Miembros de la organización deben repatriar a Corea del Norte "a todos los nacionales de este país que obtengan ingresos en un territorio sujeto a la jurisdicción del Estado Miembro de que se trate", así como a "todos los agregados de supervisión de la seguridad del Gobierno de la RPDC que vigilan" a los trabajadores norcoreanos en el extranjero.

    La medida debe ser implementada de inmediato, o a más tardar en dos años después de la fecha de aprobación del documento.

    La única excepción de la resolución serán los casos cuando "el Estado Miembro determine que un nacional de la RPDC es nacional de ese Estado Miembro o un nacional de la RPDC cuya repatriación está prohibida, con sujeción a las disposiciones aplicables del derecho nacional e internacional".

    El proceso de distensión en Corea, que empezó en 2018 con varias cumbres intercoreanas y una reunión histórica entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un, que se comprometieron a trabajar para la desnuclearización de la península, se atascó en los meses recientes.

    En mayo de 2019, Pyongyang reanudó las pruebas de armas, tras una pausa de 17 meses, y realizó desde entonces una quincena de ensayos, entre ellos dos recientes que, según las conjeturas, fueron de nuevos motores para misiles balísticos intercontinentales.

    A finales de 2019, Kim Jong-un amenazó con suspender la moratoria sobre pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales, e hizo mención de "una nueva arma estratégica" de Corea del Norte que el mundo vería en un futuro próximo.
    Etiquetas:
    Consejo de Seguridad de la ONU, resolución, ONU, Rusia, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik