En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    0 193
    Síguenos en

    El ataque iraní a las bases militares estadounidenses en Irak causó "graves daños" a EEUU, comentó a Sputnik el politólogo germano-iraní Behrooz Abdolvand. Sin embargo, Washington tiene varias razones para no reconocer las pérdidas, opinó el experto.

    Pérdidas significativas

    La televisión iraní Press TV afirmó que el bombardeo del 8 de enero se saldó con 80 muertos. Por su parte, Trump dijo que ningún estadounidense resultó muerto ni herido en la ofensiva.

    Según el analista y también experto en el mercado de hidrocarburos, las declaraciones de Trump significan que Estados Unidos no quiere reconocer sus pérdidas porque no está interesado en una mayor escalada del conflicto.

    "Las imágenes del espacio y las fotos tomadas por los periodistas indican que el daño es bastante significativo. Por lo tanto, podemos concluir que a Estados Unidos le gustaría evitar una mayor escalada del conflicto porque sabe que no está preparado para él", dijo Abdolvand en una entrevista con Sputnik.

    Frente unida de chiitas

    Según el experto, después del ataque al general iraní Qasem Soleimani, Estados Unidos no solo se enfrenta a Irán, sino que a casi todas las fuerzas chiitas de la región que se unieron en su contra.

    "En este contexto, creo que un frente de resistencia unido, que incluye a varios grupos religiosos chiitas, presionará a las fuerzas estadounidenses desplegadas en la región para expulsarlas".

    Una crisis económica global

    Además, una mayor escalada del conflicto podría tener graves consecuencias económicas, que afectarían, en particular, a la UE, continuó el experto.

    "Así, los precios del petróleo aumentarían rápidamente, lo que muy probablemente conduciría a una crisis económica mundial. Entre las consecuencias para la sociedad se pueden mencionar nuevos flujos de refugiados, entre otras cosas", declaró Abdolvand.

    Sin embargo, los políticos europeos todavía no han hecho nada para actuar como mediadores y calmar las tensiones lo antes posible, agregó.

    Según el analista, la turbulencia en los mercados financieros y la reacción de los mercados petroleros constituyen otra razón por la que los estadounidenses no se atreverían a agravar el conflicto.

    "Irán declaró que considerará como enemigo a cualquier país que proporcione su territorio para que las tropas estadounidenses ataquen el territorio iraní. Los países miembros del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (que son grandes productores de petróleo y gas) entienden que Irán reaccionará a cada acción de los militares estadounidenses, y por lo tanto actúan con gran moderación y precaución", señaló el experto.

    El analista estima que una mayor escalada del conflicto podría afectar hasta un 40% de la producción regional de petróleo y gas.

    Mientras tanto, a pesar de que el presidente de EEUU, Donald Trump, asegura que su país no necesita el petróleo de Oriente Medio, las refinerías estadounidenses siguen dependiendo del tipo de petróleo que produce la región, señala un reciente artículo de la agencia Bloomberg.

    Los precios del petróleo reaccionaron al ataque iraní contra las bases estadounidenses en Irak con un fuerte crecimiento, pero horas después volvieron a caer.

    Tema:
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (165)
    Etiquetas:
    pérdida, escalada, conflicto, chiíes, crisis económica, precio del petróleo, Oriente Medio, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook