En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio del Interior de Turquía inició una investigación en relación con el expresidente de Nissan-Renault, Carlos Ghosn, quien habría pasado por Estambul en su fuga de Tokio a Beirut, reportó el canal de televisión NTV.

    Según este medio, se realizaron ya algunas detenciones en el marco de la investigación. Así, en Estambul fueron detenidas siete personas, entre ellas cuatro pilotos.

    Además, el Líbano recibió por parte de la Interpol una orden de arresto para Ghosn, informó el diario local Daily Star citando al ministro de Justicia del Líbano, Albert Serhan.

    Los detalles de la huida están por averiguar, pero se sospecha que un avión privado con Ghosn a bordo salió del aeropuerto internacional de Kansai, cerca de Osaka, con destino a Estambul el 29 de diciembre por la noche.

    Al día siguiente, el expresidente de Nissan reveló que se encuentra en Beirut adonde huyó para no ser víctima de "injusticia" y "persecución política".

    Liberado bajo fianza, Ghosn es acusado en Japón de varios delitos financieros y tenía prohibido salir del país a la espera del juicio, previsto para abril de 2020.

    El canal NHK supo que el empresario, que posee triple nacionalidad franco-brasileño-libanesa, tenía dos pasaportes franceses, uno de los cuales pudo haber guardado y enseñado para ingresar en el Líbano.

    Un antiguo amigo de Ghosn, el asesor libanés Imad Ajami residente en Tokio, reveló a la agencia Kyodo que él había escapado de la residencia al ocultarse en la caja de un instrumento musical que una banda de músicos había traído al local para la fiesta de Navidad.

    Ghosn fue arrestado el 19 de noviembre de 2018 por ocultar parte de sus ingresos, pero desde abril de 2019 se encuentra en libertad bajo fianza.

    El empresario, que insiste en su inocencia, ya se enfrenta a cuatro cargos.

    De los primeros tres, dos están relacionados con la ocultación de ingresos por valor de miles de millones de yenes y uno, por el supuesto intento de trasladar a las cuentas de Nissan sus pérdidas de inversión personales.

    Además, en abril de 2019 la Fiscalía de Tokio presentó una nueva acusación contra Ghosn, por haber desviado en beneficio propio unos fondos de Nissan, a través de un concesionario en Omán, a una empresa fantasma suya en el Líbano, provocando al fabricante japonés unas pérdidas de unos cinco millones de dólares.

    Etiquetas:
    huida, investigación, fuga, Líbano, Turquía, Tokio, Japón, Carlos Ghosn
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik