En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    130
    Síguenos en

    DOHA (Sputnik) — La Justicia de Arabia Saudí condenó a pena capital a cinco acusados de asesinar al periodista Jamal Khashoggi, comunicó la Fiscalía.

    El ente informó este 23 de diciembre haber concluido "la investigación que incluyó a 31 personas".

    "Pena capital para 5 individuos por cometer y participar directamente en el asesinato de la víctima", reza el veredicto publicado en la cuenta de Twitter de la Cancillería saudí.

    Tres personas más fueron sentenciadas a un total de 24 años de prisión "por encubrir el delito y violar la ley".

    El tribunal desestimó los cargos contra tres personas y declaró que no eran culpables.

    Representantes de la Fiscalía comentaron en una rueda de prensa que no se le había presentado cargos a los sospechosos Saud Qahtani y Ahmed Asiri, asesores del príncipe heredero saudí, "por la falta de evidencia de su participación en el asesinato".

    El cónsul general saudí en Estambul también evitó prisión ya que tuvo la coartada de que estaba en otro lugar durante el asesinato de Khashoggi.

    La reacción de la RSF

    La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) puso en entredicho la condena que la justicia saudí dictó este 23 de diciembre por el asesinato del periodista.

    "La opacidad del proceso y la ocultación de las pruebas no permitieron conocer los motivos de la sentencia y las absoluciones", indicó el secretario general de RSF, Christophe Deloire, en su cuenta de Twitter.

    Deloire también señaló que "la pena de muerte no posibilita que se haga justicia".

    "Podemos interpretarlo como una forma de silenciar a los sospechosos para siempre, como una manera de impedir que hablen para esconder la verdad", puntualizó.

    El representante de RSF recordó que Arabia Saudí ocupa el lugar 172 de un total de 180 países en la clasificación mundial de la libertad de prensa.

    Khashoggi, columnista de The Washington Post, desapareció a principios de octubre de 2018 tras ingresar en el Consulado saudí en Estambul, adonde había ido para recoger varios papeles.

    Mientras el Consulado insistía en que el periodista había salido de la sede diplomática, el diario estadounidense fue el primero en afirmar, citando a fuentes propias, que en realidad fue torturado, asesinado y descuartizado.

    Luego, ante las presiones de la comunidad internacional, Arabia Saudí admitió que Khashoggi falleció en el Consulado.

    De acuerdo con la investigación de Riad, el periodista fue asesinado por agentes de inteligencia saudí que debían repatriarlo pero "abusaron de sus poderes".

    La Fiscalía saudí pidió la pena de muerte para cinco de los 21 sospechosos de estar detrás del asesinato del periodista, cuyos restos no han sido localizados hasta la fecha.

    A pesar de que Riad nunca reveló los nombres de los involucrados en el crimen, varios medios apuntan a que entre ellos figura Maher Abdulaziz Mutreb, líder del denominado "escuadrón de sicarios", formado supuestamente por 15 agentes de inteligencia, que rinden cuentas al príncipe heredero de Arabia Saudí.

    EEUU y Canadá sancionaron a 17 nacionales saudíes sospechosos de estar implicados en el asesinato de Khashoggi, entre ellos Mutreb, y Francia y Alemania prohibieron la entrada a 18 ciudadanos de Arabia Saudí.

    Etiquetas:
    pena de muerte, Arabia Saudí, asesinato, Jamal Khashoggi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook