En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — La crisis de formación de gobierno en el Líbano empezó a desbloquearse con el nombramiento, por parte del presidente libanés, Michel Aoun, del político independiente Hasan Diab, como primer ministro.

    Diab recibió el apoyo del grupo chiíta Hizbulá, pero no contó con el respaldo de ninguna fuerza del bloque sunita, a pesar de que él mismo lo es porque el cargo del jefe del Gobierno está reservado a un sunita.

    La designación se produce más de un mes y medio después de la dimisión del anterior jefe de Gobierno, Saad Hariri, en medio de una grave crisis política y económica en el país árabe.

    Diab, profesor de la prestigiosa Universidad Americana de Beirut (AUB) y ministro de Educación (2011-2014) en el gabinete de Najib Mikati, consiguió 69 votos de los 128 escaños del Parlamento.

    Diab prometió formar rápidamente un gobierno que intente sacar al Líbano del pozo en el que se encuentra y acabe con las protestas que se viven en la calle desde hace dos meses. Pero lejos de eso, esta misma tarde ya se convocaron nuevas manifestaciones.

    "Todos nuestros esfuerzos tienen que centrarse ahora en detener el colapso y restablecer la confianza", señaló Diab en una rueda de prensa desde el palacio presidencial de Baabda, en Beirut.

    Señaló que el presidente Aoun le había informado sobre los resultados de las consultas parlamentarias y sobre su designación "con la tarea de formar el próximo Gobierno".

    "Agradezco al presidente y a los representantes la confianza que me han dado", añadió.

    La coalición liderada por los grupos chiítas Hizbulá y Amal, además del cristiano y aliado Corriente Patriótica Libre, los que más escaños ocupan en el Parlamento tras las elecciones de 2018, pactó el nombramiento de Diab.

    Diab no recibió apoyos del bloque suní, que se ha abstenido o ha votado por el jurista y diplomático Nawaf Salam, que logró 13 votos. El primer ministro necesita, al menos, la mitad de los escaños del Parlamento para que lo designen.

    En los últimos días, se especuló con el regreso de Saad Hariri al frente del Gobierno, aunque dimitió el pasado 29 de octubre. Pero 18 de diciembre, el político sunita reiteró que no revalidaría su cargo.

    El pasado 17 de octubre se iniciaron en el Líbano unas protestas pacíficas sin precedentes en contra del Gobierno, la división sectaria del país, la corrupción de la clase política y la gravísima situación económica que ha llevado a la pobreza a muchos libaneses.

    Hariri puso en marcha, junto a su coalición de Gobierno, algunas medidas que no resultaron suficientes para detener las protestas y dimitió el pasado 29 de octubre.

    Según el sistema de división de 18 confesiones en el Líbano y los acuerdos adoptados tras la guerra civil libanesa (1975-1990), el cargo de primer ministro está reservado a los musulmanes suníes, el de presidente, a los cristianos maronitas, y el de presidente del Parlamento, a los musulmanes chiítas.

    Etiquetas:
    primer ministro, nombramiento, Michel Aoun, crisis, Líbano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik