En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — Faltan solo nueve días para que el Likud, el partido líder de la derecha israelí, encabezado por el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, celebre elecciones primarias al liderazgo de la formación.

    De momento, el único candidato que ha lanzado oficialmente su candidatura para las primarias del próximo 26 de diciembre es el exministro de Educación Gideon Saar, que anoche dio el disparo de salida a su campaña en la ciudad de Or Yehuda, en el centro de Israel, asegurando que "no hay nadie en la política por quien yo haya hecho más" que por Netanyahu.

    Hablando ante cientos de simpatizantes en un acto, Saar afirmó que no se arrepentía de su apoyo a Netanyahu porque es "uno de los líderes más grandes del Likud e Israel, y uno de los primeros ministros más importantes que hemos tenido", que despertó el espíritu de la nación y que ha logrado hazañas políticas.

    No obstante, Saar lamentó que el primer ministro en funciones también "me lastimó, me acosó, me devolvió el dolor por mis buenas acciones, porque siempre hice todo lo posible para concentrarme en el bien del partido y el bien de el Estado."

    Fuera de la sala donde hablaba Saar, una quincena de simpatizantes de Netanyahu protestaron, tildando a los seguidores del exministro de Educación de "traidores".

    ​La dolorosa verdad, subrayó Saar, es que el primer ministro está "bloqueado (...) Toda persona inteligente comprende que no hay posibilidad de que forme un gobierno".

    "La decisión que tenemos frente a nosotros el próximo jueves [el 26 de diciembre, fecha de las elecciones primarias] es simple. Votarme garantizará el gobierno del Likud y un nuevo ejecutivo dirigido por nosotros", aseveró el competidor del primer ministro.

    "Un voto a Netanyahu es un voto para el próximo líder de la oposición (...) Si no logramos un cambio, estamos muy cerca de un gobierno de izquierdas", que frustraría "una verdadera reforma necesaria del sistema legal", advirtió Saar.

    Anoche, el extitular de Educación obtuvo el respaldo del presidente del Comité Central del Likud, Haim Katz, que encabeza este organismo desde el 2015 y tiene influencia sobre miles de miembros del Likud.

    Saar también ha logrado el apoyo de los diputados Sharren Haskel, Michal Shir Segman, Etty Atia y Yoav Kish. A este último lo ha designado como jefe de campaña.

    Saar pretende encabezar la lista electoral del Likud a las próximas elecciones legislativas que celebrará Israel, el 2 de marzo de 2020, las terceras consecutivas en once meses.

    El fracaso de Netanyahu y de su rival y líder de la coalición de centro-derecha Azul y Blanco, Benny Gantz, a la hora de formar gobierno han llevado a un bloqueo político sin precedentes en la historia de Israel.

    Saar, que suele hablar sin tapujos, ha entrado ya fuerte en campaña. Sus primeras declaraciones respecto al conflicto con los palestinos han sido que una solución de dos estados, uno israelí y otro palestino, es una "ilusión".

    "En todo el mundo dicen que una solución de dos estados sigue siendo el camino hacia un acuerdo [pero] tengo que decirles que esta no es una posición que ayude a nadie. Dos estados es una ilusión", sentenció Saar en el acto de lanzamiento de su campaña.

    Para el aspirante a sustituir a Netanyahu, esto se ha demostrado a través de décadas de negociaciones basadas en dos estados que no han logrado la paz.

    Saar culpó a los palestinos de todos los fracasos, como suele ser habitual en la derecha israelí. Según él, "nunca se ha podido llegar a un acuerdo, a pesar de las ofertas muy generosas" que Israel ha planteado a los palestinos, algo que estos niegan.

    Etiquetas:
    elecciones, Likud, Benjamín Netanyahu, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik