En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    DAMASCO (Sputnik) — Rusia enviará a Siria 100.000 toneladas de grano como asistencia humanitaria, comunicó el vice primer ministro ruso, Yuri Borísov.

    "Señor presidente, debo informar a usted de que el Gobierno ruso decidió suministrar 100.000 toneladas de cereales en ayuda humanitaria para el pueblo sirio", dijo Borísov durante la reunión con el líder del país árabe, Bashar Asad.

    Asimismo apuntó que Rusia comenzará a suministrar los cereales antes de fin de diciembre y completará las entregas a más tardar en el segundo trimestre del año que viene.

    Añadió también que la cooperación ruso-siria resultó fructífera, pero hay que hacer mucho para recuperar la economía del país árabe.

    Borísov llegó a Siria el 16 de diciembre en visita de trabajo de dos días.

    El vice primer ministro ya celebró reuniones con el ministro de Asuntos Presidenciales sirio, Mansur Azam, así como con el ministro de Exteriores, Walid Mualem.

    La visita a Siria, según Borísov, tiene lugar de cara a una reunión de la comisión intergubernamental bilateral, a celebrarse antes de fin de año en Moscú.

    "Llegué especialmente para (...) dar un impulso adicional a nuestros próximos pasos", concluyó.

    Modernización del puerto sirio de Tartus

    Rusia planea invertir 500 millones de dólares en la modernización del puerto sirio de Tartus en los próximos cuatro años, comunicó Borísov.

    "Rusia tiene la intención de mejorar el funcionamiento del antiguo puerto y construir un nuevo puerto comercial, el monto de las inversiones para los próximos cuatro años se estima en 500 millones de dólares", dijo.

    Agregó que en Tartus fueron creados empleos para 3.700 personas.

    Según Borísov, Rusia planea restaurar y modernizar el puerto, así como construir un nuevo ferrocarril a través de Siria e Irak para crear un corredor de transporte Mar Mediterráneo-Golfo Pérsico que debe aumentar el tráfico de cargamentos a través del puerto sirio.

    Además, el vice primer ministro informó de que Rusia planea construir en el puerto de Tartus una terminal de trigo.

    "El año que viene, está previsto comenzar la construcción de una nueva terminal de trigo en el puerto de Tartus, lo que permitirá a Rusia (...) garantizar una presencia permanente en el mercado de la región de Oriente Medio", dijo Borísov.

    Precisó que de esta terminal el grano puede ser transportado a cualquier país de Oriente Medio.

    En 2017, Moscú y Damasco firmaron un acuerdo sobre el despliegue en Tartus, por un período de 49 años, de un centro de mantenimiento técnico de la Armada rusa.

    Funcionamiento de fábrica de abonos

    Además, Borísov informó de que Rusia ha restablecido en Siria el funcionamiento de su única fábrica de fertilizantes químicos y planea contribuir a que sus productos aparezcan en el mercado regional.

    "En el marco del contrato de reconstrucción y modernización de la planta química de Homs, que regirá durante 40 años, se prevé invertir 200 millones de dólares. Será un aporte importante a la economía de Siria, pues permitirá conservar los puestos de trabajo disponibles y crear nuevos", dijo.

    En la fábrica, que no estaba funcionando debido a operaciones de combate, trabajan 1.500 personas, se sustituye la maquinaria obsoleta y se introducen elevadas normas ecológicas.

    La empresa produce amoniaco, carbamida y superfosfato para el consumo interno.

    "La parte rusa se propone el objetivo de lograr que los productos de esta planta lleguen a mercados de otros países de Oriente Medio", señaló Borísov.

    Cuando la fábrica empiece a funcionar a plena marcha, su producción equivaldrá a 300 millones de dólares anuales, agregó. 

    Ayuda a provincias sirias

    Asimismo, el Gobierno ruso ha otorgado en 2019 una asistencia financiera de 5,8 millones de dolares al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para apoyar a las provincias sirias afectadas por el conflicto en el país árabe.

    "Destinar hasta 5.821.200 dólares del presupuesto federal al presupuesto del PNUD para financiar los costos relacionados con la realización de un proyecto para ayudar a los municipios de las provincias más afectadas de la República Árabe Siria", dice el decreto publicado en la web oficial de información legal de Rusia.

    Hasta cinco millones de dólares serán destinados al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que busca restaurar el sistema educativo en Siria, así como asegurar que las madres y los niños sirios tengan acceso a la alimentación y atención médica.

    Rusia también concede hasta tres millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para financiar un proyecto destinado a "prestar servicios en materia de sanidad y rehabilitación a los centros médicos afectados por la crisis siria".

    El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU), que se encarga de la restauración de los servicios de la asistencia médica prestada a las madres y los niños en la provincia siria de Alepo, recibirá otros 3.098.157 dólares del presupuesto federal ruso.

    Etiquetas:
    Rusia, Siria, ayuda humanitaria, cereales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik