En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    131
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El enviado especial de EEUU para Afganistán, Zalmay Khalilzad, anunció una pausa en las conversaciones con el Movimiento Talibán después del ataque del 11 de diciembre a la base aérea de Bagram.

    "Cuando me reuní con los talibanes hoy [12 de diciembre], expresé mi indignación por el ataque de ayer [11 de diciembre] a Bagram, que mató de forma insensata a dos e hirió a decenas de civiles. Los talibanes deben demostrar que quieren y pueden responder a los anhelos de paz en Afganistán", publicó el diplomático en su cuenta de Twitter.

    Khalilzad añadió que "estamos haciendo una breve pausa para que [negociadores talibanes] consulten a sus líderes sobre este tema esencial".

    Por su parte, el portavoz de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Afganistán en apoyo a la operación Resolute Support de la OTAN, coronel Sonny Leggett, negó que los talibanes hubieran logrado entrar en el recinto de la base aérea.

    "Otra mentira de los talibanes. No lograron entrar en la base. Ningún efectivo murió o resultó gravemente herido. En cambio, los talibanes mataron a dos civiles inocentes, destruyeron una mezquita, dañaron casas e hirieron a más de 70 inocentes. Los talibanes siguen mostrando desprecio por las vidas de los afganos", tuiteó.

    Los militares estadounidenses publicaron las fotos de los destrozos que causó el ataque talibán del 11 de diciembre en la terminal de pasajeros del aeródromo de Bagram, situado en el noreste de Afganistán, a unos 60 kilómetros al de Kabul.

    Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y, desde 2015, el grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países), pese a la fuerte presencia militar de EEUU y sus aliados.

    Hasta ahora, los talibanes han condicionado el proceso de paz en Afganistán a la retirada de las tropas extranjeras e insisten en acordar el calendario de su repliegue con EEUU, no con el Gobierno afgano.

    La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama) documentó entre enero y septiembre de este año 8.239 víctimas civiles —2.563 muertos y 5.676 heridos— a causa de la continua violencia.

    Etiquetas:
    negociaciones, talibán, Afganistán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik