00:21 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1200
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — La decisión de EEUU de controlar los campos petroleros en el noreste de Siria es un acto de piratería que abarca el robo de recursos que pertenecen al pueblo de ese país y no a ninguna minoría del lugar ni a las compañías estadounidenses, dijo a Sputnik el senador del Partido Republicano, Richard Black.

    "Incautar los campos petroleros sirios fue simplemente un acto de piratería. Es robar, simple y llanamente", dijo Black, quien se reunió con el presidente sirio Bashar Asad dos veces en 2016 y en 2018. El legislador añadió que "el petróleo pertenece a todo el pueblo de Siria. No pertenece a la minoría kurda y no pertenece a las compañías petroleras estadounidenses".

    El 13 de noviembre, el presidente Donald Trump anunció que el Gobierno de EEUU tenía la intención de mantener el control de los campos petroleros en el noreste de Siria a pesar de su decisión de reducir la presencia militar en esa área.

    Alrededor del 90% del petróleo sirio se concentra al este del río Éufrates.

    Black dijo que se opone totalmente a que las tropas estadounidenses estén presentes en el noreste de Siria para controlar el petróleo del país, entre otras cosas porque los habitantes pobres se quedarán sin calefacción en el invierno y algunos de ellos morirán por esa razón.

    "Esto es cruel, es inmoral y no es cristiano. Es algo pecaminoso y no tendríamos que robar petróleo u otro recurso natural de otro país", afirmó.

    Black también mencionó que no apoya que las fuerzas estadounidenses permanezcan en Siria porque su único propósito es socavar al legítimo Gobierno de ese país.

    "Cuando actuamos así, siempre se fortalecen [los grupos terroristas] ISIS (autoproclamado Estado Islámico) y Al Qaeda (los dos proscritos en Rusia)", acotó el legislador.

    El senador de Virginia añadió que se opone a las sanciones de EEUU impuestas a Siria porque pretenden empobrecer al país al negarle alimentos y medicinas a su pueblo y dificultar los esfuerzos de reconstrucción.

    "Por lo tanto, no creo que EEUU deba tener fuerzas militares allí, y no creo que debamos interferir o bloquear el comercio del país con otras naciones", manifestó.

    A fines de octubre, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, observó que EEUU negará a las fuerzas rusas y sirias el acceso a los campos petroleros del noreste y se asegurará de que sean controladas por las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por los kurdos.

    El enviado presidencial especial de Rusia para Siria, Alexander Lavrentiev, reiteró que los territorios ricos en petróleo del noreste del país deben ser controlados por el Gobierno nacional.

    Proceso de reconciliación entre los kurdos y Damasco

    La permanencia de tropas estadounidenses en el norte de Siria socavó los esfuerzos de reconciliación entre los kurdos y Damasco que comenzó cuando el presidente Donald Trump ordenó la retirada de los militares en el área en medio de una operación turca, dijo el senador.

    "Cuando el presidente Trump ordenó la retirada de las tropas estadounidenses, inmediatamente debilitó a los kurdos y los obligó a comenzar a cooperar con su propio Gobierno sirio. Sus líderes volaron a Damasco y estaban en un proceso de reconciliación con el Gobierno", opinó Black.

    El legislador añadió que "en el correr de esto, los kurdos entregaron la importante ciudad fronteriza de Kobani y la de Manbij. También abandonaron la presa de Tabqa y la central hidroeléctrica que solía suministrar energía a una parte importante de Siria. Para ese momento, el conflicto estaba en camino hacia una resolución".

    Pero según Black, Trump había recibido presiones del llamado "estado profundo" compuesto por funcionarios opuestos a sus políticas, lo que lo obligó a tomar otras decisiones que prolongaron la guerra.

    "Ordenó o, al menos, permitió que el Pentágono (Departamento de Defensa) ordenara una invasión transfronteriza desde Irak con decenas de tanques estadounidenses y 500 soldados que llegaron para tomar los campos petroleros sirios", explicó.

    Black añadió que ese hecho "le dio al Gobierno kurdo un incentivo para volverse intransigente con Siria nuevamente, y por supuesto, esto está prolongando la guerra al interrumpir la reconciliación de los kurdos con Damasco".

    Turquía lanzó la Operación Manantial de Paz en el noreste de Siria para acabar con la milicia kurda en el área el 9 de octubre.

    El 17 de ese mes, Turquía acordó con EEUU un alto al fuego de 120 horas para permitir la retirada de los combatientes kurdos de la frontera sirio-turca.

    Cuando el alto el fuego llegó a su fin, Turquía y Rusia firmaron el 22 de octubre un memorándum, estableciendo condiciones para la retirada pacífica y patrullas conjuntas para garantizar la implementación del acuerdo.

    Cuando se le pidió que comentara los acuerdos alcanzados, Black declaró: "Los apoyo", pero añadió que la situación es confusa porque no hay un tratado completo entre EEUU, Turquía y Rusia.

    "Cada uno tiene sus propios objetivos, pero creo que, en general, ha mejorado la situación porque ha deteriorado esta área kurda, y los kurdos se han visto obligados a abandonar algunas áreas muy importantes que habían controlado ", explicó.

    El legislador afirmó que cree que es un buen primer paso y añadió que "estamos avanzando y creo que estamos avanzando hacia la paz".

    Black dijo que no tenía sentido que los kurdos tuvieran un estado aparte en esa región porque son la minoría de la población.

    "La mayoría de la población es árabe;muchos son musulmanes, algunos son cristianos, pero creo que es un área muy inestable y pequeña que nunca sería práctica como un país separado", sostuvo.

    El senador señaló que una posible autonomía kurda fue anunciada como Plan B por el exsecretario de Estado John Kerry durante la presidencia de Barack Obama (2009-2017).

    "Kerry se sintió muy frustrado porque no pudo derrocar a los gobernantes sirios", explicó.

    Añadió que "el Plan B fue diseñado para cortar Siria en pedazos, y era muy conveniente usar a los kurdos para este propósito, así que establecieron este gobierno o país falso".

    Black señaló que el área no tiene salida al mar y hay países "hostiles" en cada frontera.

    "Su existencia es poco práctica y la única forma en que pueda sobrevivir un estado kurdo es con la presencia de militares estadounidenses en el área", aseguró.

    Lo que el "estado profundo" espera es que se mantenga una presencia prominente de soldados estadounidenses en el noreste de Siria, lo que permitirá bloquear el acceso terrestre desde Irán a través de Irak y luego a Siria, según Black.

    "Ese es realmente nuestro propósito. No nos preocupamos por los kurdos. Pero sí nos importa bloquear el camino que va de Irán a Siria. Así que eso es lo que pasa allí", declaró.

    Proceso de Astaná

    El proceso de negociaciones de Astaná es el único enfoque genuino para resolver el conflicto sirio y debe continuar mejorando la situación en ese país de Medio Oriente, expresó a Sputnik Richard Black.

    "Creo que el único proceso sincero es el que ha organizado el Gobierno ruso, el proceso de Astaná; creo que continuará aportando a la situación y la mejorará, pero nuevamente, creo que el asunto se determinará en el campo de batalla ", dijo el republicano Black, quien se reunió personalmente con el presidente Bashar Asad durante sus visitas a Siria en 2016 y 2018.

    Para Black se logró mucho a través del proceso de Astaná, cuando Rusia, Turquía e Irán trabajaron juntas.

    "Ha habido un gran progreso; cada vez que Occidente intenta convocar estas convenciones internacionales y celebrarlas en Ginebra, no pasa nada. Son simplemente un esfuerzo por engañar al pueblo sirio y socavar el progreso que se está haciendo en el campo de batalla", afirmó.

    El senador estatal manifestó que espera una erosión gradual de las áreas controladas por los kurdos y por el grupo terrorista Al Qaeda (prohibido en Rusia) en la provincia de Idlib.

    "Creo que hay combates en la provincia de Idlib en este momento y que el ejército sirio está logrando progresos allí. Al mismo tiempo, el Gobierno sirio está reafirmando la autoridad en más y más áreas controladas por los kurdos", comentó.

    Afirmó que la paz se logrará de a poco, "no creo que vaya a suceder de la noche a la mañana. Pueden pasar varios años antes de que el país vuelva a estar completamente unificado".

    Desde 2011, Siria vive un conflicto armado entre varios grupos de oposición, incluidas organizaciones terroristas, y el Gobierno del presidente Bashar Asad.

    Las conversaciones de Astaná, bajo la mediación de Rusia, Irán y Turquía, se iniciaron para encontrar una solución política al conflicto.

    En particular, las conversaciones dieron como resultado un acuerdo histórico de alto el fuego con la oposición y el establecimiento de cuatro zonas de distensión.

    Desde el lanzamiento del formato de Astaná, casi todos los terroristas han sido expulsados de Siria; esto ha alentado el comienzo de un proceso de solución política, el regreso de los refugiados y los esfuerzos de reconstrucción.

    En medio de estas conversaciones, en enero de 2018, una reunión del Congreso por el Diálogo Nacional Sirio en Sochi (Rusia) culminó con un acuerdo para formar un Comité Constitucional.

    Ese organismo, que consta de tres grupos iguales que representan al Gobierno, la oposición y la sociedad civil de Siria, realizó su reunión inaugural el 30 de octubre de este año en Ginebra.

    Black mencionó que cree que el trabajo realizado por Rusia, con la participación del presidente Vladímir Putin y del canciller Serguéi Lavrov, y los otros garantes de Astaná han sido útil para Siria.

    "Creo que esos esfuerzos [las conversaciones de Astaná] deberían continuar. Creo que el presidente Putin y el ministro Lavrov han hecho un muy buen trabajo para el pueblo sirio y para la causa de la paz", comentó.

    Los iraníes "han sido de gran ayuda. Creo que los turcos siempre son difíciles, pero con este proceso incluso ellos ocasionalmente hicieron algo que ha sido útil", agregó.

    Cuando se le pidió que comentara sobre el Comité Constitucional sirio, Black señaló que la Carta Magna existente podría servir de ejemplo para los demás países de la región.

    "He leído la Constitución siria. Garantiza mayores derechos a las mujeres y mayor libertad religiosa que cualquier otra nación árabe. La Constitución existente en Siria debería servir como modelo para que todas las naciones árabes la emulen", afirmó.

    Agregó que "es interesante que Arabia Saudí haya exigido reformas durante muchos años a la Constitución siria. Pero adivine qué, Arabia Saudí ni siquiera tiene una constitución. Por lo tanto, es irónico que exijan que otro país cambie su Constitución".

    Sin embargo, Black expuso que no cree que el comité para redactar una nueva Constitución siria tenga éxito.

    El comité está compuesto por 150 miembros, agregó, incluidos 50 representantes del Gobierno y 50 que representan a los terroristas.

    "Tratar de llegar a un acuerdo es como mezclar petróleo y agua. Los terroristas quieren la ley sharia (ley islámica, mientras que el pueblo sirio quiere libertad (...) Y dado que la sharia pide matar a los infieles y vender a sus mujeres como esclavas, simplemente no veo cómo puedes comprometer eso con la libertad que el pueblo sirio garantiza por su propia Constitución", concluyó.

    Injerencia de EEUU en Venezuela y Bolivia

    EEUU debe dejar de interferir en los asuntos internos de Venezuela y Bolivia y eliminar las sanciones contra Caracas, dijo el senador republicano.

    "Nosotros [Estados Unidos] necesitamos dejar a Venezuela en paz. Déjenlos en paz. Dejen que resuelvan su propio Gobierno. Creo que eso sería lo mejor para todo el mundo", manifestó.

    EEUU comenzó a intensificar las sanciones contra Venezuela en enero, unos días después de que el líder de la oposición, el diputado Juan Guaidó, se autoproclamara presidente del país.

    Donald Trump, presidente de Estados Unidos
    © REUTERS / Kevin Lamarque
    El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a Guaidó de ser un títere de Washington y dijo que Estados Unidos estaba orquestando un golpe para aprovechar los recursos naturales del país.

    "EEUU, el Departamento de Estado, la CIA, eligió a este joven, Juan Guaidó, como presidente. Es una broma, nadie lo escucha y es un títere total. La mayoría de las naciones no reconocen su presidencia", comentó.

    Aunque el Gobierno socialista de Venezuela no ha sido efectivo, agregó, las fuerzas externas no deberían tratar de determinar el futuro del país.

    "Pero no es mi Gobierno y no me corresponde a mí ni a ningún estadounidense determinar cómo los venezolanos deben manejar sus asuntos. Les diré que mi confianza en mi análisis fue un poco sacudida porque siempre había pensado que la economía venezolana estaba en mal estado debido al Gobierno. Pero es difícil determinar cuánto es el Gobierno y cuánto de eso son las sanciones ", declaró.

    El senador agregó que Washington debería levantar el bloqueo y las sanciones contra Venezuela, porque están causando un "sufrimiento inimaginable", especialmente al impedir que el país comercialice su petróleo.

    "Hemos desmonetizado su moneda y, a través del sistema bancario internacional, hicimos que la moneda venezolana careciera de valor y luego vamos y decimos: 'Miren lo malo que es este Gobierno, su moneda no vale nada'. Bueno, no fueron ellos, fuimos nosotros quienes hicimos inútil su moneda", afirmó.

    EEUU también mantiene un bloqueo a las exportaciones venezolanas de petróleo, y luego dice "mira, no pueden alimentar a su gente", comentó Black, y agregó "no pueden alimentar a su gente porque les hemos cortado todo fuente de ingresos. Por lo tanto, todo se ha hecho muy mal".

    Black señaló que la situación en Bolivia es "un poco diferente".

    "El golpe de Estado en Bolivia fue llevado a cabo por el ejército, que destituyó a Evo Morales. Si bien es cierto que la reelección de Morales tuvo irregularidades, tuvo un fuerte apoyo. Y su sucesor era un virtual desconocido", dijo.

    El senador dijo que nuevamente EEUU "está seleccionando a un gobernante (…) Creo que hubiera sido mejor que los bolivianos resolvieran las cosas por sí mismos. Las irregularidades que ocurrieron fuero debido a las luchas internas en Bolivia. No nos corresponde a nosotros resolverlo".

    Black cree, sin embargo, que Estados Unidos tenía un interés especial con Bolivia porque el país latinoamericano tiene depósitos muy grandes de litio, que es un ingrediente esencial para las baterías modernas.

    "Creo que esta influencia es nuestro deseo de ver un nuevo Gobierno allí. Creo que hubo preocupación de nuestra parte de que los chinos podrían comenzar a ejercer influencia dentro de Bolivia. Y que de alguna manera podría haber hecho más difícil que Estados Unidos obtenga litio para las baterías que ahora estamos usando en automóviles (...) Creo que fue parte de la ecuación al menos", argumentó.

    Venezuela y Bolivia no son los únicos países en los que se ha visto inestabilidad ya que estallaron protestas en otras naciones como Colombia, Chile y Ecuador.

    "EEUU, hace muchos años, estableció la Doctrina Monroe que decía, esencialmente, que América Latina estaría bajo el dominio de Estados Unidos (…) Hemos estado involucrados, particularmente en América Central, involucrados en el derrocamiento de gobiernos que no nos gustaban", formuló.

    El legislador comentó que "a veces eran líderes socialistas o comunistas y simplemente no nos gustaba que ese tipo de cosas se acercaran a nuestras fronteras", agregó.

    Black aseguró que los derrocamientos impulsados por EEUU exacerbaron problemas de inmigración y de tráfico de drogas, dando poder a grupos como el cártel de Sinaloa en México.

    "Creo que si dejamos de microgestionar la región y permitimos que las personas experimenten con cualquier forma de Gobierno que quieran, estaríamos mucho mejor. Creo que América Latina sería mucho más rica y mucho más estable, y eso aliviaría algunas de estas presiones sobre EEUU", concluyó.

    Morales renunció en Bolivia el 10 de noviembre y recibió asilo en México tras protestas que comenzaron por las elecciones del 20 de octubre, de las que se proclamó ganador, si bien un informe de la OEA indicó que hubo graves irregularidades.

    Delitos de Trump

    Los miembros del opositor Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de EEUU aún no han aportado ni una sola evidencia que sugiera que el presidente Donald Trump cometió delito, por lo que no será destituido por el Senado, dijo Richard Black.

    "El proceso de juicio político, hasta ahora hemos tenido todas estas audiencias, y todas estas promesas de que habrá información de gran impacto. Las audiencias han sido enormemente aburridas. Solo el 3% de la población estadounidense las mira", declaró.

    Añadió que los legisladores opositores aún no han presentado pruebas, "ni siquiera un poco de evidencia que sugiera que el presidente Trump ha cometido un delito".

    Afirmó que "solo es una cuestión de tratar de derrocar al Gobierno mediante el uso de un mecanismo para el que nunca fue diseñado", indicó.

    "Probablemente podrán acusarlo pero no tendrán un solo voto republicano en la cámara. Simplemente será un voto demócrata y no hay ninguna posibilidad de que el presidente sea destituido en el Senado, por lo que todo es una farsa", afirmó.

    Los representantes demócratas comenzaron la investigación de juicio político contra el presidente Trump en septiembre tras la denuncia de un informante sobre que el mandatario podría haber abusado de su poder al presionar a su par ucraniano, Volodímir Zelenski, durante una llamada telefónica del 25 de julio.

    En esa conversación Trump habría pedido que se investigaran posibles actos de corrupción por parte de su rival político demócrata para las elecciones de 2020, Joe Biden, y su hijo, Hunter.

    Además, los demócratas creen que Rudy Giuliani, el abogado de Trump, podría haber jugado un papel importante en la situación.

    Los testigos de los procedimientos de juicio político alegaron que Trump también tenía preocupaciones sobre la presunta intromisión ucraniana en las elecciones presidenciales de 2016 a favor de los demócratas.

    "Los únicos crímenes que vale la pena investigar, y no sé si son crímenes o no, pero las cosas que el vicepresidente Biden y su hijo Hunter Biden hicieron ciertamente tenían tufo a corrupción", señaló.

    Según el senador, Biden amenazó con que si no se despedía al fiscal que investigaba corrupción en la compañía Burisma con la que estaba involucrado su hijo, retendría 1.000 millones de dólares en ayuda estadounidense.

    "Para mí eso es algo que debería ser investigado por el Congreso, pero en lugar de eso, solo están escuchando estas opiniones de funcionarios menores bastante tontos del Departamento de Estado hablando de lo importantes que creen que son y cuánto más saben que el presidente", comentó.

    La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció la semana pasada que había ordenado al Comité Judicial que redactara los artículos de juicio político contra Trump.

    Hostilidad de la OTAN hacia Rusia

    La hostilidad de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia Rusia se explica por su incapacidad de existir sin un enemigo, comunicó a Sputnik Richard Black.

    "Hoy en día, la OTAN existe estrictamente para vender armas y emplear a burócratas adinerados en Bruselas; y, desafortunadamente, no puede existir sin enemigo, y eso es la única razón para nuestra hostilidad hacia Rusia", dijo Black que también es exoficial del bloque militar.

    En este contexto, el senador recordó que en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Londres, que se celebró los días 3 y 4 de diciembre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, preguntó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, quién ahora es el enemigo de la alianza.

    "Y eso era la pregunta clave. No tenemos un enemigo, Rusia no es enemigo; Francia reconoce que Rusia no es enemigo", afirmó Black.

    El 4 de diciembre, Macron declaró que "en 30 años la situación ha cambiado" y expresó su convicción que no todos los Estados miembros de la Alianza Atlántica consideran a Rusia como enemigo.

    "El presidente Trump ve a la OTAN principalmente como un mercado lucrativo para los comerciantes de armas; lo dejó en claro durante su campaña que pensaba que la OTAN era una pérdida de tiempo", expresó el senador estadounidense.

    Sin embargo, es "indudable" que a Trump "le gusta vender armas".

    Eso es la razón porque, según Black, el líder de Estados Unidos intenta hacer que países europeos aumentan su presupuesto de Defensa para que "compren armas estadounidenses".

    La bandera de la OTAN
    © REUTERS / Ints Kalnins
    "Pero, como lo dijo Macron, la OTAN se encuentra en estado de muerte cerebral, no tiene ningún propósito", indicó.

    Black también califico de interesantes las declaraciones de Macron sobre su sensación de que "Rusia avanzaría hacia un proyecto de cooperación con Europa".

    El 7 de noviembre, Macron aseguró en una entrevista con la revista The Economist que es testigo de algo que calificó como "muerte cerebral" de la Alianza Atlántica, ya que dentro del bloque militar no existe ninguna coordinación estratégica entre las decisiones de EEUU y las de los demás aliados.

    Donald Trump afirmó el 3 de diciembre que nadie necesita a la OTAN más que Francia y calificó de irrespetuoso y "muy desagradable" el comentario de Macron.

    Etiquetas:
    EEUU, Siria, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook