En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    140
    Síguenos en

    ANKARA (Sputnik) — El número de ataques de formaciones kurdas en Siria disminuyó debido a los esfuerzos de Rusia en virtud del memorando ruso-turco, declaró el ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar.

    "Firmamos un acuerdo con Rusia; vemos que las Unidades de Protección Popular [YPG] no se retiraron completamente [de Siria], y todavía continúan los ataques fuertes, pero el número de tales incidentes disminuye gradualmente, porque estamos en contacto constante con los socios rusos", dijo Akar a la cadena NTV.

    Turquía lanzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el noreste de Siria con el argumento de alejar a las milicias kurdas de su frontera y delimitar una "zona segura" para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en su territorio.

    Una semana después, Ankara acordó con Washington suspender la operación a condición de que las fuerzas kurdosirias, aliadas de EEUU, fueran retiradas de la zona de seguridad.

    El 22 de octubre, los presidentes de Turquía y Rusia acordaron el despliegue de policías militares rusos y soldados sirios en el norte de Siria, pero fuera del área en la que operan las tropas turcas.

    Se estableció también que las fuerzas de Rusia y Siria facilitarían el traslado de las facciones kurdas a una distancia de 30 kilómetros.

    Compra de cazas rusos

    Es temprano hablar sobre la compra de cazas rusos por Turquía porque Ankara espera recibir los estadounidenses F-35, afirmó Akar.

    "En esta etapa es temprano todavía hablar si vamos a comprar los cazas rusos, hay que esperar para ver cómo se desarrollará la situación", dijo Akar, al añadir que Turquía quiere cooperar con EEUU, porque son sus socios.

    Subrayó que Turquía es "un Estado independiente y hace lo que considera necesario".

    Al mismo tiempo, el titular de Defensa turco indicó que en el mundo se producen muchos aviones y, si EEUU rechaza cumplir con sus compromisos sobre los suministros de los F-35, podrá encontrar a otros proveedores.

    Akar recordó que Ankara explicó varias veces su postura a Washington: "pagamos el tramo, cumplimos con todas las condiciones, no vamos a divulgar a nadie la herramienta de cifrado de los F-35".

    Agregó que Turquía propuso también crear una comisión para discutir la cuestión, y el presidente estadounidense, Donald Trump, apoyó la propuesta.

    A finales de agosto pasado, en el salón aeroespacial MAKS celebrado en Rusia, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mostró interés por los cazas rusos Su-35 y Su-57.

    Más tarde, el líder turco anunció conversaciones con Rusia sobre el posible suministro de los cazas rusos Su-57 a Turquía.

    Turquía baraja adquirir cazas rusos después de que Estados Unidos anunciara la decisión de excluirla del programa de suministros de cazas F-35, en represalia por la compra de los sistemas antiaéreos rusos S-400.

    Etiquetas:
    Su-57, Rusia, Siria, kurdos, ataque, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik