En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    NUR-SULTÁN (Sputnik) — Los países garantes del proceso de Astaná (Rusia, Turquía e Irán) acordaron tomar medidas para garantizar la seguridad de los civiles en la gobernación siria de Idlib, se desprende de una declaración conjunta.

    "Expresando pesar por las víctimas civiles, acordamos tomar medidas concretas basadas en acuerdos previos para garantizar la protección de los civiles de conformidad con el derecho internacional humanitario, así como la seguridad del personal militar de los países garantes, que se encuentra dentro y fuera de la zona de distensión de Idlib", dice la declaración tomada al término de la decimotercera reunión internacional de alto nivel en el formato de Astaná.

    Agrega que Rusia, Turquía e Irán "abordaron la situación en el noreste de Siria y subrayaron que la seguridad y la estabilidad a largo plazo en la región se pueden lograr solo desde el respeto a la soberanía y la integridad territorial del país".

    Los países garantes también expresaron su preocupación por el aumento de los terroristas y confirmaron su intención de continuar cooperando para erradicar a ISIS y al Frente al Nusra (grupos terroristas, prohibidos en Rusia).

    Además, los tres Estados "expresaron su satisfacción por el progreso de la formación" de la Comisión Constituyente de Siria y confirmaron su disposición a facilitar la convocatoria de la comisión lo antes posible.

    El 1 de agosto, se informó que Damasco aceptó un alto el fuego en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, a condición de que se cumpla el acuerdo ruso-turco logrado en Sochi en septiembre de 2018, incluida la retirada de combatientes a 20 kilómetros de la zona, así como la retirada de armas.

    En septiembre de 2018, los presidentes de Rusia y Turquía firmaron en la ciudad rusa de Sochi un memorándum encaminado a solucionar la situación en Idlib, adonde se fueron trasladando los grupos derrotados en la lucha contra el Gobierno sirio que se negaron a deponer las armas.

    En la provincia de Idlib hay más de una docena de grupos armados diferentes, los más grandes son la alianza de grupos rebeldes proturcos del Frente de Liberación Nacional y el grupo terrorista Frente al Nusra (también conocido como Hayat Tahrir al Sham, prohibido en Rusia).

    Nueva reunión en el formato de Astaná

    Asimismo, en la declaración final emitida al término de la reunión se afirma que la nueva ronda de negociaciones sirias en el formato de Astaná se celebrará en la ciudad de Nursultán en octubre.

    "Irán, Rusia y Turquía, como países garantes del proceso de Astaná, decidieron celebrar la próxima reunión internacional sobre Siria en el formato de Astaná en la ciudad de Nur-Sultán en octubre de 2019", indica la nota de los tres países.

    El 1 al 2 de agosto en la capital de Kazajistán, Nur-Sultán, se celebra una ronda de consultas sirias en el formato de Astaná, el antiguo nombre de la referida ciudad.

    En las consultas participan las delegaciones de los países garantes del alto el fuego en Siria (Rusia, Turquía e Irán), el Gobierno de Damasco y la oposición armada.

    Por primera vez en las negociaciones participan representantes de Irak y el Líbano que tienen el estatus de observadores. Además a Nursultán fueron invitados altos representantes de la ONU y representantes de Jordania, también como observadores.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, patrocinada por la ONU, y la de Astaná, auspiciada por Rusia, Turquía e Irán.

    Etiquetas:
    Idlib, Nur-Sultán, Turquía, Irán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik