En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia está alarmada por la situación en el estrecho de Ormuz que eleva el riesgo de una confrontación directa en la región, declaró el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov.

    "La situación es muy alarmante, vemos que los riesgos de una confrontación directa se han elevado tanto últimamente que cada vez es más difícil predecir cómo evolucionarán los sucesos", dijo.

    El diplomático señaló también que Rusia está dispuesta a apoyar los esfuerzos para lograr la distensión tras los incidentes en el estrecho de Ormuz.

    "Tenemos experiencia en abordar situaciones difíciles en la región del Oriente Medio, lo que ha permitido evitar que se agravasen aún más. Estamos dispuestos a compartir esas experiencias", afirmó.

    Soldados estadounidenses con banderas del país
    © AFP 2020 / Brendan Smialowski
    El viceministro instó a buscar opciones "más estratégicas y más duraderas" para crear un sistema de seguridad colectiva en la región.

    La CNN citando una fuente del Departamento de Defensa de EEUU informó que cinco pequeños barcos presuntamente iraníes se acercaron a un petrolero británico en el golfo Pérsico cuando este estaba abandonando el golfo e iba a cruzar el estrecho de Ormuz, y exigieron que parase en las aguas territoriales de Irán.

    Según la cadena, los militares iraníes dejaron pasar al barco después de la advertencia de la fragata de la Marina Real del Reino Unido, HMS Montrose, que escoltaba al petrolero.

    La Cancillería de Irán, así como los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán negaron estas informaciones al apuntar que solo aumentan la tensión.

    Misiles de EEUU

    Además, Riabkov aseguró que el país está poniendo en marcha medidas para hacer frente a los planes de Estados Unidos de emplazar misiles de medio y corto alcance en Europa.

    "Nos estamos preparando para el potencial emplazamiento terrestre de los misiles estadounidenses de medio y corto alcance", dijo el viceministro.

    Riabkov indicó que Moscú ha hecho lo posible para salvar el Tratado INF, pero Estados Unidos ha rechazado sus iniciativas para resolver las preocupaciones de las dos partes.

    Remarcó que Rusia, como un país responsable, no tiene interés por una crisis de misiles.

    "Como lo dijo el presidente Vladímir Putin el 2 de febrero, Rusia no desplegará misiles de medio y corto alcance de emplazamiento terrestre mientras no aparezcan los misiles estadounidenses en las zonas establecidas", enfatizó.

    Destacó que Moscú deja la puerta abierta para continuar el diálogo con los estadounidenses.

    Riabkov rechazó también los argumentos que esgrime Washington para romper el acuerdo.

    En concreto, Estados Unidos arguye que el misil ruso 9M729 con un alcance de 480 kilómetros infringe el acuerdo.

    "Las afirmaciones estadounidenses sobre las supuestas violaciones de Rusia de este tratado son infundadas", recalcó el viceministro.

    Riabkov constató que los estadounidenses, sin presentar ninguna prueba que sustente sus afirmaciones, esquivaron durante años el debate concreto de todos los problemas referentes al Tratado INF.

    Moscú, por su parte, acusa a los estadounidenses de desplegar lanzaderas MK-41 en Rumanía y Polonia para sus misiles Tomahawk que tienen un alcance de más de 1.000 kilómetros, justamente dentro del rango que prohíbe el acuerdo.

    Estados Unidos inició el 2 de febrero el procedimiento para abandonar el Tratado INF que estaba vigente desde 1987.

    Rusia reaccionó de inmediato al retroceso norteamericano y anunció también que suspendía su participación.

    Los dos países se acusan mutuamente de violar el Tratado INF.

    Reunión sobre la estabilidad estratégica

    Riabkov también declaró que Rusia espera que se logren alcanzar resultados en el ámbito de estabilidad estratégica durante la reunión entre Moscú y Washington, programada para los días 17 y 18 de julio.

    "Veremos cuales resultados podremos, si podemos alcanzar", dijo Riabkov, al intervenir en la Duma de Estado.

    Agregó que durante mucho tiempo EEUU no respondió a las propuestas de Moscú pero recientemente Washington aceptó relanzar las negociaciones con el objetivo de examinar "todo el conjunto de problemas en el ámbito estratégico".

    El viceministro confirmó que "la primera reunión se celebrará en Ginebra los días 17 y 18 de julio".

    Asimismo, Riabkov señaló que Washington no ha respondido a las iniciativas sobre la estabilidad estratégica que la parte rusa hizo durante la cumbre de Helsinki.

    Ya en octubre pasado Rusia propuso a EEUU aprobar una declaración conjunta sobre la inadmisibilidad de la guerra nuclear y reafirmar el apego al postulado de que no puede haber ganadores en la guerra nuclear, que no debe desatarse nunca, pero hasta ahora no ha recibido reacción de Washington, dijo al intervenir ante los diputados rusos.

    Además señaló que "la parte estadounidense tampoco ha respondido a la propuesta de llenar de contenido concreto el diálogo relativo al control sobre las armas, hecha en Helsinki".

    El 4 de junio se informó de que Riabkov se reunirá con la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para el Control de Armas y Seguridad Internacional, Andrea Thompson.

    La reunión tendrá lugar en el marco de una nueva ronda del llamado diálogo estratégico.

    En el marco de la cumbre del G20 celebrada los días 28 y 29 de junio en Osaka, los líderes de Rusia y EEUU, Vladímir Putin y Donald Trump, acordaron continuar el diálogo sobre la estabilidad estratégica y encargaron a los entes diplomáticos examinar las posibilidades para realizar estas consultas.

    Los presidentes de Rusia y EEUU, Vladímir Putin y Donald Trump, celebraron su primera reunión de pleno formato en julio de 2018 en la capital de Finlandia.

     

    Etiquetas:
    Tratado INF, EEUU, Rusia, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook