En directo
    Sistema de misiles S-400 (archivo)

    Ankara niega que el sistema ruso S-400 represente una amenaza para los cazas F-35

    © Sputnik / Sergey Malgavko
    Oriente Medio
    URL corto
    170

    ANKARA (Sputnik) — Los sistemas antiaéreos S-400 que Turquía compró a Rusia no representan ninguna amenaza para los cazas estadounidenses F-35, declaró el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

    "En Siria hay sistemas S-400 y aviones de EEUU han volado decenas de veces en esa región y nada, y también en Noruega [cerca de las fronteras de Rusia donde también se desplegaron S-400] vuelan aviones de EEUU y no pasa nada… No vemos ningún problema ni motivos de preocupación", dijo en una rueda de prensa.

    Cavusoglu comentó que EEUU teme que los S-400 aumenten la vulnerabilidad de los F-35.

    "Pero nosotros no pensamos así y queremos que también hablen los especialistas y, además, hemos propuesto formar una comisión conjunta si las preocupaciones persisten, pero Estados Unidos no ha dado respuesta", relató.

    Turquía declaró antes que no piensa retractarse del acuerdo de 2.500 millones de dólares, suscrito con Moscú en diciembre de 2017, y que el primer lote del S-400 debe llegar en julio.

    Te puede interesar: La compra de S-400 rusos por parte de Turquía, ¿un pretexto de su salida de la OTAN?

    El Gobierno estadounidense amenazó a Ankara con imponerle sanciones por la compra de los S-400 y suspender la entrega de cazas F-35.

    La Casa Blanca, que busca venderle a Turquía las baterías antiaéreas Patriot, alega que los equipos rusos son incompatibles con los estándares de la OTAN.

    El S-400 (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

    Con un alcance de hasta 400 kilómetros el equipo ruso puede destruir blancos a alturas de hasta 30 kilómetros.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    defensa, S-400 Triumf, Turquía