En directo
    Serguéi Lavrov, el ministro de Exteriores ruso

    Lavrov: el 'acuerdo del siglo' de EEUU sobre Oriente Medio, un camino a ninguna parte

    © Sputnik / Vladimir Astapkovich
    Oriente Medio
    URL corto
    8450

    MOSCÚ (Sputnik) — El 'acuerdo del siglo' de EEUU para terminar el conflicto palestino-israelí es un camino a ninguna parte si se ignora el principio de dos Estados, uno árabe palestino y otro judío, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Estados Unidos no reveló el contenido de su 'acuerdo del siglo', pero según los rumores, se trata de lograr la paz entre los árabes e Israel sin acatar el principio de dos Estados… Es un camino a ninguna parte porque sin resolver el problema palestino será imposible alcanzar una paz justa y duradera en la región", dijo Lavrov en una entrevista al diario egipcio Al Ahram.

    Desde el comienzo de la presidencia de Donald Trump, EEUU está elaborando un plan del arreglo palestino-israelí denominado 'acuerdo del siglo' y del que se sabe muy poco.

    En diciembre del año pasado Lavrov comentó que nadie había visto ese documento.

    En enero, el canal de televisión israelí Reshet 13 reveló que el plan de Trump contempla la creación de un Estado palestino en el 90% del territorio de Cisjordania y la división de la soberanía de Jerusalén entre Israel y los palestinos.

    Los palestinos reivindican en el proceso de paz con Israel, que actualmente está suspendido, la creación de un Estado dentro de las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Este.

    Israel, por su parte, se niega a volver a las fronteras de 1967 y compartir con los árabes la ciudad de Jerusalén, a la que considera "capital eterna e indivisible de los judíos". 

    Situación en Libia

    El ministro de Exteriores ruso también se refirió al conflicto en Libia y aseguró que fue provocado por la injerencia militar de la OTAN.

    "La prolongada crisis en Libia es una consecuencia directa de la injerencia militar ilegítima de la OTAN", dijo Lavrov en una entrevista concedida al periódico egipcio Al Ahram de cara a la visita a El Cairo.

    Agregó que como resultado de las acciones de EEUU y sus aliados Libia "se sumió en el caos, se convirtió en una fuente de inestabilidad regional, en foco del terrorismo".

    Además, mencionó que Rusia y Egipto abogan por un diálogo inclusivo en Libia.

    "Compartimos la visión sobre las vías de restablecimiento del sistema estatal libio a través de un diálogo inclusivo con la participación de representantes de las principales fuerzas políticas y militares, la sociedad civil, las regiones", dijo Lavrov en declaraciones al periódico egipcio Al Ahram antes de su visita a El Cairo.

    La tarea es, señaló, ayudar a los libios a superar las discrepancias existentes y lograr acuerdos sólidos para la reconciliación nacional.

    Lavrov reiteró el apoyo de Rusia a los esfuerzos del enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, y su hoja de ruta para normalizar la situación en el país a través de las elecciones "fiables y libres" y la reforma constitucional.

    En este contexto, expresó la esperanza de que la conferencia de reconciliación nacional, programada del 14 al 16 de abril en la ciudad de Gadamés, contribuya a lograr esos fines.

    Libia está sumida en una crisis desde que el derrocamiento de su líder histórico, Muamar Gadafi, en 2011, derivara en una dualidad de poderes, choques entre grupos rivales, la proliferación de facciones yihadistas y mafias que trafican con migrantes irregulares de África a Europa.

    El Ejército Nacional Libio, al mando del mariscal Jalifa Haftar, se niega a reconocer al Gobierno de Unidad Nacional, de Fayez Al Sarraj, establecido en Trípoli y reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

    El 4 de abril Haftar ordenó a sus tropas lanzar una ofensiva contra Trípoli para "liberarla de los terroristas".

    El Gobierno de Unidad Nacional, que controla la capital, declaró en respuesta el estado de alerta y movilizó sus fuerzas ante el avance de las tropas del Ejército Nacional.

    Situación en Siria

    El ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, declaró que Rusia se opone a que Siria sea escenario de enfrentamientos entre países de Oriente Próximo.

    "Estamos en contra de que el territorio de este país (Siria) se convierta en escenario de enfrentamientos armados entre distintos actores regionales", dijo el jefe de la diplomacia rusa en una entrevista con el periódico egipcio Al Ahram, preguntado sobre la posición de Moscú ante los ataques de Israel contra Siria.

    Según el ministro ruso, semejantes agresiones entrañan consecuencias negativas no solo para los países implicados, sino también para toda la región de Oriente Próximo.

    En enero pasado, Israel atacó lo que identificó como arsenales iraníes en Siria junto con varias baterías de sistemas antiaéreos, en un bombardeo sin precedentes desde mayo pasado que, afirmó, fue una respuesta a un intento de ataque contra los Altos del Golán.

    El vicecanciller ruso Serguéi Vershinin dijo entonces que los ataques israelíes contra el territorio sirio son inadmisibles.

    Asimismo, el 13 de febrero carros de combate israelíes atacaron zonas fronterizas de Siria, al impactar contra un hospital en ruinas y un puesto de observación en la gobernación de Al Quneitra.

    A finales de marzo, la televisión nacional siria informó de un bombardeo israelí contra las afueras de Alepo que provocó daños materiales, mientras que la defensa antiaérea siria derribó varios misiles israelíes.

    Más aquí: EEUU, preocupado por la tensión en el sur de Libia

    Un bombardeo lanzado por la aviación israelí contra Latakia en septiembre pasado desembocó en el derribo de un avión IL-20 ruso con el saldo de 15 militares muertos debido a que, según el Ministerio de Defensa ruso, los cazas israelíes usaron al IL-20 como escudo, exponiéndolo al fuego del sistema antiaéreo sirio.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    paz, acuerdo, Donald Trump, Serguéi Lavrov, Israel, EEUU, Rusia