Widgets Magazine
En directo
    El agua, uno de los recursos más escasos del Medio Oriente

    El agua: un tema fundamental en el conflicto de Israel con Palestina y Siria

    © AP Photo / Mohammed Zaatari
    Oriente Medio
    URL corto
    7112

    Este 22 de marzo en el Día Internacional del Agua te contamos cómo este recurso vital ha servido a Israel como arma en los territorios ocupados en oriente próximo, una de las regiones más secas del planeta.

    Los Altos del Golán, objeto de disputa entre Israel y Siria, no sólo es un punto estratégico geográficamente, sino que es una importante fuente para el abastecimiento de agua de esta región árida.

    En este territorio se sitúa el nacimiento del río Jordán, la principal fuente de abastecimiento de agua de los israelíes, además de palestinos y jordanos. Según el mismo Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, es de aquí que fluye el agua hacia el mar de Galilea, de donde el país toma un tercio del agua que consume.

    La soberanía sobre el Golán, de apenas 1.150 kilómetros cuadrados de superficie, implica por lo tanto el control sobre un bien escaso en esta zona. Las declaraciones del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre reconocer a Israel como único estado soberano en estos territorios, pone el dedo en la llaga a un conflicto que data de mediados del siglo XX.

    Una porción de este territorio permanece bajo ocupación israelí, la otra está controlada desde 1974 por una fuerza de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el resto bajo soberanía de Siria.

    Además: La ONU mantiene sin cambios su postura sobre los Altos del Golán

    El periodista Rafael Araya, presidente de la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (Coplac), conversó con Sputnik sobre este pronunciamiento de Trump, tan arbitrario como declarar a Jerusalén la capital exclusiva de Israel, más allá del Derecho Internacional.

    "Convalidar una ocupación ilegal coloca una vez más a Donald Trump en una situación cada vez más aislada en el consejo de las Naciones Unidas que se ha negado a seguir sus pasos, adoptando una actitud de respeto de las normas", afirmó.

    Por ejemplo, mencionó cómo la empresa Eden Springs, una exportadora de agua mineral ubicada en el Golán encontró resistencia en muchos países europeos. Esta empresa, que vende distribuidores refrigerados de agua, es una de las firmas incluidas en la campaña Boicot, Desinversiones, Sanciones (BDS), que llevan adelante algunos colectivos cercanos a la causa palestina o contrarios a la ocupación de territorios por parte de Israel.

    Araya explicó cómo la "política usurpadora de Israel" afecta de igual forma a Palestina con la ocupación militar. Israel controla los propios recursos acuíferos de los palestinos para beneficio de sus colonos ubicados en tierras ocupadas de Cisjordania. Los asentamientos israelíes en esa zona alcanzan ya los 700.000 habitantes, según aclaró el especialista.

    "En Cisjordania el dominio de Israel sobre este recurso impide que la agricultura, la ganadería y toda aquella actividad relacionada con la tierra tenga un desarrollo normal, precisamente por las cuotas de utilización de agua que la ocupación militar israelí impone a la población palestina", comentó el experto.

    Por ejemplo, en Palestina cada colono tiene derecho a 466 litros de agua por día, a diferencia de la población palestina donde cada habitante sólo tiene derecho a 45 litros diarios, indicó el exponente palestino en Latinoamérica.

    "El Estado de Israel ha utilizado medidas draconianas para favorecer la colonización de territorios y privilegiar el abastecimiento de agua entre sus colonos, en desmedro absoluto de la población originaria", aseguró el entrevistado.

    Esto hace que el manejo de los recursos hídricos en Palestina sea arbitrario. "Israel usurpa actualmente el 82% de estos recursos, lo que ocasiona un gran déficit tanto para el consumo humano como para el riego, las labranzas agrícolas y los bebederos de animales", según datos citados por el analista.

    Araya también contó cómo el Gobierno israelí ha autorizado la destrucción de aquellos estanques colectores de quienes se atreven a guardar el agua de lluvia.

    "Son ametrallados y los llenan de agujeros para impedir que esa agua sea usada con destino agrícola. Por eso la situación palestina es hoy más compleja, porque no sólo se ocupa el territorio físico sino que se ocupan también todos los recursos naturales donde el principal es el agua, que es la garantía de la vida", afirmó.

    Pero el drama es aún peor. Araya indicó que desde que tuvo lugar la Operación Plomo Fundido entre diciembre de 2008 y enero de 2009 en la Franja de Gaza, la primera acción de la fuerza aérea israelí fue contra la planta potabilizadora de agua y la planta recicladora.

    Más: Kremlin afirma que las declaraciones de Trump sobre los Altos del Golán desestabilizarán aún más la región

    Según contó el experto desde entonces "jamás Israel permitió el ingreso de todos los elementos para reconstruir ni reparar estas plantas. Por tanto la calidad del agua que se bebe hoy en la Franja de Gaza es absolutamente tóxica por la cantidad de desechos y por la contaminación, con coliformes y focos infecciosos", indicó.

    "Esto genera un problema humanitario de grandes dimensiones porque la población de Gaza se va enfermando por el consumo de este recurso natural tan contaminado, debido a una política que impide su distribución eficiente. Es un crimen de lesa humanidad", sentenció Araya.

    Etiquetas:
    agua, Día Internacional del Agua, Altos del Golán, Oriente Próximo, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik