En directo
    Operación turca en Siria (archivo)

    Excanciller turco: Ankara está pagando los errores cometidos en Siria

    © Sputnik / Hikmet Durgun
    Oriente Medio
    URL corto
    0 131

    ANKARA (Sputnik) — Turquía está pagando hoy varios errores que cometió durante el conflicto en la vecina Siria, dijo a Sputnik el exministro de Exteriores turco Ysar Yakis.

    Para Yakis, quien encabezó la Cancillería turca de noviembre de 2002 a marzo de 2003 y fue miembro de la Asamblea Nacional durante varias legislaturas, Ankara incurrió en varios errores en relación con Siria.

    "Uno fue poner todos los huevos en la misma cesta, algo que conviene evitar en la diplomacia. Turquía no respetó esa regla y construyó su política sobre el supuesto de que Bashar Asad no duraría mucho en la presidencia de Siria, pero lo subestimó y está pagando las consecuencias", opinó Yakis.

    Otro error, a juicio del diplomático, fue romper las relaciones con Siria cortando los canales de comunicación.

    Por último, el exministro dijo "el intento de derrocar al gobierno en otro país es una violación del derecho internacional".

    Te puede interesar: Asad: la oposición en la Comisión Constituyente representa a Turquía y no al pueblo sirio

    "Máxime cuando se trata de dos naciones vecinas, abocadas a cooperar en tiempos buenos o malos debido a su posición geográfica. Un gobierno que retiene el poder suele recordar el mal que le ha infligido el vecino", añadió.

    Asimismo declaró a Sputnik que Turquía debería abstenerse de nuevas operaciones militares en Manbij y en el este del río Éufrates, ya que estas no tienen sentido para la seguridad del país.

    "Mi postura es que Turquía no necesita realizar estas operaciones", dijo.

    Yakis admitió que Ankara tiene problemas de seguridad provocados por estas dos regiones pero no queda claro cuáles son los objetivos que se persiguen en estas operaciones.

    Tema relacionado: Erdogan: el "pantano del terror" al este del Éufrates es la mayor amenaza para Siria

    El excanciller afirmó refiriéndose a los medios de comunicación que el número de combatientes de las fuerzas de autodefensa kurdosirias, que Turquía considera terroristas, oscila entre 60.000 y 70.000.

    "De ellos, unos 30.000 son hombres bien entrenados e igual entrenadas están hasta 10.000 mujeres. ¿Cuál será el objetivo de la operación en Manbij y al este y el Éufrates? Destruir a estos 70.000 radicales o expulsarlos a 30-40 kilómetros de la frontera hacia el sur? ¿O bien quieren encarcelarlos, incautar sus armas?", expresó.

    Si las fuerzas kurdosirias, argumentó, son expulsadas a 40 kilómetros al sur de la frontera, "seguirán siendo un desafío para la seguridad de Turquía, pero desde una distancia un poco más lejana".

    "Si son detenidos y liberados después de que depongan las armas, podrán volver a encontrarlas fácilmente", dijo.

    Al comentar los planes de Ankara de crear una zona de seguridad en el noreste de Siria, el exministro dijo que se requerirá el permiso del Consejo de Seguridad de la ONU o del Estado en cuyo territorio se crea esta zona, para que sea internacionalmente legítima.

    "Existe la posibilidad de que la legitimidad de la zona de seguridad, que se creará sin tener en cuenta estas condiciones, sea cuestionada por otros Estados. Durante las negociaciones ruso-turcas en Moscú el 23 de enero, el presidente ruso Vladímir Putin se refirió al acuerdo turco-sirio de Adaná firmado en 1998. En la declaración de la cumbre de Rusia, Turquía e Irán del 14 de febrero, también se recomendó buscar soluciones dentro del marco de los acuerdos existentes. Esto se hace para encontrar fundamento legal para una zona de seguridad", apostilló.

    También: Lavrov se opone a creación en Siria de zona segura con participación de países europeos

    Ysar Yakis también declaró que los intereses de Ankara y Washington en Siria son opuestos.

    "Turquía y Estados Unidos son dos aliados de la OTAN, pero sus intereses en Siria discrepan claramente", dijo Yakis.

    Agregó que "EEUU apoya a las fuerzas de autodefensa kurdosirias, proporcionándoles armas y municiones, así como formándolas".

    "A su vez, Turquía considera estas formaciones como una amenaza a su seguridad nacional debido a los vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, prohibido en el país", explicó.

    Según el excanciller, el fortalecimiento de la presencia kurda en el norte de Siria es un objetivo importante de EEUU.

    "Si en el futuro se instaura una autonomía kurda, Washington usará, según espera, esta fuerza como un instrumento contra las autoridades centrales de Damasco", añadió.

    Yakis también dijo que "a largo plazo, la presencia kurda es importante para EEUU desde el punto de vista de la seguridad de Israel".

    Erdogan declaró a finales del año pasado que Ankara estaba preparada para lanzar una ofensiva al este del Éufrates y en la zona siria de Manbij contra las fuerzas kurdas, si EEUU, su principal aliado, no las retiraba de allí.

    No obstante, más tarde el mandatario turco anunció que decidió postergar la ofensiva después de una conversación telefónica que sostuvo con su homólogo estadounidense, Donald Trump, el pasado 14 de diciembre y tras la cual EEUU decidió retirar sus tropas de Siria.

    Posteriormente, Trump declaró que en Siria es necesario establecer una zona de separación de unos 30 kilómetros de ancho en la frontera con Turquía.

    Erdogan se expresó a favor de esta idea, siempre y cuando Turquía controle esa zona con el apoyo de sus aliados. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    kurdos, Conflicto en Siria, error, EEUU, Turquía, Siria