Widgets Magazine
20:05 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Un edificio destruido en Baguz

    Por qué es difícil acabar por completo con ISIS en Siria

    © AP Photo/ Felipe Dana
    Oriente Medio
    URL corto
    6181
    Síguenos en

    Los bombardeos regulares, el incesante fuego de artillería y las mermadas reservas no dejan ninguna esperanza a los terroristas de concretar su ambicioso proyecto de erigir un califato en Siria. Sin embargo, la guerra está lejos de terminar.

    Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por la coalición internacional continúan atacando el último baluarte de ISIS en Siria, la localidad de Baguz. Durante todos los años de la guerra, Baguz sirvió como un punto de transbordo para los terroristas que llegaban a Siria desde otros países. En febrero las fuerzas kurdas rodearon por completo esta ciudad.

    El periodista ruso Andréi Kots explica en su artículo para la versión rusa de Sputnik por qué la victoria total sobre los terroristas está tardando tanto en Siria.

    Actualmente cerca de 2.000 personas se encuentran en Baguz. Los terroristas más irreconciliables y fanáticos, listos para combatir hasta el último aliento, constituyen la mitad de la población, considera el periodista ruso.

    "Es poco probable que puedan resistir contando solo con su ideología. En internet hay suficientes fotos en las que la última ciudad de ISIS se parece más a un campo de refugiados semiabandonado", escribe el autor.

    Según Kots, los terroristas tienen problemas con los abastecimientos de comida, munición y agua potable, dado que los francotiradores kurdos mantienen bajo fuego la orilla del Éufrates.

    También: Para qué EEUU envía buques de guerra a Siria

    "El asalto de Baguz es complicado debido a que los terroristas crearon bajo la ciudad una red de refugios y túneles subterráneos. Los utilizan para transportar refuerzos, permaneciendo invisibles para la vigilancia aérea", mencionó. 

    Por otra parte, la caída de Baguz no significa la derrota completa de ISIS en Siria. Una fuente comunicó a la agencia Almasdarnews que entre 1.500 y 3.000 terroristas permanecen activos en la región siria de Badiya Al-Sham.

    "Tienen suficientes equipos militares para realizar asaltos a la ciudad para capturar alimentos, medicamentos y rehenes", recalca Kots.

    El periodista destaca que la lucha contra estas unidades se dificulta por el hecho que actúan de noche, mientras que durante el día se esconden en las numerosas cuevas.

    "Es necesario liberar grandes fuerzas sirias para su aniquilación, lo que por ahora Damasco es incapaz de hacer", enfatizó.

    Además, el periodista recordó que las milicias 'durmientes' de ISIS todavía se encuentran en las regiones orientales de Siria. Más tarde o temprano podrían empezar a reconquistar los territorios liberados por los kurdos. Por último se desconoce el paradero del jefe de ISIS, Abu Bakr al Baghdadi.  

    También: La retirada de Siria, "una sutil iniciativa de EEUU"

    Etiquetas:
    guerra, lucha, Daesh, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik