Widgets Magazine
21:06 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Contingente militar soviético en Afganistán

    "Tiempos difíciles" en Afganistán tras la salida de las tropas soviéticas

    © Sputnik / Vladimir Viatkin
    Oriente Medio
    URL corto
    1100
    Síguenos en

    El 15 de febrero de 1989 tuvo lugar la retirada de las tropas soviéticas de Afganistán. Hafuzillah Nazari, uno de los generales afganos —ahora retirado— que vivió de primera mano aquellos días, ha relatado la salida de los soviéticos del país y los acontecimientos que siguieron más tarde a Sputnik.

    El día que los soviéticos abandonaron Afganistán, Hafizillah Nazari servía en la brigada 18, y acompañó a la columna de soldados soviéticos de la ciudad de Hairatan, en la provincia de Balj. La gente, en especial los miembros del Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA), lanzaron flores a los soldados aquel día, dice. Nazari "no podía creer que las tropas soviéticas abandonaban Afganistán", y creía que "iban a volver en nada".

    Tras su salida, explica, el Gobierno de Afganistán prosiguió con la política de reconciliación nacional que había iniciado en 1978. El país abrazó una nueva constitución y se abrió un nuevo panorama político basado en la carta magna. El presidente afgano de entonces, Mohammad Najibulá, dirigía el país mediante el Consejo Nacional de Coalición, el principal órgano legislativo y ejecutivo. Se ratificó la ley de partidos y de organizaciones sociales y políticas, y se instaló un sistema multipartidista. Algunos de los partidos democráticos de izquierda de aquel momento se volvieron hacia la Khalq, una de las facciones del PDPA, lo que trajo consigo tensiones y disputas.

    Te puede interesar: 30 años más tarde: lo que las tropas soviéticas dejaron al irse de Afganistán

    El proceso de reconciliación nacional no estuvo falto de dificultades, prosigue el general. La posición unilateral adoptada por el Gobierno de anunciar un alto el fuego en una situación en la que la oposición continuó luchando, "deterioró la moral de los soldados", explica Nazari. Así que por eso y porque las tropas soviéticas habían abandonado el país, para las estructuras de Estado y del Ejército "fueron tiempos difíciles", dice.

    "Había incertidumbre sobre cómo podrían reaccionar las Fuerzas Armadas y otras formaciones militares", subraya.

    Después de la retirada de las tropas soviéticas, las Fuerzas Armadas de Afganistán tuvieron que defender su país con 300.000 soldados, 700 tanques y 150 helicópteros.

    A eso se debe añadir la delicada situación económica y la pobre seguridad de entonces —que además fueron empeorando— y la importante carestía de alimentos e hidrocarburos que sembraron también incertidumbre entre la población.

    La opinión del general afgano retirado es que la decisión del Gobierno de la URSS de retirar a sus tropas de Afganistán fue "precipitada y poco realista" en aquel momento.

    "La constante intervención de los países occidentales, especialmente Estados Unidos, ha destruido todos los logros de Afganistán. Las fuerzas de seguridad y las instituciones del Estado se fueron a pique, la ley y el orden dejaron de existir", cuenta Nazari.

    Solo al norte del país, en Balj, bajo la dirección del comandante Abdul Rashid Dustum, los afganos vivían tranquilos y aquellos que huían de la guerra buscaron refugio precisamente en las zonas del norte del país.

    Te puede interesar: Así regresaron los soldados soviéticos a su patria desde Afganistán hace 30 años

    Al comentar una posible retirada de las tropas de la OTAN, el interlocutor de Sputnik enfatizó la necesidad de garantías por parte de la comunidad internacional sobre la no intervención de otros países, especialmente Irán y Pakistán, para que Afganistán no se convierta nuevamente en una base para grupos terroristas internacionales.

    Etiquetas:
    retirada de tropas, tropas, URSS, Afganistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik