23:49 GMT +318 Febrero 2019
En directo
    Policia turca, investigando el caso de la desaparición del periodista saudí, Jamal Khashoggi, en el Consulado de Arabia Saudí en Estambul (archivo)

    Las autoridades saudíes niegan acceso al Consulado en Estambul a delegación de la ONU

    © AP Photo / Emrah Gurel
    Oriente Medio
    URL corto
    0 04

    ANKARA (Sputnik) — La delegación encabezada por la relatora especial de la ONU sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, no pudo entrar en el Consulado general de Arabia Saudí en Estambul, donde fue asesinado el periodista opositor Jamal Khashoggi, comunicó la cadena NTV.

    Se precisa que la delegación de ONU consiguió inspeccionar solo el exterior del edificio de la embajada saudí.

    A su vez, el portavoz del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Turquía, Omer Celik, calificó de escándalo el hecho de que las autoridades saudíes nieguen el acceso al consulado en Estambul a la delegación de la ONU.

    "El hecho de que no les dejaran entrar en el edificio del consulado general es un escándalo; hay que comenzar una investigación internacional del asesinato", dijo Celik a la cadena A Haber.

    Previamente, Callamard comunicó haber informado a las autoridades saudíes sobre su visita a Turquía y solicitó acceso al Consulado saudí en Estambul y una reunión con el embajador del reino en Turquía.

    El 25 de enero la ONU informó que Callamard encabezaría una investigación internacional por el asesinato de Khashoggi, que empezaría con una visita a Turquía del 28 de enero al 3 de febrero.

    También: ¿Cómo afectará el caso Khashoggi al mercado petrolero?

    El 28 de enero Callamard se reunió en Ankara con el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, y está previsto que también se entreviste con el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, y el fiscal general de Estambul, Irfan Fidan.

    Khashoggi, columnista del periódico The Washington Post, desapareció en octubre de 2018 tras ingresar en el Consulado saudí en Estambul, adonde había ido para recoger varios papeles.

    Mientras el Consulado insistía en que el periodista había salido de la sede diplomática, el diario estadounidense fue el primero en afirmar, citando a sus propias fuentes, que en realidad fue torturado, asesinado y descuartizado.

    Luego, ante las presiones de la comunidad internacional, Arabia Saudí admitió que Khashoggi falleció en el Consulado.

    Tema relacionado: Khashoggi planeaba crear un movimiento juvenil contra el Gobierno saudí

    De acuerdo con la investigación de Riad, el periodista fue asesinado por agentes de inteligencia saudí que tenían el objetivo de devolver al periodista a la patria, pero "abusaron de sus poderes".

    La Fiscalía saudí pidió la pena de muerte para cinco de los 11 sospechosos de estar detrás del asesinato del periodista.

    A pesar de que Riad nunca reveló los nombres de los involucrados en el crimen, varios medios apuntan a que entre ellos figura Maher Abdulaziz Mutreb, líder del denominado "escuadrón de sicarios" formado supuestamente por 15 agentes de inteligencia, que rinden cuentas al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman.

    EEUU y Canadá sancionaron a 17 nacionales saudíes sospechosos de estar implicados en el asesinato de Khashoggi, entre ellos Mutreb, y Francia y Alemania prohibieron la entrada a 18 ciudadanos de Arabia Saudí    

    Te puede interesar: Occidente-Arabia Saudí: realpolitik

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    rechazo, entrada, consulado, delegación, ONU, Jamal Khashoggi, Arabia Saudí, Turquía