Widgets Magazine
En directo
    Siria en el mapa

    Rusia muestra escepticismo respecto al foro sobre Oriente Medio en Polonia

    CC0 / Pixabay
    Oriente Medio
    URL corto
    0 50

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia no cree que el foro sobre Oriente Medio en Polonia del 13 y 14 de febrero contribuya a la solución de los problemas en esa región, declaró el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

    "Dudamos mucho que ese evento contribuya a la solución constructiva de los problemas de Oriente Medio", dijo Lavrov en la rueda de prensa anual en Moscú.

    Agregó que Rusia recibió la invitación al foro y estudió el orden del día.

    El temario incluye los conflictos en Yemen y en Siria, los problemas del programa de misiles iraní y también las acciones del país persa en la región, sin embargo, destacó el jefe de la diplomacia rusa, la agenda excluye un tema clave de Oriente Medio, el de la solución del conflicto árabe-israelí.

    "Da la impresión de que toda la agenda está programada para promover el enfoque estadounidense de contención de Irán en la región", dijo Lavrov al señalar que el evento en Varsovia se celebra, evidentemente, justo con este fin.

    Además, según la invitación, la declaración final será emitida solo por EEUU y Polonia y excluyendo a los demás asistentes.

    "Sinceramente, es poco ortodoxo para los asuntos internacionales", comentó.

    El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo la semana pasada a la cadena de televisión Fox News que EEUU celebrará los días 13 y 14 de febrero en Polonia una cumbre internacional para promover la estabilidad en Oriente Medio.

    Según el diplomático estadounidense, al evento fueron invitados los países de Oriente Medio, Asia, África, de Occidente y Europa.

    El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, al comentar la iniciativa estadounidense, la tildo de un "patético circo antiiraní" y criticó a Polonia por acoger la reunión.

    Problema kurdo en Siria

    Asimismo, Lavrov declaró que las cuestiones relacionadas con las zonas habitadas por los kurdos en Oriente Medio deben ser resueltas en el marco legislativo vigente, sin cambiar las fronteras actuales.

    El canciller subrayó que todas las cuestiones que surgen con la población kurda "tienen que solucionarse en el marco de las leyes vigente en el correspondiente país".

    "Esos Estados en los últimos años han sufrido graves penurias relacionadas con la agresión perpetrada en contra de Irak, luego en contra de Libia, y ahora en contra de Siria, debemos evitar que se realice una ruptura de las fronteras", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Lavrov llamó a los Gobiernos de esos países y de otros, donde también habitan kurdos, a establecer un diálogo con esa minoría étnica.

    "Saludamos y apoyamos los contactos que comenzaron actualmente entre los representantes kurdos y las autoridades sirias, encaminados a restablecer la vida en un Estado único sin ningún tipo de injerencia externa", resaltó el titular.

    Asimismo, Lavrov resaltó que la propuesta de Turquía de crear una zona de seguridad en Siria se barajará la semana que viene entre los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan.

    El 15 de enero Erdogan anunció que el 23 de enero visitará Rusia para mantener un cara a cara con Putin.

    "Este tema, entre otras cosas, se discutirá cuando el presidente Erdogan llegue a la próxima ronda de negociaciones con el presidente Putin, pero el objetivo final es restablecer la soberanía y la integridad territorial de Siria, a lo cual se comprometieron tanto Estados Unidos como Turquía, Rusia y los demás miembros de la ONU", dijo en su rueda de prensa anual.

    Te puede interesar: ¿Pidió Turquía permiso a Rusia para utilizar el espacio aéreo sirio?

    Lavrov señaló que Rusia buscará que se tengan en cuenta los intereses de todas las partes involucradas, de todos los vecinos de Siria "y, por supuesto, los intereses de seguridad de todos los países de la región, incluida Turquía".

    El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció en diciembre pasado la retirada de sus tropas de Siria y la derrota de ISIS*, destacando que la lucha contra ese grupo terrorista era el único motivo de la presencia estadounidense en ese territorio.

    Según Lavrov, las armas y los objetivos militares pertenecientes a EEUU en Siria deben pasar "a manos del Gobierno, las Fuerzas Armadas y las estructuras administrativas sirias", pero a condición de que que "los kurdos tengan garantizadas todas las condiciones imprescindibles en los territorios en los que habitan".

    Además: Siria: la esperanza de los kurdos pasa por Moscú

    Tras la decisión de Trump, Turquía postergó la ofensiva que planeaba lanzar al este del Éufrates y en la zona siria de Manbij contra las fuerzas kurdas, principales aliados de EEUU, para evitar el fuego amigo de las tropas estadounidenses durante su retirada de Siria.

    En concreto, Turquía busca derrotar a las Unidades de Protección Popular (YPG), miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

    Para Ankara, las YPG son un brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que considera una organización terrorista.

    Ante los planes turcos de invadir en el país árabe, las YPG anunciaron su retirada de Manbij, al subrayar que se concentrarían en la lucha contra los terroristas de ISIS en todos los frentes al este del río Éufrates.

    Después de que los kurdos abandonaran Manbij, las tropas gubernamentales sirias recuperaron el control sobre la ciudad. 

    * autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia

    Etiquetas:
    política exterior, cumbre, kurdos, Siria, EEUU, Oriente Medio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik