En directo
    Combatiente de las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG)

    "Los kurdos fueron parte neutral en el conflicto y nunca respondieron a llamados de yihadistas"

    CC BY 2.0 / Kurdishstruggle / Kurdish YPG Fighter
    Oriente Medio
    URL corto
    161

    MOSCÚ (Sputnik) — El llamado de las Unidades de Protección Popular kurdas al Gobierno sirio para que tomen el control de sus zonas significa que quieren cooperar con Damasco para encontrar una solución política a la crisis, declaró a Sputnik Farjat Patíev, presidente de la organización Autonomía Federal Nacional y Cultural de los Kurdos de Rusia.

    "Este es otro gesto por parte de los kurdos que expresa que los problemas pueden ser solucionados a través del diálogo con el Gobierno sirio", aseveró.

    Según el activista, "la posición inicial de los kurdos, desde 2012 de hecho no cambió".

    "Los kurdos siempre fueron una parte neutral en este conflicto y nunca respondieron a los llamados de los yihadistas de apoyarlos en su lucha contra [el presidente de Siria, Bashar] Asad, los kurdos tenían otra tarea, garantizar la seguridad de la población kurda y otros pueblos que viven en el norte" de Siria, explicó.

    Patíev señaló que ninguno de los "proyectos kurdos" que se desarrollaron a lo largo de los últimos años en el nordeste de Siria suponía separación alguna y todos eran muy flexibles respecto a la posibilidad de acercamiento al Gobierno sirio.

    "Sin embargo, entonces les molestaban grupos terroristas tan peligrosos como el Frente Al Nusra e ISIS (ambos prohibidos en Rusia y otros países), por lo cual esta situación no favorecía mucho a que ambas partes se sentasen a la mesa de las conversaciones", aseguró.

    Según el experto, "entonces estaba en primer plano la tarea de garantizar la seguridad, limpiar a Siria de elementos radicales".

    "Ahora, cuando cambió la situación, existe la posibilidad de sentarse a la mesa de las conversaciones y acometer tareas vinculadas a la solución política", destacó.

    Este 28 de diciembre las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas anunciaron que abandonaban Manbij por las amenazas de Turquía de invadirla y llamaron a las tropas gubernamentales sirias a tomar el control de la ciudad.

    Posteriormente el Ejército sirio entró en Manbij e izó la bandera nacional en la ciudad, comunicó el Estado Mayor de la república árabe.

    El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había declarado previamente que Ankara estaba preparada para lanzar una ofensiva al este del Éufrates y en la zona siria de Manbij contra las fuerzas kurdas, si EEUU, su principal aliado, no las retiraba de allí.

    Más aquí: Erdogan: la situación es incierta en Manbij pese a la entrada de las tropas sirias

    Para Turquía, las YPG son un brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que considera organización terrorista.

    Posteriormente Turquía decidió postergar la ofensiva para evitar el fuego amigo de las tropas estadounidenses durante su retirada de Siria.

    El 19 de diciembre Donald Trump proclamó la victoria de EEUU sobre la organización terrorista ISIS (proscrita en Rusia y otros países) en Siria al señalar que la lucha contra ese grupo era la única razón para mantener a los militares estadounidenses en el país árabe.

    Más tarde, la Casa Blanca anunció que las tropas estadounidenses están regresando a casa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    yihadistas, kurdos, Daesh, Unidades de Protección Popular (YPG), Manbij, Siria