En directo
    Una explosión en Siria (archivo)

    El último suspiro del califato: ¿resurgirá el ISIS de sus cenizas?

    © AFP 2019 / Mohammed Al-Khatieb
    Oriente Medio
    URL corto
    Denis Lukyanov
    8441

    Hace un año, el Estado Islámico aún representaba un peligro no solo para Oriente Medio, sino para toda la humanidad. Hoy, los restos de esta organización terrorista ocupan un territorio minúsculo en el este de Siria, lugar que por lo demás ya están atacando las fuerzas antiterroristas. La amenaza, no obstante, persiste.

    El mundo se quedó atónito por el auge del Estado Islámico —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— que logró apoderarse de un territorio enorme en las tierras de Siria e Irak gracias a su avance relámpago en 2014.

    Fue entonces, en aquella época, cuando quedó claro que los principios de la yihad, que eran la piedra angular del ISIS, tenían como meta expandirse y aterrorizar a la población de las tierras conquistadas a sangre y fuego. Además, los terroristas fieles al Estado Islámico perpetraron numerosos atentados en diferentes puntos del globo.

    Esta táctica descarnada hizo que los países afectados anhelaran llevar a cabo su venganza contra los radicales. Uno de esos territorios fue Rusia, que se unió al esfuerzo antiterrorista a finales de septiembre del 2015, después de que el Gobierno sirio de Bashar Asad solicitara ayuda militar.

    No te lo pierdas: Potentes lanzacohetes múltiples, en acción contra terroristas en Siria (vídeos)

    Mantener el perfil bajo

    Las acciones de Rusia y otros países pusieron de rodillas a los yihadistas. Como consecuencia, el territorio controlado por ellos se redujo significativamente. Muchos de sus combatientes murieron, pero los hay que lograron huir.

    "Es bien sabido que el ISIS es una organización terrorista muy resistente y con capacidad de adaptación a diferentes circunstancias. Los terroristas están a punto de ser expulsados de Siria de una vez por todas, aunque están por venir batallas en los territorios todavía controlados por los yihadistas del grupo, especialmente en la zona este del país, cerca de la frontera con Irak", declaró a Sputnik el exembajador del Reino Unido en Siria, Peter Ford.

    Ahora que las raíces del estado terrorista han sido arrancadas de suelo sirio, los exintegrantes del Estado Islámico se quedarán allí, si bien intentarán mantener un perfil bajo.

    "No se marcharán a otros países. Regresarán a sus aldeas y esconderán sus armas. Si las cosas se tornan caóticas en Siria en el futuro, el ISIS aparecerá de nuevo y lo hará muy rápido", pronosticó el diplomático.

    Sin embargo, la red terrorista tejida por el Estado Islámico consiguió desde su nacimiento extender sus tentáculos más allá de su cuna en Siria e Irak. Numerosos grupos terroristas en diferentes países juraron lealtad al ISIS mientras su poder iba en aumento. Ahora estas zonas son consideradas como un posible escondite para los yihadistas de esta agrupación.

    ¿Nuevo brote de peste?

    La geografía de las zonas contaminadas por la 'peste terrorista' resultó enorme. Se trata de países como Nigeria, Somalia, Yemen, Libia y Afganistán. Las células de esta agrupación contaban con la presencia en muchos más.

    Una parte de los terroristas logró trasladarse a dichas regiones, sobre todo a Libia y a Afganistán, especialmente a la zona de la frontera con los países de Asia Central.

    Asia Central es la región de mayor importancia para Rusia porque allí están sus países aliados y sus bases militares.

    Precisamente estas zonas corren el mayor riesgo de convertirse en el lugar de un nuevo brote de terrorismo, apuntó en su comentario a Sputnik Borís Dolgov, especialista en el mundo árabe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias rusa.

    "La ideología del ISIS sigue viva y la existencia de unidades que continúan creyendo en las ideas de la yihad ponen de relieve este mismo hecho", señaló.

    Según Bolgov, el Estado Islámico había sido derrotado en Siria como organización político-miliar. Lo que resta del 'califato' se encuentra bajo el control de unidades que solían formar parte del grupo terrorista primigenio.

    Te puede interesar: Lucha feroz con terroristas: misión especial rusa para liberar a los rehenes de ISIS en Siria (vídeo)

    "Será difícil para los terroristas hacer resurgir al ISIS como organización político-militar. Es muy poco probable ahora, dado que los que hoy en día han contribuido a su derrota harán todo lo posible para impedir que esto suceda", aventuró Bolgov.

    Etiquetas:
    terrorismo, yihadistas, Daesh, Peter Ford, Borís Dolgov, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik