13:54 GMT +318 Diciembre 2018
En directo
    Bashar Asad, presidente de Siria (archivo)

    Asad, el mayor obstáculo para los intentos de EEUU de apoderarse de Siria

    © REUTERS /
    Oriente Medio
    URL corto
    Denis Lukyanov
    5440

    El pasado mes de noviembre se celebró la XI ronda de negociaciones en Astaná. Uno de los logros de este formato es la reducción de intensidad de los combates en Siria, que acerca la guerra civil en el país al desenlace. Sputnik entrevistó al exembajador del Reino Unido en Siria, Peter Ford, para conocer su perspectiva en cuanto al futuro del país.

    Una de las cuestiones principales para el futuro del Estado sirio es la persona del presidente. A lo largo de toda la guerra civil, Occidente, en reiteradas ocasiones, ha insistido en la destitución de Bashar Asad tras el fin de las confrontaciones armadas. Sin embargo, ha habido excepciones.

    A finales del pasado mes de noviembre, el enviado de Estados Unidos para Siria, James Jeffrey, aseguró que su país no busca el derrocamiento del presidente sirio, Bashar Asad. Estas declaraciones sembraron nuevas dudas en cuanto a las verdaderas intenciones de la Casa Blanca en el suelo sirio.

    Cualquiera que sea el caso, el exembajador británico en Siria, Peter Ford, opina que Asad tiene asegurado su futuro político como presidente.

    "Bashar Asad no irá a ninguna parte. EEUU, el Reino Unido y Francia suelen hablar de la transición, pero la única transición que vamos a ver es la transición a una Siria con más Asad. La salida de Asad es un mero sueño estadounidense, Bashar Asad no va a cometer un suicidio político", proclamó.

    Vídeo: Así dan las gracias los sirios a Asad tras ser liberados de los terroristas

    Los estadounidense a veces se comportan como si la destitución de Asad no fuera su objetivo, como recién dijo James Jeffrey. Sin embargo, las palabras del representante estadounidense no son más que un juego de palabras, porque el político añadió que "no hay futuro político" para Asad en Siria.

    Washington trata de maquinar las elecciones, quiere que los refugiados regresen a Siria y voten en contra de Asad. Según explicó Ford, Estados Unidos y sus aliados europeos insisten en que los millones de personas que han huido de Siria ahora tomen parte en los comicios con tal de impedir que Asad siga en el poder.

    "Su objetivo es absolutamente claro e inequívoco, el cambio de régimen", manifestó.

    Los intentos de determinar el futuro de Siria a través de diálogo continuaron la semana pasada en Astaná, la capital de Kazajistán. Durante el encuentro se planteó la formación de un comité constitucional que deberá sentar las bases para el nuevo ámbito político de Siria.

    No obstante, el exembajador británico se mostró muy escéptico sobre el posible éxito de esta herramienta política.

    "Francamente, creo que el éxito del comité constitucional sirio es toda una ilusión. Creo que es una pérdida de tiempo, pero lo bueno es que llena el vacío. Si no fuera por estas negociaciones, habría un espacio vacío. Me quedaría sorprendido, si Rusia apostara completamente por el éxito del proceso de Astaná en términos de protección de la solución política de este país árabe", precisó el exdiplomático.

    Para Ford todo lo que ha pasado a lo largo de los últimos siete años en Siria indica que "lo más importante es la situación militar". Muchas de las rondas de negociaciones en Ginebra "no han servido para nada", mientras las consultas de Astaná ya han llegado a su XI ronda, lamentó.

    No te lo pierdas: Cómo reaccionará la OTAN a la posible expulsión de Turquía por parte de EEUU

    "Al mismo tiempo, el proceso de Astaná tiene una gran ventaja. Este formato acerca Turquía a Rusia en ausencia de Estados Unidos: de esta manera, solo Ankara y Moscú controlan el destino de la provincia de Idlib —el último enclave controlado por los grupos armados opuestos al Gobierno de Asad—", señaló.

    Los enclaves de la discordia

    Otra cuestión que continúa perturbando a los participantes del proceso de paz es la estructura administrativa de la nueva Siria. Hasta ahora sigue siendo un enigma qué pasará con los enclaves no controlados por el Gobierno de Asad.

    A día de hoy son tres: Idlib, controlado por la oposición, incluidos grupos terroristas; Rojava, controlado por kurdosirios; y Al Tanaf, controlado por la oposición y que cuenta con una base militar de Estados Unidos.

    "Los tres enclaves están entrelazados. Estados Unidos considera que estos territorios son piezas en un juego de ajedrez. Washington no cederá ninguna de estas piezas salvo por la retirada de Irán de Siria. Esta es la meta proclamada además de la lucha contra los restos del Estado Islámico —también conocido como ISIS y Daesh, proscrito en Rusia y otros países—", aseguró Peter Ford.

    Te puede interesar: Otro "completo fiasco" de EEUU en la arena mundial

    "Washington seguramente no consiga su objetivo porque las tropas iraníes no se retirarán de Siria mientras queden al menos un par de botas militares estadounidenses en Siria. Ni se retirará antes de que Idlib esté liberado. Me temo que es de esperar que Estados Unidos continúe su ocupación de los territorios controlados por los kurdos y Al Tanaf", continuó.

    Además de dichos enclaves existe una zona que se encuentra bajo el control turco que Ankara estableció a raíz de sus operaciones en la parte noroeste de Siria.

    Para Ford, la situación en cuanto al enclave controlado por los turcos es diferente, ya que Turquía "no es rehén de los deseos de Estados Unidos". Al contrario, las metas turcas contradicen a las de EEUU, en particular al objetivo de fortalecer a sus subsidiarios kurdos.

    "Me temo que la situación se congelará a largo plazo. Veo difícil imaginar que las tropas estadounidenses salgan de dichos territorios a corto y medio plazo. Pero a largo plazo es obvio que tendrán que retirarse, dado que sus fuerzas se encuentran en una posición vulnerable", precisó el exdiplomático.

    Además, subrayó que hay tensiones dentro de los territorios controlados por los kurdos, donde habitan las tribus árabes. Al fin y al cabo los kurdos serán obligados a alcanzar un negocio con Damasco y "pedir que su amo estadounidense se vaya de sus posesiones sirias", pronosticó Peter Ford.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    poder, Peter Ford, Bashar Asad, Siria, EEUU