08:19 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Recogida de aceitunas en Palestina

    Voluntarios internacionales recogen las aceitunas del Huerto de Getsemaní de Jerusalén

    © AFP 2018 / Menahem Kahana
    Oriente Medio
    URL corto
    180

    JERUSALÉN (Sputnik) — En la parte baja de la ladera del Monte de los Olivos, frente a la muralla de la Ciudad Vieja de Jerusalén, se sitúa el Huerto de Getsemaní, el lugar donde, según la Biblia, se encontraba Jesús de Nazaret la noche en que lo detuvieron.

    En Getsemaní y el valle que lo separa de la muralla hay unos 900 olivos —varios de ellos milenarios— que dan unas aceitunas con las que se elabora "un aceite único en el mundo", explicó a Sputnik el fraile franciscano Diego Dalla Gassa.

    "No queremos que se convierta en un negocio, así que no lo vendemos, aunque se lo regalamos a algunos peregrinos en botellitas. Después, si ellos quieren hacer un donativo lo hacen, pero este aceite no tiene precio, en el doble sentido", subrayó Dalla Gassa.

    Los franciscanos, encargados de custodiar los lugares santos cristianos en Tierra Santa, inauguraron hoy la temporada de recogida de la aceituna en Getsemaní con una invitación a voluntarios de todo el mundo para que colaboraran en la recolecta, que suele durar un mes.

    "Es la primera vez que recojo aceitunas, pero siempre lo he visto hacer a familias palestinas que conozco. Para ellos es un momento importante, un momento familiar donde se reúnen para estar en su tierra, recoger aceitunas, estar con los niños y se hace una comida especial. Es una tradición importante", contó Nicoletta Zannoni, una italiana que vive desde hace siete años en Ramala (Cisjordania), donde trabaja como profesora de flauta en una escuela de música.

    Además: Colonos judíos arrancan 200 olivos al norte de Cisjordania

    "Estar aquí tiene un sentido especial y pensar que aquí era donde estaba Jesús hace 2.000 años es algo increíble", añadió Zannoni antes de seguir recogiendo olivas.

    Con las aceitunas de estos olivos se elabora un aceite en el monasterio cisterciense de Latrún, a unos cuantos kilómetros de Jerusalén, en el centro de Israel. Aunque los franciscanos "sueñan", según aseguró Dalla Gassa, con tener su propia prensa en Getsemaní para obtener ellos mismos este aceite "dulce y de perfume muy bueno", señaló el hermano franciscano.

    Para los peregrinos, el aceite de Getsemaní tiene un valor especial porque para los cristianos, según Dalla Gassa, "este es el lugar donde Jesús ama venir. De día enseñaba en el templo y por la noche pernoctaba al aire libre, en el llamado Monte de los Olivos".

    "En la tradición judía, se sabe que el Mesías, en la shekiná (manifestación de Dios a su pueblo), descenderá por este lado (del Monte de los Olivos) para entrar en Jerusalén", recalca Dalla Gassa.

    Getsemaní procede del arameo y el hebreo Gat shemane, que significa prensa de aceite, hecho que confirma que ya hace 2.000 años se recogían aceitunas en esta zona y se elaboraba aceite. De las olivas se aprovecha también el hueso para hacer rosarios.

    En el "huerto santo" la cosecha, que este año "no ha sido ni mala ni buena" —alega Dalla Gassa— siempre corre a cargo de manos voluntarias que se consideran privilegiadas. La vista que se contempla desde el huerto lo es sin duda: la Ciudad Vieja amurallada coronada por el esplendor dorado de la Cúpula de la Roca, en la Explanada de las Mezquitas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    aceitunas, Jerusalén