Widgets Magazine
En directo
    Las Fuerzas Democráticas Sirias en los alrededores de Manbij

    ¿Traición o pragmatismo? Por qué los kurdos se resisten a abandonar Manbij

    © REUTERS / Rodi Said
    Oriente Medio
    URL corto
    350

    En mayo de 2016 las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, con ayuda de la aviación y las fuerzas especiales de EEUU, tomaron por asalto la ciudad siria de Manbij, que hasta entonces estaba bajo control de Daesh. Dos años después, Washington traiciona a su antiguo aliado y acuerda la entrega de la ciudad a los turcos.

    Los ancianos de varias tribus de la localidad siria de Manbij y sus alrededores han publicado un vídeo en el que piden a Turquía tomar tan pronto como sea posible el control sobre la zona, informa el portal Syria Call. De esta manera, entre las dos variantes de la ocupación, los árabes locales eligen la que consideran el mal menor: la ocupación turca.

    También: Estas son las trabas que impiden el arreglo del conflicto sirio

    Los protagonistas del vídeo justifican su decisión en que los kurdos gobiernan la zona de forma racista y violenta. Los líderes de las tribus locales afirmaron que la pronta retirada de las YPG será una alegría para todas las comunidades étnicas de la ciudad, ya sean árabes, turcomanas o circasianas.

    Según Ankara, las fuerzas de las YPG tienen hasta el 4 de julio para abandonar la zona y retirarse hacia el este del río Éufrates. Este acuerdo fue alcanzado entre Turquía y EEUU a principios de junio, cuando el nuevo secretario de Estado y exdirector de la CIA, Mike Pompeo, visitó Ankara. La hoja de ruta establece que los kurdos —aliados de EEUU— deben, además, abandonar buena parte de las armas que se les habían entregado para combatir al grupo terrorista Estado Islámico.

    Sin embargo, hasta ahora los kurdos no parecen tener prisa en cumplir con esas exigencias.

    Más: EEUU regala un nuevo territorio kurdo a Erdogan

    "Esta es un área de importancia estratégica para las fuerzas armadas de los kurdos, su última esperanza de organizar un pasillo y conectarse con su enclave al oeste del Éufrates: Afrín. Por la misma razón es también importante para los turcos, que a toda costa tratan de evitar el refuerzo de las YPG, a las que Ankara califica como grupo terrorista afiliado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)", explicó el investigador principal del Instituto de Estudios Orientales, Borís Dolgov, en declaraciones a la agencia FAN.

    Para las YPG, la nueva hoja de ruta no solo supuso una traición de su aliado, EEUU, sino que también fomentó los sentimientos antikurdos en la región, dice el experto. Y tienen razones para ello.

    "La declaración [en la que los líderes árabes llaman a las tropas turcas] suena como un llamado de auxilio de la población que sufría y sigue sufriendo a causa de la mala conducta y la represión de los radicales de las YPG. Los kurdos realmente han tratado de establecer ahí una autoridad que a menudo se basaba en la discriminación contra los árabes", destaca Borís Dolgov.

    No obstante, algunas fracciones kurdas no tienen la intención de rendirse y tratan de negociar para al menos dejar en Manbij parte de sus fuerzas. Sea como fuera, ni en el plano militar, el político, o en cuanto al apoyo de la población local, las YPG tienen una posición de ventaja. Es por eso que la región siria al oeste del río Éufrates está totalmente perdida para los kurdos, concluye el especialista ruso.

    Además:

    Qué hacen decenas de militares franceses en la frontera de Manbij (foto)
    EEUU levantará dos bases militares en Manbij
    Las YPG kurdas retiran a sus asesores militares de la ciudad siria de Manbij
    Turquía y EEUU acuerdan el plan de implementación de la hoja de ruta para Manbij
    Etiquetas:
    traición, kurdos, Unidades de Protección Popular (YPG), Borís Dolgov, EEUU, Siria, Manbij
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik