Widgets Magazine
En directo
    Lionel Messi, jugador de la selección argentina de fútbol (archivo)

    Decepción entre los israelíes por la suspensión del partido con Argentina

    © Sputnik / Alexey Filippov
    Oriente Medio
    URL corto
    240

    JERUSALÉN (Sputnik) — La decisión de la selección argentina de cancelar el partido amistoso que tenía que disputar el 9 de junio en Jerusalén contra el equipo de Israel ha causado una gran decepción entre los israelíes y ha provocado las críticas de la prensa israelí al Gobierno por su gestión del asunto.

    "Nunca hubiéramos imaginado que podía ocurrir esto. Messi y los demás jugadores se han dejado comer el coco por la campaña de propaganda palestina", dijo a Sputnik, Yigal Steinitz, estudiante de Derecho en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

    "Nos hacía mucha ilusión que viniera Argentina, que es una gran selección. Un amigo mío tenía una entrada para el partido, no sé qué pasará, supongo que le devolverán el dinero", añadió Steinitz.

    La suspensión del partido copa las portadas de los diarios y los informativos de radio y televisión. "Messi cancela", titula este 6 de junio el diario "Yedioth Aharonoth", el más leído de Israel entre los de pago. Más extremo es el título de "Israel Hayom", gratuito y el más leído del país: "Capitulación ante el terror: Cancelado el partido con Argentina".

    Según el "Yedioth Aharonoth", la selección argentina decidió suspender el partido por la intensa presión política de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) que promueve el boicot contra Israel a nivel económico, cultural, académico y deportivo hasta que el país no acabe con la ocupación de los territorios palestinos.

    Más aquí: Presidente de Israel, preocupado por la "politización" de la selección argentina

    Los diarios israelíes también alegan que los familiares de algunos jugadores recibieron amenazas y que las autoridades palestinas, especialmente la Asociación de Fútbol de Palestina (AFP) hizo mucha presión sobre el equipo argentino.

    Los medios israelíes también culpan al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y a la ministra de Cultura, Miri Regev, de haber politizado el partido en beneficio propio y haber insistido para que se jugara en Jerusalén, en lugar de Haifa, donde estaba previsto.

    La Embajada de Israel en Buenos Aires emitió un comunicado en el que lamentaba que el partido se hubiera cancelado "por amenazas a Lionel Messi", la gran estrella del equipo argentino y del Fútbol Club Barcelona (FCB).

    Además:

    Todo lo que hay que saber sobre el conflicto palestino-israelí
    Israel no permitirá que los prisioneros de Hamás vean el Mundial
    Natalie Portman declina visitar Israel para recoger un premio
    Shakira cancela un concierto en Tel Aviv por la presión del BDS
    Etiquetas:
    partido amistoso, suspensión, Argentina, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik