Widgets Magazine
13:55 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel

    De puros a submarinos: los cinco casos de corrupción que salpican a Netanyahu

    © REUTERS / Jim Hollander
    Oriente Medio
    URL corto
    292
    Síguenos en

    Tras una amplia investigación que duró más de un año, la policía israelí ha recomendado a la Fiscalía del país que impute al primer ministro, Benjamín Netanyahu, por fraude, soborno y abuso de confianza. Sputnik te presenta los casos en los que está involucrado 'Bibi'.

    Champán y cigarros

    El primero de los casos, denominado Caso 1000, investiga a Netanyahu y su familia por "sospechas de los delitos de aceptar sobornos, fraude y abuso de confianza" en relación con su conexión con el productor hollywoodense Arnon Milchan ('Pretty Woman', 'El Renacido') y con el empresario australiano James Packer.

    Según la investigación, el primer ministro israelí aceptaba lujosos regalos para él y su familia —como champán francés, joyas y puros— a cambio de favores.

    Pese a que el jefe del Gobierno israelí y su esposa, Sara, reconocieron haber recibido los regalos, los calificaron de "intercambio entre amigos".

    "Sara pedía botellas, seis o doce botellas de champán. Bibi pedía puros y conocía las cantidades de champán que su mujer recibía", según declaró una ayudante de los empresarios.

    Apoyo mediático

    El segundo caso de corrupción, denominado Caso 2000, se centra en las conversaciones mantenidas en secreto por Netanyahu a finales de 2014 con Amon Mozes, propietario de dos influyentes medios —el diario Yediot Aharonot y el portal Ynet- para conseguir una cobertura más positiva del político a cambio de limitar la difusión de su medio rival, el Israel Hayom, que pertenece al estadounidense Sheldon Adelson. No obstante, al responder a las acusaciones, Netanyahu indicó que "solo quería poner a prueba" al editor.

    El caso de los submarinos

    Benjamín Netanyahu no está personalmente involucrado en el llamado Caso 3000 —que tiene que ver con la polémica adquisición de poderosos submarinos alemanes— pero sí su hombre de estrecha confianza David Sharan. Mientras el principal sospechoso del caso, el representante israelí del fabricante alemán de buques ThyssenKrupp, Michael Ganor, sobornó a los oficiales de Defensa para alcanzar acuerdos multimillonarios, Sharan fue arrestado por aceptar sobornos. Según las declaraciones del exministro de Defensa Moshe Yaalon, Netanyahu trató de facilitar el trato con el fabricante alemán al intentar cancelar un acuerdo previo de adquisición de sumergibles.

    El Caso Bezeq

    El llamado Caso 4000 involucra a Bezeq, la mayor compañía de telefonía del país. Según los datos de la investigación, Shlomo Filber, director general del Ministerio de Comunicaciones de Israel y también excolaborador de Netanyahu, pasaba documentos clasificados y otros datos a Bezeq. Asimismo, el primer ministro israelí ocultaba su estrecha amistad con el accionista mayoritario del gigante de las telecomunicaciones, Shaul Elovitch. Así, el presidente del Gobierno indicó que Elovitch y él solo eran "algo más que conocidos", pese a que anteriormente informó en una declaración ante el tribunal que habían sido amigos durante 20 años.

    De tal marido, tal mujer

    Pero 'Bibi' no es el único que está bajo sospecha. La esposa de Benjamín Netanyahu fue acusada de uso indebido de fondos públicos. En particular, en 2017 fue juzgada por haber comprado comida y haber contratado a chefs privados para eventos familiares pagados por la residencia del primer ministro con dinero público. Asimismo, pagó una cuidadora para su padre con el presupuesto de la asignación económica pública para la residencia de Netanyahu. 

    Netanyahu, ¡puedes correr, pero no esconderte!
    © Sputnik /
    Netanyahu, ¡puedes correr, pero no esconderte!

    Además:

    La policía israelí cree tener suficientes pruebas para imputar a Benjamín Netanyahu
    ¿Por qué Benjamín Netanyahu dijo todo lo que piensa de la UE? ¡Sputnik te desafía!
    Netanyahu, ¡puedes correr, pero no esconderte!
    Netanyahu resiste las pruebas de corrupción en su contra
    Etiquetas:
    alcohol, corrupción, Benjamín Netanyahu, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik