Widgets Magazine
19:27 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Emmanuel Macron, presidente de Francia, y su homólogo ruso, Vladímir Putin (archivo)

    Acercamiento entre Rusia y Francia por una solución de paz para Siria

    © REUTERS / Philippe Wojazer
    Oriente Medio
    URL corto
    140
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los presidentes de Rusia y de Francia, Vladímir Putin y Emmanuel Macron, respectivamente, abogaron por intensificar la coordinación sobre Siria en una conversación telefónica sostenida el 9 de febrero, según informó el Kremlin en un comunicado.

    Los dos presidentes subrayaron "la importancia de incrementar la coordinación ruso-francesa respecto a los aspectos clave del tema sirio", indicó el Kremlin.

    Putin y Macron revisaron las posibilidades de la solución política en el país árabe.

    Además ambos mandatarios destacaron "el interés por un diálogo inclusivo sobre Siria en Ginebra en base a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU y tomando en consideración los resultados del Congreso de Diálogo Nacional Sirio celebrado en Sochi el pasado 30 de enero".

    El Congreso concluyó con la aprobación de una lista de 150 candidatos a la Comisión Constituyente que se ocupará de cuestiones relacionadas con la elaboración de una nueva Carta Magna.

    Lea también: Erdogan y Macron examinan la operación en Afrín y el Congreso sobre Siria en Sochi

    Los líderes de Rusia y de Francia debatieron también la reconstrucción de esta nación árabe tras finalizar el conflicto.

    El Gobierno francés adelantó que Macron aceptó una invitación para visitar Rusia en mayo de este año.

    "El presidente de la República aceptó la invitación de Vladímir Putin de visitar Rusia en mayo y participar en el Foro [Económico Internacional] de San Petersburgo, donde Francia será huésped de honor", reza un comunicado del Elíseo.

    Rusia y Francia mantienen discrepancias por el supuesto uso de armas químicas en Siria.

    No obstante, este 9 de febrero el Gobierno francés reconoció que carecía de evidencias firmes del supuesto uso de gas cloro por parte de las fuerzas progubernamentales sirias que se habrían producido el 4 de febrero en Idlib y Guta Oriental.

    "No tenemos pruebas absolutas, solo disponemos de posibles evidencias del uso del cloro", admitió la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, a una radio local.

    Lea más: ¿Evidencias del uso de sarín en Siria? El Pentágono "nunca las ha visto"

    El 6 de febrero, la Comisión de Investigación de la ONU expresó su preocupación por los informes de Estados Unidos en los que afirma que se produjeron ataques con cloro en Guta Oriental e Idlib.

    Ese mismo día el Departamento de Estado norteamericano acusó a Rusia de intentar defender a las autoridades sirias, que supuestamente siguen empleando sustancias tóxicas.

    El Ministerio de Defensa de Rusia indicó que las acusaciones de Washington se basan en rumores difundidos por las redes sociales y testimonios de yihadistas que nunca fueron confirmados.

    El embajador ruso en Damasco, Alexandr Kinschak, advirtió que con estas "especulaciones sobre el supuesto uso de gases tóxicos", Estados Unidos estaría urdiendo una "nueva agresión militar" en Siria.

    Kinschak condenó también este 9 de viernes las sanciones unilaterales que Francia y el resto de los países de la Unión Europea impusieron a Siria.

    El embajador equiparó los daños causados por esas restricciones a los que producen los ataques de los terroristas.

    "En cuanto al impacto de las sanciones de Occidente sobre la situación humanitaria, apenas puedo decir algo nuevo, solo repetir lo que han afirmado en más de una ocasión los propios sirios, que creen que por su impacto negativo estas sanciones son inhumanas e injustas y comparables a los daños que causaron los terroristas a los sectores social y económico", dijo Kinschak, citado por la cadena de televisión Rossiya 24.

    Escuche: Rusia busca la verdad, EEUU entra en pánico

    El diplomático recalcó que estas sanciones fueron adoptadas ignorando al Consejo de Seguridad de la ONU y llamó a abolirlas.

    "Estas sanciones son perjudiciales para el pueblo sirio… Llamamos a levantar esas sanciones y ayudar al pueblo sirio", subrayó.

    Las restricciones de la UE a Siria están vigentes hasta el 1 de junio de 2018.

    Las sanciones abarcan el embargo petrolero, limitación de ciertas inversiones, congelación de los activos del Banco Central de Siria dentro de la UE, así como las restricciones para el suministro de equipos y tecnologías que puedan utilizarse para dispersar protestas, controlar e interceptar el tráfico digital y conversaciones telefónicas.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas. 

    Además:

    Embajador ruso denuncia manipulación política en la investigación de ataques químicos
    ¿A quién beneficia el presunto ataque con gas sarín en Siria?
    Moscú: intento de achacar a Damasco el uso de armas químicas beneficia a terroristas
    Moscú impedirá los intentos de distorsionar el "dosier químico" sirio
    Etiquetas:
    cooperación, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), ONU, Vladímir Putin, Emmanuel Macron, Siria, Francia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik