En directo
    Edificios destruidos en Mosul

    Los habitantes de Mosul, obligados a enterrar a sus familiares bajo la alfombra (vídeo)

    © REUTERS / Khalid Al-Mousily
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0

    Pese a que Mosul ha sido liberada de Daesh hace siete meses, muchos de sus habitantes se ven obligados a enterrar a sus familiares en sus casas.

    Según declaró a Sputnik Um Ammar, del barrio Al Mankuba, ubicado en la orilla oriental del Éufrates, se vio obligada a sepultar a sus hijos en el suelo de casa.

    "Enterré con mis propias manos a cinco miembros de mi familia fallecidos en esta guerra", reveló.

    Um Ammar precisó que su esposo ha sido la primera víctima del violento conflicto. Más tarde falleció su hijo Bashar, de 36 años, que era sacerdote en una mezquita local. 

    "Los yihadistas le obligaban a unirse a Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—, pero se negó a hacerlo, así que lo ejecutaron", reveló.

    Lea más: Rusia dispuesta a ayudar a Irak en la reconstrucción de Mosul

    Um Ammar subrayó que la esposa de Bashar fue herida de gravedad durante la liberación de la localidad, de modo que ahora no puede caminar. Por su parte, los nietos ayudan a la madre paralizada y la sacan a la calle. No tienen nada que comer. Ammar reveló que su hija y su esposo también fue víctima de un ataque aéreo.

    "Luego falleció mi hijo Saleh, de 22 años, cuando intentaba rescatar a nuestro vecino de los escombros tras un ataque aéreo de la coalición, en pleno combate", detalló.

    La mujer indicó que tuvo que enterrarlo en plena casa y cubrir la tumba improvisada con dos alfombras. Y agregó que muchos lugareños se ven obligados a enterrar a sus familiares y vecinos en los sótanos de sus casas, puesto que a menudo es casi imposible llegar al cementerio.   

    "Los ataques aéreos de la coalición tienen por objeto eliminar a los yihadistas de Daesh, pero suelen dejar víctimas civiles. Numerosos cuerpos permanecen bajo los escombros de los edificios", concluyó.

    Um Ammar, residente del barrio Al Mankuba
    © Sputnik /
    Um Ammar, residente del barrio Al Mankuba

    Pero la historia de Um Ammar no es tan inusual para la ciudad de Mosul, una vez tan grande y próspera. La mujer insta a que las organizaciones humanitarias internacionales, así como los voluntarios, lleguen a la localidad para ayudar a resolver este problema candente.

    Además:

    ONU: Daesh cometió genocidio y crímenes contra la humanidad en Mosul
    Unos 673.000 residentes de Mosul siguen desplazados según NRC
    Cientos de mujeres y niños rusos permanecen en Irak tras liberación de Mosul
    Mosul después de la liberación, peligro a cada paso y bajo tierra
    Etiquetas:
    entierro, guerra, Daesh, Mosul, Irak