13:58 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Soldados estadounidenses con banderas del país (archivo)

    'Juego sucio' en Siria: ¿cometió EEUU crímenes de guerra en Deir Ezzor?

    © AFP 2019 / Brendan Smialowski
    Oriente Medio
    URL corto
    19463
    Síguenos en

    "El 17 de septiembre de 2016, un bombardeo aéreo cuidadosamente planeado y dirigido por EEUU en Deir Ezzor mató a más de 100 soldados sirios y entregó el control de la montaña Jabal al Tharda a Daesh", escribe Tim Anderson en su informe para The 21st Century Wire.

    Después de ese ataque sorpresa, Daesh —autoproclamado Estado Islámico, grupo terrorista proscrito en muchos países, incluida Rusia— ocupó la montaña durante casi un año, pero no logró tomar el aeropuerto cercano ni la ciudad entera.

    Bandera de EEUU
    © Foto : US Ministry of Defense / Dennis Sloan
    Las fuerzas dirigidas por Estados Unidos admitieron el ataque, pero afirmaron que fue un "error involuntario" de sus aviones de guerra.

    Sin embargo, el autor del informe asegura que "los hechos indiscutibles y testimonios de testigos demuestran que eso es mentira".

    Según Tim Anderson, se trató de una intervención bien planeada y eficaz de EEUU en nombre de Daesh.

    El escritor y especialista en política internacional ofrece una lista de hechos que demuestran que, "tras días de cuidadosa vigilancia", EEUU realizó "un devastador ataque con misiles seguido del ametrallamiento de los soldados sirios restantes" que "ayudó a Daesh a tomar el control de la montaña estratégica ese mismo día":

    • El ataque se realizó contra las fuerzas de un oponente estratégico, a quien EEUU deseaba derrocar, debilitar o 'aislar'.
    • No hubo apariencia de provocación.
    • Se trataba de una operación bien planeada, con días de vigilancia anticipada.

    Los aviones de vigilancia de la coalición estadounidense fueron vistos "sobrevolar repetidamente" la zona del ataque el 12 de septiembre, cinco días antes del mismo, asegura el autor, haciendo referencia a las declaraciones de los testigos. Los informes estadounidenses también lo confirman.

    Asimismo, unas semanas después del golpe, un informe militar de EEUU confirmó que un "avión no tripulado" había sido enviado para "investigar" el área un día antes del bombardeo y otras dos aeronaves revisaron la misma área el día 17.

    • El ataque fue eficaz y cumplió los objetivos militares.

    Nihad Kanaan, comandante sirio en Jabal al Tharda, aseguró que la ofensiva "se prolongó durante una hora y media, de 17.30 a 19.00 horas", y añadió que el número real de bajas humanas supera las 100.

    • Hubo beneficios inmediatos y a largo plazo para Daesh.

    La parte siria dejó claro que la masacre había permitido un ataque de Daesh casi simultáneo y la toma de la montaña. Después de que los aviones atacaran la posición del Ejército en la montaña, los terroristas se movieron rápidamente y tomaron el control total de la cordillera.

    En cuestión de horas publicaron un vídeo de los yihadistas parados frente a los cuerpos de los soldados sirios asesinados por los ataques aéreos, prosigue el informe de Anderson.

    • EEUU entregó información falsa sobre la localidad a los rusos antes del ataque y su 'línea directa' con Rusia funcionó mal durante el mismo.
    • EEUU hizo falsas afirmaciones sobre su incapacidad de identificar a las tropas sirias.

    Sin embargo, los militares estadounidenses, admitiendo haber recibido información sobre el avistamiento de una "posible bandera siria… 30 minutos antes del ataque", pero no hicieron nada al respecto.

    • La 'investigación' de EEUU fue "desesperadamente parcial, ni siquiera se intentó poner en contacto con la parte siria".

    El autor subraya que "Washington logró evitar que la mayoría de los medios de comunicación occidentales realizase una investigación seria sobre este ataque", al decir que lo sentía e insistir en que se trató de un error. Es un testimonio de la ausencia de voces mediáticas críticas en un momento de guerra, subraya Anderson.

    "En las guerras de propaganda, se le da menos importancia a las evidencias independientes que a la repetición, denuncia y distracción insistente".
    Tim Anderson subraya que hay pocas pruebas de que la coalición liderada por EEUU haya hecho algo para luchar contra este grupo terrorista en Siria.

    Lea también: La coalición de EEUU sigue manteniendo contactos con terroristas en Siria

    "Vieron tomar dos veces Palmira (en 2015 y 2016), y no hicieron nada para ayudar al Ejército sirio a recuperar esta ciudad ni Deir Ezzor. La mayoría de las actividades estadounidenses se centraron en bombardear la infraestructura siria y ayudar a una fuerza separatista liderada por los kurdos a reemplazar a Daesh en la ciudad de Al Raqa. Por otra parte, el ataque aéreo del 17 de septiembre ayudó al Estado Islámico a tratar de arrebatar las partes restantes de Deir Ezzor al Ejército sirio", concluye el autor.

    Además:

    Irán califica de "agresión" el ataque estadounidense a los soldados sirios
    Australia admite que participó en ataque aéreo contra soldados sirios
    El "esquema complicado" de EEUU para entregar armas a Daesh
    Ejército sirio halla armas de EEUU y la UE en almacenes de Daesh en Deir Ezzor
    Etiquetas:
    crímenes de guerra, lucha antiterrorista, víctimas, ataque, bombardeos, Daesh, Ejército de Siria, Deir Ezzor, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik