En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El Gobierno israelí conmemoró los 50 años de la creación de las primeras colonias en tierra palestina en una ceremonia en la que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, garantizó que no habrá marcha atrás en el retorno a la tierra ancestral de los judíos.

    "En la maravillosa guerra defensiva de 1967, hace 50 años, volvimos a la Ciudad Vieja de Jerusalén, volvimos a Judea y Samaria (nombre bíblico de Cisjordania), al valle del Jordán y al Golán. Volvimos a casa, a nuestra tierra ancestral. Estén seguros de que los lazos con nuestra, historia y nuestra identidad no volverán a cortarse", dijo Netanyahu.

    El primer ministro se expresó así en una ceremonia realizada en el bloque de colonias de Gush Etzion, en la Cisjordania ocupada por Israel a partir de la guerra de 1967.

    El acto y el ambiente de celebración han provocado polémica en Israel y críticas de la izquierda, que no participó en la ceremonia y de los palestinos.

    "Las celebraciones de colonos en nuestra tierra ocupada son algo inaceptable y constituyen una verdadera provocación", dijeron portavoces de la presidencia palestina.

    Durante el acto, el ministro de Educación, Naftalí Bennett, líder del partido Hogar Judío, nacionalista y favorable a los asentamientos, pidió que Israel aplique su soberanía en Cisjordania, algo que la comunidad internacional rechaza de plano.

    Lea más: La nueva excusa de Israel para colonizar tierras palestinas

    "No hay mejor momento que este. No me tomo este paso a la ligera. Para ejercer nuestra soberanía se necesita el momento correcto y también mucho valor. Pero pese a la oposición interna e internacional, lo haremos y el mundo entenderá que la tierra de Israel no volverá a dividirse de nuevo", dijo.

    A las puertas de la ceremonia, varias decenas de militantes de la ONG israelí antiocupación Peace Now (La Paz Ahora) protestaron por la realización de esta ceremonia y clamaron que "no hay nada que celebrar", ya que "los asentamientos están destruyendo a Israel".

    Frente a ellos, decenas de colonos pedían a Netanyahu más valor para seguir defendiendo las colonias frente a la presión del mundo.

    Para el derecho internacional, todas las colonias son ilegales y en los últimos años han sido consideradas uno de los grandes obstáculos para lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Según la ONU y las oenegés israelíes, hay alrededor de 350.000 colonos en Cisjordania y unos 250.000 en Jerusalén Este que viven junto a unos tres millones de palestinos. 

    Además:

    HRW denuncia las actividades de los bancos israelíes en las colonias judías
    Israel ampliará sensiblemente una colonia judía en Jerusalén Este
    Israel se prepara para construir otras tres colonias judías al sur de Belén
    El Ministerio de Exteriores de Rusia reprueba la legitimación de las colonias israelíes en Cisjordania
    Etiquetas:
    Palestina, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook