Widgets Magazine
07:00 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Tropas sirias en los alrededores de Deir Ezzor, Siria

    A un paso de la victoria: el desbloqueo de Deir Ezzor marca el "inicio del fin" de la guerra

    © Sputnik / Mikhail Alaeddin
    Oriente Medio
    URL corto
    7340
    Síguenos en

    Tras el desbloqueo de la ciudad siria de Deir Ezzor, las fuerzas de Bashar Asad han entrado en una nueva etapa que varios expertos califican como el "comienzo del fin" de la guerra en Siria, escribe el politólogo Gevorg Mirzayán, en un artículo para Sputnik.

    • Se acabó la farsa

    La rotura del cerco de Deir Ezzor favoreció el inicio de la liberación de las regiones orientales del país árabe. Actualmente, el Ejército sirio está despejando de terroristas los territorios ubicados alrededor de la ciudad.

    El objetivo principal de las fuerzas de Asad es disponer por completo de la base aérea de Deir Ezzor, que en el futuro permitirá enviar refuerzos a las tropas desplegadas en la provincia y trasladar equipamiento, necesario para las próximas ofensivas.

    La operación sobre Deir Ezzor convenció a muchos actores internacionales de que el fin de la guerra se acerca no solo para los terroristas de Daesh —grupo yihadista proscrito en Rusia y otros países—, sino también para los enemigos de Asad.

    De esta manera, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, calificó la liberación de Deir Ezzor como el "inicio del fin" de la guerra civil siria y exhortó a la oposición a aceptar la realidad.

    "El mensaje para la oposición es muy claro: si esta ha planeado ganar la guerra, los hechos demuestran que su plan ha fracasado. Por eso ha llegado el momento de ganar la paz", destacó.

    Según el diplomático, las fuerzas opositoras tienen que reconocer su derrota y empezar a negociar con Asad en Ginebra o en Astaná, sin poner sobre la mesa la demanda de que Asad debe abandonar el poder.

    Lea también: Kalibr, el arma rusa que acabó con el dominio yihadista en Deir Ezzor

    • EEUU, fuera de juego

    Gevorg Mirzayán opina que, dadas estas circunstancias, EEUU ya no puede sentarse a negociar con Moscú. En primer lugar, porque Trump no podrá hacerlo debido a la oposición del Congreso.

    "En segundo lugar, las posiciones de EEUU en Siria son demasiado débiles como para ser escuchado. Es la razón por la que Washington quiere debilitar a Asad. Por ejemplo, puede impedirle recuperar el control sobre una parte de los yacimientos de Deir Ezzor, así como cortar el acceso de las vías que unen Siria con Irak", escribe el politólogo, que apunta a que Washington podría utilizar a los kurdos para ello.

    En cuanto a los kurdos, sobre el terreno ya han cruzado el Éufrates y ahora tienen que avanzar a lo largo del río para llegar al sur, donde se encuentra la ciudad siria de Abu Kamal y la frontera con Irak.

    Al mismo tiempo, el Ejército de Siria tiene solo dos opciones para impedir su avance: empezar a perseguirlos hasta la frontera iraquí o cruzar el río cortando las rutas hacia el sur del país árabe.

    Lea más: Una mujer rusa habla sobre el bloqueo de Deir Ezzor: "Nos comimos todos los gatos y perros"

    "El mayor problema radica en el hecho de que las fuerzas kurdas no pueden resistir a Asad y a Moscú. Sí, son aliados de EEUU, sí, la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, habla con contundencia de la necesidad de que Asad dimita, pero, ¿está Washington preparado para proteger a los kurdos?", se pregunta el autor del artículo.

    Mirzayán también destaca que Rusia, Irán y Siria no son las únicas fuerzas que podrían contrarrestar a los kurdos. En el horizonte también "aparece la sombra de Turquía". Ankara ya ha dejado claro que los kurdos no tienen que cruzar el Éufrates y esa es la razón por la que el presidente otomano, Recep Tayyip Erdogan, está movilizando a las fuerzas turcas en la frontera con las regiones kurdas.

    • Putin cumple su palabra

    Actualmente, la influencia de Rusia va en aumento. Según escribe el politólogo estadounidense Nikolas K. Gvosdev, "hoy en día Rusia está presente en toda la región de Oriente Medio".

    El Kremlin, de forma indirecta, participa en la resolución de las discrepancias entre Arabia Saudí y Catar. Los emisarios de los Gobiernos de Libia viajan a Moscú para buscar apoyo y atraer inversiones rusas.

    "Israel y Egipto tratan de establecer una línea de comunicación con el Kremlin y consideran a Putin como el líder más fiable. Recep Tayyip Erdogan tiene la misma opinión y está preparado para entablar con Moscú relaciones en distintas esferas", concluye Gvosdev.

    Todos estos ejemplos confirman la idea de que Rusia está promoviendo en la región un nuevo modelo de convivencia: la coexistencia pacífica de distintas fuerzas, especialmente en Siria.

    Más aquí: Rusia hunde a la 'flota' de Daesh (vídeo)

    Además:

    ¿Siria contra los kurdos? Deir Ezzor promete convertirse en el epicentro de una nueva guerra
    La ciudad siria de Deir Ezzor, símbolo de la inminente derrota de Daesh
    Etiquetas:
    Bashar Asad, Vladímir Putin, Deir Ezzor, Siria, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik