En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    101
    Síguenos en

    BARLÍN (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Alemania condenó este viernes el uso del gas nervioso sarín en el ataque lanzado a principios de abril pasado en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia sira de Idlib.

    "Condenamos enérgicamente, ahora que está confirmado, la utilización de un arma química prohibida en Siria", afirmó el portavoz de la diplomacia alemana, Martin Schaefer.

    El diplomático insistió en identificar lo más pronto posible a los autores de este crimen atroz.

    "Los que emplean armas químicas, deben tener bien claro que la comunidad internacional no tolerará el uso de agentes tóxicos prohibidos y rendirá cuentas a los culpables", dijo Schaefer.

    El portavoz añadió que en el "Consejo de Seguridad de la ONU recae una responsabilidad especial" en este sentido.

    El empleo de una sustancia tóxica en Jan Sheijun causó más de 80 muertos y medio millar de intoxicados el 4 de abril, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirmó el 29 de junio que había sido el sarín, un agente nervioso.

    El informe correspondiente fue compartido con los Estados partes de la Convención sobre Armas Químicas y enviado al Consejo de Seguridad de la ONU y al Mecanismo Conjunto de Investigación OPAQ-ONU (JIM, por sus siglas en inglés), creado en 2015 para determinar en lo posible a individuos, entidades, grupos o gobiernos implicados en en el uso de armas químicas en Siria.

    Lea más: Profesor del MIT acusa a EEUU de falsificar las 'pruebas' sobre el ataque químico en Idlib

    El equipo que la OPAQ envió a la zona tras las primeras denuncias del ataque no pudo visitar Jan Sheijun por motivos de seguridad, pero sí fue capaz de asistir a las autopsias practicadas en un país vecino, recogió muestras biomédicas y ambientales y entrevistó a testigos.

    Identificar a los responsables del ataque no formaba parte de su mandato.

    Desde un principio, la oposición siria culpó a Damasco del incidente, pero las autoridades rechazaron la acusación al recordar que todos sus arsenales químicos fueron retirados del territorio sirio y eliminados en 2016 bajo la supervisión de la OPAQ.

    El presidente sirio Bashar Asad, en una entrevista con Sputnik, calificó lo ocurrido de una provocación para justificar el ataque que EEUU lanzó tres días después contra la base aérea de Shairat, en la provincia de Homs.

    En la madrugada del 7 de abril EEUU disparó 59 misiles de crucero Tomahawk desde dos buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base de Shairat, en represalia por el incidente de Jan Sheijun, momento que fue aprovechado por los terroristas para realizar una ofensiva en Homs y Palmira.

    Le puede interesar: Exoficial de la CIA desmiente que Siria lanzara el ataque químico en Idlib

    Según EEUU, que no esperó una investigación ni presentó pruebas irrefutables, los aviones sirios habían salido del aeródromo de Shairat para bombardear Jan Sheijun.

    El Gobierno sirio subrayó que nunca empleó sustancias tóxicas ni contra la población, ni contra la oposición, ni contra los terroristas.

    Este lunes, la Casa Blanca declaró que las autoridades sirias preparan "un nuevo ataque químico" que podría causar numerosas víctimas civiles y advirtió que Bashar Asad y sus fuerzas armadas "lo pagarán caro" si se atreven a lanzarlo.

    Además:

    El Ministerio de Defensa ruso subraya la ausencia de pruebas del supuesto ataque químico en Siria
    Rusia tiene nuevos datos de que Occidente prepara provocaciones en Siria
    Secretario de ONU: aviso de EEUU a Siria sobre ataque químico debe tomarse en serio
    Etiquetas:
    sarín, gas, ataque químico, Siria, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook