En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — Justo en vísperas de la visita del presidente palestino, Mahmud Abás, a EEUU, sus rivales del movimiento islámico Hamás demostraron querer salir del aislamiento internacional y acercarse a países árabes como Egipto virando hacia posiciones más moderadas.

    El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, presentó un documento político "que marca una gran diferencia con su carta fundacional de 1988", según indicó a Sputnik el analista Mjaimer Abu Sada, de la Universidad Al Azar de Gaza.

    En el texto, Hamás no llama a la destrucción de Israel —aunque no lo reconoce y no renuncia a "liberar toda Palestina"— y acepta la creación de un Estado palestino en las fronteras del 4 de junio de 1967, previas a la Guerra de los Seis Días, en que Israel ocupó Cisjordania, Gaza, Jerusalén este, los Altos del Golán (a Siria) y la península egipcia del Sinaí.

    La propuesta de Hamás acepta un estado palestino con Jerusalén como capital y una solución justa para los refugiados palestinos basada en la resolución 194 de la ONU.

    Otra gran diferencia entre el nuevo documento de Hamás y su carta fundacional es que en esta última, Hamás considera el conflicto entre palestinos e israelíes "como religioso, entre musulmanes y judíos, pero ahora señala que el conflicto es con la ocupación israelí", señaló Abu Sada.

    La carta fundacional declara que Hamás es una rama de los Hermanos Musulmanes, pero el nuevo texto no los nombra.

    Hamás se define como un movimiento de liberación nacional con una referencia islámica sin mención a la Hermandad.

    Meshal dijo al presentar el documento que "Hamás pertenece a la escuela de los Hermanos Musulmanes, pero no hay ninguna conexión a nivel de organización ni de ningún otro tipo con ellos", comentó Abu Sada.

    Para este analista, con este cambio, Hamás ha querido contentar "a Egipto y otros países de la región como Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, que clasifican a los Hermanos Musulmanes como organización terrorista". Tampoco Jordania y Marruecos son partidarios de la Hermandad.

    El documento de Hamás señala a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) —que integra a diversas facciones y de la que Hamás no es miembro— como la legítima representante de los palestinos.

    "La nueva posición de Hamás tendría que mejorar su relación con Fatá. No obstante, el acercamiento en sus programas provoca suspicacias en Fatá, que teme que Hamás quiera reemplazar a la OLP y erigirse en representante de los palestinos", opinó Abu Sada.

    Para este profesor, la muestra del miedo de Fatá es que Abás anunció hace unos días que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no pagará más a Israel la electricidad que suministra a Gaza. Abás estaría intentando debilitar a Hamás en Gaza y demostrar que aún tiene poder para controlar parcialmente la franja. 

    Además:

    El Ejército israelí bombardea las posiciones de Hamás
    Hamás ejecuta en la horca a tres palestinos de Gaza
    EEUU incluye en su lista de terroristas a líder de brigada de Hamás en Gaza
    Hamás cierra el paso fronterizo con Israel tras el asesinato de un líder del ala militar
    Etiquetas:
    Hamás, Mahmud Abás, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook