En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    ASTANÁ (Sputnik) — Los representantes de los grupos opositores al Gobierno de Siria, que participan en las negociaciones en Astaná, llamaron a los países garantes del encuentro a crear mecanismos que permitan controlar el cumplimiento de la tregua.

    "Instamos a los países garantes del armisticio a controlar a aquellos que lo están infringiendo sobre el terreno", dijo Isam Rais a la agencia Sputnik.

    El representante del grupo armado Frente Sur, que forma parte del Ejército Libre sirio, destacó que no ve ningún sentido en las decisiones políticas ni en fijar un período de tránsito sin que "se haga realidad la tregua".

    Por otra parte, para Isam Rais resulta imposible debatir en Ginebra la solución de la crisis en Siria sin antes llegar a ciertos acuerdos políticos en Astaná.

    Por su parte, la oposición armada de Siria se niega a combatir contra el Frente al Nusra (Frente Fatah al Sham) mientras en el país permanecen milicias extranjeras, dijo un representante de los grupos rebeldes presentes en el encuentro de Astaná.

    "Cuando Rusia planteó el problema de Al Nusra, nos negamos a debatirlo hasta que haya consenso para limpiar Siria de fuerzas extranjeras: iraníes, iraquíes, afganas y de otras nacionalidades", declaró a periodistas Osama Abu Zeid, asesor de la delegación de la oposición armada.

    El canal de televisión Al Jazeera reportó este lunes, citando el anteproyecto del comunicado final del encuentro en Astaná, que Rusia, Turquía e Irán van a reafirmar su decisión de luchar conjuntamente contra Daesh (Estado Islámico) y el Frente al Nusra (Frente Fatah al Sham) y desmarcar a las facciones rebeldes de estos grupos, designados terroristas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

    El ministro de Exteriores turco, Medvlut Cavusoglu, cuyo país junto con Rusia e Irán realiza intensas gestiones diplomáticas para cesar la guerra en Siria, también insistió previamente en la retirada de todos los combatientes extranjeros, incluyendo las milicias de Hizbulá.

    El movimiento radical de los chiíes libaneses Hizbulá, cuyos militantes combaten en Siria del lado de las tropas gubernamentales, cuenta tradicionalmente con el apoyo de Teherán.

    Las consultas de Astaná, en las que participan representantes del Gobierno de Siria y las facciones rebeldes, así como diplomáticos de Rusia, Turquía, Irán, Kazajistán, EEUU y la ONU, se celebran a puertas cerradas el 23 y el 24 de enero.

    Para el 8 de febrero está prevista una nueva ronda de negociaciones sirias en Ginebra, por primera vez desde abril de 2016.

    Además:

    Damasco: "Nunca seremos parte de un escenario para frustrar las negociaciones de Astaná"
    Finaliza la primera reunión de las consultas sirias en Astaná
    Consultas en Astaná, un paso importante en la resolución de la crisis siria
    La oposición siria busca debatir en Astaná la consolidación de la tregua
    Etiquetas:
    oposición, tregua, Astaná, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook