En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    10877
    Síguenos en

    Uno de los factores clave que ha garantizado al presidente sirio, Bashar Asad, el apoyo de una gran parte de la población durante la guerra civil que azota el país es su hábil política interna, asegura el corresponsal del diario Politico Barak Barfi, que visitó Alepo.

    El autor destaca las diferencias entre los enfoques de Bashar Asad y el líder libio Muammar Gadafi respecto a los habitantes de los territorios que no controlaban.

    "Cuando Gadafi perdió la mitad oriental de su país en cuestión de semanas, en el año 2011, él separó las zonas controladas por los rebeldes del territorio del régimen. Se les cortaron las redes de telefonía móvil. Dejaron de prestar servicios públicos allí", recuerda Barfi.

    Lea también: Asad pretende gobernar Siria al menos hasta 2021

    Sin embargo, el presidente sirio eligió una estrategia totalmente distinta. Su enfoque era conquistar las simpatías de varias capas de la población del país.

    "[Asad] continuó pagando salarios gubernamentales a los funcionarios públicos en el territorio ocupado por los rebeldes. Los servicios públicos, como la electricidad y el agua, fueron cortados solo en los territorios más asediados".

    De esta manera, el Gobierno se garantizó el apoyo de la población más vulnerable del país, señala el autor.

    Los empresarios, por su parte, apoyaron a Asad porque la victoria de los rebeldes amenazaba sus contactos e ingresos. En las zonas ocupadas, la industria era desmantelada, y todos los equipos más o menos valiosos se exportaban a Turquía, donde los empresarios locales los compraban a precio de saldo.

    ​El corresponsal no tiene dudas a la hora de afirmar que los aliados de Asad también ayudan a que se granjee la simpatía de su pueblo: el papel de los kurdos, las milicias chiís apoyadas por Irán, el grupo Hizbulá y, por supuesto, las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia refuerzan la figura del presidente.
    Sin embargo, también es imposible negar el mérito del Gobierno sirio en la consecución de ese apoyo ciudadano.

    "El Gobierno hizo todo lo que estaba en sus manos para mantener al menos una sombra de estabilidad para la mayoría de la población", señala el autor.

    Además:

    La respuesta categórica de Rusia a las aspiraciones golpistas de Erdogan en Siria
    John Kerry, el perdedor de la guerra de Siria
    Alepo, el día después: los escenarios tras la victoria
    Trump descarta que priorice el derrocamiento de Asad en Siria
    Etiquetas:
    estrategia, política, población, guerra, Bashar Asad, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook